Batman Arkham Knight - Análisis Xbox One

Dejando de lado el enorme fiasco que ha supuesto la versión de Batman Arkham Knight para los culpables de territorio PC, el caballero oscuro planea triunfante y glorioso por territorio Xbox One y PS4. Estamos ante una entrega que hace honor a Batman, sus enemigos, sus aliados, y todo el entramado que tiene lugar en Gotham.

No todos los días analizamos uno de los juegos del año. La situación lo merece así que pongamos música ambiente a este análisis. He seleccionado esta pista correspondiente a la banda sonora de El Caballero Oscuro. Simplemente elige el volumen, dale al play y comienza a leer.  Aviso, solo narraré los primeros minutos de introducción por pura necesidad. Estás a tiempo de saltar a las notas.

El Joker ya no es un problema y la paz reina en Gotham. Pero es una calma tensa, una espera, algo va a ocurrir. Una noche cualquiera, un agente de policía entra  aun bar y pide lo de siempre. Un civil le avisa de que un desconocido está fumando en aquella esquina. Procede a increparle y al segundo siguiente todo es caos: criaturas del averno se aparecen ante nuestra atónita mirada, vaciamos el cargador pero ya es tarde, comienza el descontrol.

Una voz tenebrosa asola Gotham, el Espantapájaros ha mostrado a la ciudadanía de lo que es capaz su toxina, y amenaza con esparcirla en toda la ciudad si no se produce una evacuación total. Dicho y hecho, Gotham queda desierta… bueno, no del todo. Quedan los villanos, sus inútiles peones y Batman. El único capaz de plantarles cara. Batman Arkham Knight comienza fuerte. A diferencia de Asylum y City, la acción llama a nuestra retina desde el primer minuto.

A partir de este momento nos espera una campaña de aproximadamente quince horas donde los acontecimientos se suceden de manera inteligente y formidablemente narrados. Batman debe parar los pies al Espantapájaros, pero no es éste sino Arkham Knight (un super villano enmascarado) quién le generará más de un quebradero de cabeza.

Batman Arkham Knight 3

 

Para poner fin a los propósitos del Espantapájaros, Batman no está solo: tiene a sus aliados (Alfred, Jim Gordon, o el Oráculo entre otros) y a su coche. El Batmóvil es la principal novedad en esta entrega, y va más allá de ser un simple añadido. Por un lado tenemos el batmóvil versión coche, con el que podremos conducir a toda velocidad (el control es algo confuso y costará más de un golpe adaptarse) y por otro el Batmóvil versión tanque, con el que dispondremos de un pesado arsenal con el que hacer frente a los enemigos armados en tanques y drones de ataque. El diseño de ambos vehículos es excelente y potente, a la altura de lo que esperábamos.

Batman no ha perdido agilidad con los años, y se mueve con gracia mientras reparte guantazos a los enemigos. El componente estratégico sigue presente y nos veremos obligados a planear estrategias de división para acabar con grupos de peones fuertemente armados. En este aspecto Rocksteady introduce la novedad del ataque por intimidación, donde elegiremos a un enemigo y podremos atacar al siguiente sin sufrir daño alguno, acompañado de una animación brutal. De este modo finiquitamos varios pájaros de un tiro con suma facilidad. Obviamente no podemos abusar del uso de esta técnica, ya que sino sería un paseo, pero cuando se presenta la oportunidad, es digna de admirar. Además, Batman no pelea solo y en según qué secciones podemos alternar el manejo del Caballero Oscuro con el de un aliado, realizar fatalities pulsando un solo botón, y hacer la batalla terriblemente más divertida. El combate dual es otra de las novedades del título.

