Mejorando lo presente

Arkham City

Con un final tan abierto como el de Arkham Asylum, estaba cantado que tarde o temprano llegaría una nueva entrega, y esta fue Arkham City, lanzado en otoño de 2011. Tras lo ocurrido en el primer juego, queda claro que solo un asilo no es suficiente para albergar a todos los maleantes de Gotham, así que Quincy Sharp, el que era alcaide de Arkham, decide comprar parte de los suburbios de la ciudad para crear una gigantesca prisión donde toda la chusma pueda campar a sus anchas, siempre y cuando no intenten escapar. Bruce Wayne muestra su oposición ante tan descabellado plan y termina arrestado por una compañía de seguridad privada, TYGER, que es quien se encarga también de que todo funcione como tiene que funcionar en esta especie de gran campamento de malhechores. Todo esto con el Joker en un estado lamentable debido a una enfermedad letal contraída tras sus experimentos con el Titán…

A partir de aquí, se desarrolla la trama de este segundo título, y la cosa está a huevo para Rocksteady sobre cómo mejorar lo visto: plantear un escenario aún más grande y con mayor libertad de movimientos. Lo que viene a ser una aventura de “ciudad abierta” (no me gusta llamarlo sandbox). Batman cuenta de inicio con todos los gagdets vistos en Asylum, algo evidente ya que los desafíos a los que se enfrenta son aún mayores, sobre todo la contínua presencia de francotiradores, algo evidente debido al mayor tamaño del escenario. Los trofeos de Enigma cobran mayor relevancia, al ser no más complicados de encontrar, pero sí más difíciles de conseguir, sitúandose muchas veces como verdaderos quebraderos de cabeza en forma de puzzle que a más de uno seguramente le trajeron por la calle de la amargura.

 Arkham City

Arkham City superó a su antecesor en todo (luce un espléndido 96 en Metacritic en su versión de PlayStation 3), hasta el punto que en su primera semana a la venta en Reino Unido se convirtió en el juego más vendido, superando a pesos pesados como FIFA 12, Gears of War 3 o LA Noire. A estas alturas del año pasado, sus ventas andaban cercanas a los 6 millones, con lo que después de bajadas de precio y demás, cabe esperar que ahora mismo ande alrededor de entre 8 y 10 millones. Sin duda, otro gran exitazo de Warner Bros y Rocksteady.

1 2 3 4 5