Batman: Arkham Knight, mi primera hora jugando en PC

Batman: Arkham Knight se había convertido en una especie de prueba de fuego para la next-gen. Después de la oleada de refritos y del supuesto downgrade de juegos como The Witcher 3 por culpa de la falta de potencia de las nuevas consolas, el cierre de la trilogía de Rocksteady Studios era el clavo ardiendo al que muchos se agarraban.

Y según parece, a pesar de todo el jaleo con la versión de PC, en Xbox One y PS4 el juego es una auténtica maravilla. Y puede llegar a serlo también para ordenador, si le dedican algo más de tiempo y repasan los problemas que tiene ahora mismo Arkham Knight. Si nos conseguimos centrar en la jugabilidad, este nuevo Batman mantiene los elementos que hicieron destacar a las dos anteriores entregas, con el añadido del monstruoso Batmóvil. De entrada cuesta cogerle el punto a la conducción, pero el mayor problema es la fluidez, igual que a la hora de pelear o de planear a través de Gotham.

El otro gran problema creo que es a nivel de decisión artística, para intentar camuflar el poco interés puesto en esta conversión. Porque es innecesario discutir si es mejor empezar por una plataforma o por la otra, lo inexplicable es que si la versión para consola es impresionante, la de PC no debería ser menos. Como mínimo debería ser igual. Pero la imagen granulada y el desenfoque de movimiento, más conocido como motion blur, no son más que dos herramientas un poco chapuceras con las que han intentado tapar el desastre gráfico.

Batman: Arkham Knight, mi primera hora jugando en PC

Desastre que por otro lado estoy seguro que pueden arreglar, a base de parches y trabajo. Sólo queda por ver si se comportarán como CD Projekt RED con The Witcher 3 o se conformarán con contar los billetes de aquellos que no pidan la devolución del dinero. Yo, por mi parte, haré lo posible por disfrutar del juego, porque estoy bastante acostumbrado a toquetear archivos para conseguir el rendimiento deseado de un juego, pero comprendo que haya muchísima gente enfadada con Rocksteady y Warner Bros. No es verdad que sea injugable, pero a nivel visual podría y debería ser mucho mejor.