Barcelona Games World 2016, esta es nuestra opinión sobre la feria

La primera edición de la Barcelona Games World está llegando a su fin, tras un intenso fin de semana en el que miles y miles de aficionados se han acercado a conocer lo último de Sony, Microsoft, Nintendo y demás grandes compañías de la industria.

En GuiltyBit estuvimos allí dando por saco una vuelta, y todos los redactores coincidimos en algo: la BGW 2016, a pesar de celebrarse por primera vez, no tiene nada que envidiar al resto de ferias celebradas en España. De hecho, es probable que haya superado a algunas “competidoras” como la Madrid Games Week (que a partir de este año es conocida como Madrid Games Experience).

bgw 2016

Figuras muy cuquis del stand de Lego Dimensions

Lo primero que nos llamó la atención de la BGW fue su amplio espacio, ya que contaba con tres pabellones enteritos más un piso dedicado exclusivamente a RetroBarcelona. En el primer pabellón encontrábamos el gran stand de Microsoft junto a otros como el de MSI, además de diversas tiendas y zonas de restauración. También contaba con un gran escenario en el que se celebró, entre otras, la conferencia de Hajime Tabata sobre Final Fantasy XV.

Cruzando un patio encontrábamos los otros dos pabellones. Uno de ellos estaba dedicado a los torneos de Pokémon y Splatoon, mientras que el contiguo, el de más afluencia, contenía los stands de Sony, Nintendo, Badland Games, Bandai Namco… Todos rodeados de otros pequeños puestos que iban desde Escape Rooms hasta pizzas gratis de Domino’s. Por último, subiendo al piso de arriba, podíamos encontrar una gran planta en la que se celebraba RetroBarcelona, repleta de curiosidades y antigüedades para los más fanáticos de lo retro.

Un amplio espacio repleto de cosas

Como he comentado en el párrafo anterior, uno de los aspectos más positivos de la BGW ha sido el gran espacio con el que contaba. Mientras que en el primer pabellón sí que parecía que incluso sobrase un poco de espacio,  en el que encontrábamos los stands de Sony y Nintendo estaba mejor aprovechado y no daba la sensación de que hubiesen metros desaprovechados. Además, el espacio para caminar era bastante amplio, un aspecto a destacar en el que otras ferias no suelen acertar.

¡La Mini-NES mola mil!

¡La Mini-NES mola mil!

Algo que me gustó también fue la variedad de cosas para hacer en todo el momento. Si no estabas probando un juego, podías intentar conseguir pizza gratis en un torneo, echar unas canastas en la zona del NBA 2K17,  intentar escapar de una cabina en el puesto de Escape Rooms o jugar una partida de airsoft. A pesar de las colas en los días de más afluencia, era difícil aburrirse por la gran variedad de posibilidades que ofrecía la feria.

En cuanto a los juegos, no hubo sorpresas muy inesperadas, pero sin duda destacaría la experiencia de jugar a Resident Evil 7: Biohazard con la tecnología de PlayStation VR. Si lo pasáis fatal jugando a juegos de terror, mejor no lo probéis, porque casi me da una taquicardia al ser perseguida por una vieja con pinta de Loca de los gatos por una cabaña ruinosa. Por otro lado, el título Horizon Zero Dawn nos dejó muy buen sabor de boca, como bien informa mi compañero Vádufur. Al igual que Gravity Rush 2, Titanfall 2 y Tekken 7. Algunos redactores participaron en un torneo de este último, quedándose casi a las puertas del final.

BGW 2016

Vádufur dándolo todo en el torneo de Dragon Ball

La planta dedicada a RetroBarcelona era un mundo aparte que hizo llorar a la cartera de todos los asistentes, ya que la gran cantidad de cosas retro que se podían comprar era una pasada. Además, había un pequeño museo con ejemplares de una gran cantidad de consolas antigüas, y una zona de recreativas y máquinas de pinball para sacar a nuestro niño de los 80 de dentro.

Colas interminables en algunos stands

No todo es maravilloso, ya que a pesar de lo que nos gustó la feria hay que sacarle algunas pegas. El problema principal fueron las grandes colas a partir del viernes por la tarde. Está claro que con esa gran afluencia de público es imposible que no se formen colas en los juegos más famosos, pero en algunos casos se solucionaría instalando más puestos de consolas o intentando que el proceso fuese más ágil.

Por ejemplo, en el puesto de Resident Evil 7 solo había cuatro PS4 para probarlo. CUATRO. Si el día dedicado a la prensa ya estuvimos una hora haciendo cola, imaginad el resto de días…

El stand de Sony fue uno de los más impresionantes

El stand de Sony fue uno de los más impresionantes

En algunos otros títulos como Call of Duty: Infinite Warfare u Horizon Zero Dawn la cola también era insostenible, haciendo que algunas personas perdiesen media mañana solo para probar un título. Este es un problema con el que también cuentan otras ferias como la MGW, y la solución no es fácil, más allá de poner más consolas o acortar los tiempos de juego…

Por otro lado, las colas para entrar al recinto también eran curiosas. Por ejemplo, hoy domingo, hay gente que se encontraba a las 10 en la cola y ha terminado entrando casi a las 12. Casi ná.

También echamos de menos alguna sorpresilla. Ya sabíamos muchos de los títulos que nos íbamos a encontrar por las diversas notas de prensa sobre la feria que habíamos leído, pero hubiese estado bien llegar y encontrar algo con lo que caerse de culo. A pesar de que algunos de los juegos no se sabía seguro si iban a estar, no hubo ninguna gran sorpresa al verlos. Aunque siempre se agradece jugar antes de su lanzamiento, claro.

BioShock: The Collectio no hizo acto de presencia, pero había una Elizabeth muy guapa

BioShock: The Collection no hizo acto de presencia, pero había una Elizabeth muy guapa

A pesar de estas pequeñas pegas, la primera edición de la BGW ha aprobado con nota. Solo hay que escuchar las opiniones los culpables que acudieron, totalmente encantados y deseando que se celebre una nueva edición. Y allí estaremos nosotros si se celebra, y sobre todo si vuelven a regalar pizza y sushi gratis, of course. Próxima parada, ¡Madrid!