Batman Arkham Knight 1

El sistema de menús se ha simplificado todavía más: si queremos acceder a las misiones simplemente pulsamos botón derecho del pad direccional y una red circular dispondrá las diversas opciones y el progreso en cada una. Otra sección con lavado de cara es la correspondiente a las mejoras. Un hexágono central nos informa del aspecto a mejorar (armadura, artilugios, Batmóvil…) y a su alrededor pululan las mencionadas mejoras, a las cuales accederemos gracias a los puntos Waynetech que logremos en las misiones que vayamos realizando. El mapa (Gotham dividido en tres islas con total libertad de expedición) se ha mantenido prácticamente igual, buena noticia ya que su buen hacer en Arkham City dejaba poco lugar al cambio.

Gotham está viva. Sus calles, aunque deshabitadas, sufren las persecuciones policiales, la pisada de los tanques y el asedio de la banda del Espantapájaros. Hay una sorpresa allá donde se mire, pues tan pronto Enigma nos reta a resolver uno de sus acertijos (vuelven los cientos de trofeos pequeños con forma de interrogación y los esbirros a los que interrogar) como que debemos descubrir quién ha realizado un asesinato  investigando a fondo el cadáver. Siempre hay algo que hacer. Para facilitar un poco las cosas, el juego no nos hará sufrir los molestos tiempos de carga de entregas anteriores, ya sea de exterior a interior o de una isla a otra.

Si hubiese que ponerle un pero a todo el conjunto es la excesiva importancia que se le ha dado al Batmóvil y a la ausencia de batallas directas con supervillanos (salvo excepciones). El coche es una pasada si, pero no es excusa para meterlo con calzador en ciertas secciones del juego. En cuanto a los jefes finales, salvo el Espantapájaros y Arkham Knight, el resto de caras conocidas no goza de la importancia que merece.

Batman Arkham Knight 2

Pero no solo de la historia principal vive el título. Siguiendo la estela de anteriores entregas, Batman Arkham Knight dispone de la mítica galería de personajes, los cuales se irán desbloqueando a medida que avancemos en la campaña. Además de apreciar su aspecto, una pequeña sinopsis nos cuenta quienes son y el porqué de su aparición. Otro que vuelve son los retos de lucha contra grupos de enemigos, donde debemos enlazar combo tras combo mientras dejamos K.O. al elenco de tipos duros dispuestos a recibir.

Gráficamente, Batman Arkham Knight roza el sobresaliente. Tiene cierta caída de fps cuando chocamos con el Batmóvil, pero no hay nada más reseñable. Gotham aparece más decadente y caótico que nunca y sus personajes tienen un nivel de detalle digno de admirar. Algo que solo podía lograrse en esta nueva generación y que se llevaba reclamando desde Arkham City.

El título cuenta con un doblaje fantástico al español, una banda sonora épica donde nos acompaña suavemente durante el camino y nos logra emocionar en sus momentos más épicos. Una fiesta sonora digna del final de los finales.

Como conclusión, Batman Arkham Knight es el sinónimo de como terminar una saga. Novedades interesantes, una historia genial que solo anima a seguir avanzando, gráficos espectaculares y música inmejorable. Batman Arkham Knight es un cierre y adiós inigualable, donde cada aspecto se ha tratado con esmero para que en su conjunto sea uno de los juegos del año. El Caballero Oscuro ante su última misión, Gotham como escenario y acción sin descanso como método. Batman se ha hecho un juego a medida. Será realmente difícil superarlo.

Batman Arkham Knight - Análisis Xbox One
Batman Arkham City es el mejor ejemplo del trabajo bien hecho. De como el continuismo puede ser el mejor alidado si se acompaña de buenas ideas. De como se puede construir una buena historia a partir de unos seres extravagantes. Pero sobre todo, de como poner fin a una saga sobresaliente.
Batman perfectamente representado.Gotham, caótica y lúgubre, como escenario ideal.El Batmóvil, sus posibilidades bélicas y su sensación al conducirlo.
Batman Arkham AsylumBatman Arkham CityBatman Arkham Origins
10Es Batman
Gráficos10
Sonido10
Historia10
Modos de juego.10
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0