El curioso caso de un Banco Pokémon que casi tumba a Nintendo

¿Os acordáis de esa aplicación para Pokémon que era el Pokebanco? Sí, hombre, esa herramienta que iba a costar cinco euros al año y que te permitiría almacenar hasta tres mil pokémon y pasarlos de ediciones anteriores a X e Y… pues esa herramienta ha estado a punto de reventar el online de Nintendo.

¿De dónde sacas que no soy original?

¿De dónde sacas que no soy original?

La cosa ha sido así de sencilla. Mañana día 27 de diciembre debería de haberse puesto en circulación el Banco Pokémon en Europa, pero ya se puso con un poco de anterioridad en territorio nipón (el día 25) y claro, con tantas consolas vendidas y regaladas con motivo de estas, nuestras fechas navideñas, pues se les ha saturado el servicio.

Alegando esta saturación (desde ayer no se podía acceder a los servicios online de Nintendo), se ha retirado el Banco Pokémon de la eShop y se ha retrasado indefinidamente el servicio en el resto del mundo. Aquellas personas que lo tengan, que no se preocupen, no lo podrán usar, pero su mes gratuito seguirá intacto.

Hasta aquí la noticia oficial. Ahora la noticia de verdad. La llegada del Banco Pokémon a la eShop japonesa ha sido el desencadenante de algo que podría significar el final de la experiencia Pokémon dado que se ha podido comprobar que se pueden subir a dicho servicio pokémon modificados, dopados, hackeados, o como lo quieras llamar, al servicio impunemente y trasladarlos luego a Pokémon X e Y.

Los Pokémon Shiny han empezado a circular de forma alarmante y claro, combatir con Pokémon con estadísticas dopadas y cambiadas a antojo y demás pues, como que no es muy legal. Nintendo ha intentado hacernos ver que estaba todo controlado pero, evidentemente, así no ha sido, y la excusa del servicio saturado les ha venido de perlas para intentar ganar tiempo y tapar esos agujeros.

Esperemos que puedan arreglarlo en breve ya que sino, Pokémon X e Y realmente se encuentra en un serio problema.