Batman: Arkham Knight - Análisis PC

Batman: Arkham Knight ha sido una sorpresa en toda regla. En todos los calendarios previos al E3 había marcadas tres fechas importantes de la primera mitad del 2015 a nivel de lanzamientos para PC. Por un lado la esperadísima llegada de GTA V a nuestros ordenadores y por el otro el cierre a dos trilogías aclamadas por público y crítica: The Witcher y Batman: Arkham. Todos esperábamos ver problemas de optimización por parte de Rockstar y nos temimos lo peor con los rumores de downgrade por parte de CD Projekt RED, pero nadie desconfiaba de Rocksteady y su buen hacer. Pues ¡ZASCA! Bat-guantazo en toda la cara.

Batman: Arkham Knight promete ser la experiencia definitiva en el control de Batman y añade suficientes novedades a la saga como para no resultar pesado, pero el nivel de calidad final es tan bajo que todo el trabajo puesto en el juego se derrumba como un castillo de arena con las olas. Los que hemos conseguido hacerlo funcionar a un framerate aceptable, hemos visto que las texturas y los efectos de post-procesado son infinitamente inferiores a los vistos en las versiones de consola. La escena “pecera” no se suele quedar de brazos cruzados en estos casos y siempre aparecen soluciones para desactivar limitaciones y exprimir al máximo todos los juegos, incluso los que funcionan bien. Yo mismo soy de los que me gusta probar y toquetear archivos para conseguir más rendimiento o mejores gráficos, pero esta vez voy a esperar que sea el parche oficial el que arregle el juego antes de retomarlo.

Batman: Arkham Knight - Análisis PC

Considero que le he dedicado suficientes horas para ver que la base del juego es espectacular y la trama principal puede acabar de forma inesperada. Los añadidos a la jugabilidad como el Batmóvil o la eliminación múltiple que podéis ver en el vídeo de más abajo son buenas mejoras. Incluso la nueva mecánica de los combos me parece mucho más realista, ya que ahora Batman no puede saltar 40 metros de un enemigo a otro sino que sus movimientos son mucho más “humanos”. Quizás lo único que descuadre un poco es la facilidad con que podemos arrasar la ciudad utilizando nuestro nuevo juguete con ruedas, pero tampoco sería normal que semejante tanque no dejara huella. Además, los que hayamos visto las últimas películas del caballero oscuro ya le hemos visto llevarse alguna reprimenda por los destrozos causados al volante.

Batman: Arkham Knight no se merece que lo juegues

Pero sintiéndolo mucho, ahora mismo no merece la pena dedicarle más tiempo a este juego. Rocksteady y Warner Bros se han equivocado en la manera de hacer las cosas y el “desarrollador externo” del juego ha intentado tapar las carencias con lo que ha podido, con la limitación a 30 fps y la imagen granulada que disimula la falta de calidad en la imagen. Me da igual si lo han hecho doce personas en dos meses o doscientas en tres años, es inaceptable que un estudio lance un juego de estas características, anunciándolo a bombo y platillo durante meses, y que el resultado sea tan lamentable. Podemos entender que los parches del primer día sean necesarios, seguramente para evitar filtraciones y ese tipo de cosas. Incluso que durante las primeras semanas vayan apareciendo mejoras y se vaya puliendo el juego a base de ir encontrando pequeños fallos.

Lo que no es comprensible es que Batman: Arkham Knight está tan roto que se han visto forzados a retirarlo del mercado y devolverle el dinero a todos aquellos que lo soliciten. Esperemos que esto sirva al menos como toque de atención para el resto de compañías y se enteren de una vez que tanto las consolas como los ordenadores son plataformas importantes en este sector y descuidar unas u otras sólo les va a traer problemas. Ya os he comentado que yo he podido jugar y podría seguir haciéndolo, pero sería dedicarle un esfuerzo que no creo que se merezca. Esperaré paciente a que lo arreglen y si lo consiguen, volveré a escribir el artículo en consonancia a lo que el juego nos ofrezca. Los que sigáis interesados en saber como se ha cerrado la trilogía de Arkham, estad atentos al análisis que nos traerá el compañero Agus de la versión de Xbox One.

Por mi parte seguiré esperando a que Rocksteady dé con la clave para volver a hacer un juego decente para ordenador, supongo que si con los dos anteriores de la saga lo consiguió, no le resultará tan difícil. Y ya de paso, si alguien relacionado con ellos lee estas líneas, no intentéis comprarnos con algún DLC de regalo por las molestias ocasionadas. Sólo queremos que Batman: Arkham Knight sea el juego que parece ser y estaremos más que contentos. Y por cierto, a ver si revisan el clima de Gotham City, que parece Galicia con tanta lluvia.

P.D.: Si después de todo esto aún os quedan ganas de probar el juego o intentar sacar algo más de él, en este artículo de Edu Arana hay algunos tweaks para mejorar la experiencia.

Batman: Arkham Knight - Análisis PC
Batman: Arkham Knight puede llegar a ser uno de los mejores juegos de acción que hayamos probado nunca, pero las malas decisiones de Rocksteady a la hora de hacerlo realidad lo convierten en una pesadilla para todo aquel que se haya interesado por el juego. A pesar de tener una historia a la altura de la saga y de mantener la calidad en aspectos como los diálogos o el control de Batman y sus bat-cacharros, los gráficos están muy por debajo de lo que se podría esperar y la conversión a PC ha sido tan defectuosa que se han visto obligados a retirarla del mercado. Cuando lo relancen, volveremos a hablar de él.
Batman: Arkham CityThe Witcher 3
Podría ser el final perfectoUn desastre por parte de RocksteadyA ver si lo arreglan
3INACEPTABLE
GRÁFICOS6.5
SONIDO9.9
JUGABILIDAD9.9
HISTORIA9.5
OPTIMIZACIÓN0.1
Puntuación de los lectores 10 Votos
0.9