Vuelve la leyenda

Game Informer fue el medio elegido, como habitualmente, para anunciar la nueva entrega de la franquicia, un desarrollo de Rocksteady exclusivo para la nueva generación, lo que debería permitir incluir muchas de esas ideas que pasarían por la cabeza de sus creadores y que no fueron posibles, así como eliminar defectos (pocos) que se podían ir arrastrando durante las tres entregas anteriores.

La conclusión de la historia

Arkham Knight será el fin. El Espantapájaros, protagonista en Arkham Asylum y más ausente en los dos juegos siguientes, ha colocado bombas por todo Gotham, además de haber creado un gas alucinógeno más potente de lo normal, con lo que los habitantes de la ciudad huyen despavoridos mientras los villanos más célebres se reunen para dar cuenta por fin del Caballero Oscuro: Dos Caras, Harley Quinn, el Pingüino… no faltarán muchos, pero hay dos interrogantes por resolver: la presencia del Joker y la identidad del Caballero de Arkham, que se supone será el antagonista de Batman en esta entrega.

Deseos y asignaturas pendientes

El peso del batmóvil

En Arkham Origins teníamos el aeroplano como una de las principales novedades en la franquicia, pero resultó ser algo totalmente desaprovechado, ya que solo servía para utilizar el viaje rápido entre zonas ya descubiertas. Sin embargo, en Arkham Knight ya está confirmado que el batmóvil (cuyo diseño está influenciado claramente por el de las películas de Nolan) podrá ser conducido por el jugador y que tendrá un montón de opciones chulísimas: saltos, aceleraciones, trompos, lanzamisiles, incluso la posibilidad de auyentar a ciertos enemigos, que huirán acojonados ante la sola visión del vehículo.

Habrá trofeos de Enigma que requieran la utilización del batmóvil, así que podemos y debemos esperar una importancia máxima, que no debería repercutir en una menor relevancia a la hora de planear o descubrir a pie cada uno de los rincones de Gotham.

Arkham Knight 1

Nuevos gagdets

Después de la inclusión de los guantes eléctricos en Arkham Origins, es difícil imaginar qué puede inventarse Rocksteady para ampliar el arsenal aún más. Volverán los batarang, el lanzacabos, el gel explosivo… y como novedad, algunos de ellos podrán utilizarse en el aire, lo que puede dar mucha más variedad para ganar ventaja a la hora de atacar a un grupo de enemigos o de conseguir trofeos. Realmente es un aspecto en el que ambos equipos desarrolladores (también WB Montreal) han trabajado muy bien a lo largo de los tres juegos y que tiene poco margen de mejora.

El combate

Otro aspecto que con cada entrega se ha ido puliendo hasta alcanzar la casi perfección. La nueva tecnología debería traer mejoras en las animaciones (más aún), más enemigos en pantalla (esto está confirmado que será así) y sobre todo, mayor facilidad y fluidez a la hora de elegir objetivo. Como reto a Rocksteady, pongamos por ejemplo un Modo Desafío en cooperativo local u online con aliados clásicos como Robin, Nightwing o Catwoman repartiendo hostias junto a Batman. ¿Por qué no? Bueno, no será posible, porque está totalmente confirmado que no habrá multijugador de ningún tipo, decisión que aplaudo.

Arkham Knight

Ciudad más grande y misiones secundarias

Gotham estará representada de forma que será un escenario cinco veces mayor que el visto en Arkham City. Sin embargo, creo que el problema no es el tamaño, sino el detalle, lo viva que esté la ciudad… Al ser abandonada por los ciudadanos, no les veremos pasear por la calle precisamente, pero sí hay que esperar un escenario más variado en cuanto a diseño (el batmóvil obliga a ello), una mayor población de maleantes y un mayor aprovechamiento de las habilidades de planeo de Batman, que en los juegos anteriores resultaba un poco confuso a la hora de lanzar el gancho e ir a parar a otro sitio totalmente distinto al que pretendíamos.

Por otra parte, me gustaría un sistema de misiones secundarias similar al visto en Arkham City, y un poco en Origins. Eran misiones secundarias basadas en los villanos que no intervenían en la trama principal, lo que les daba un carisma que las hacía irresistibles de jugar, a diferencia de otros juegos, en los que muchas veces nos encontramos con secundarias totalmente prescindibles.

Un cierre argumental a la altura

La red está plagada de haters deseosos de ver la más mínima debilidad en cada juego para echarse al cuello de desarrolladoras y editoras, y si Rocksteady falla un poco a la hora de cerrar el arco argumental de Arkham, se lo harán pagar (¿verdad, Bioware?). Si los anteriores juegos terminaban de manera abierta a una secuela (evidentemente), Arkham Knight deberá tener el final que la franquicia, una de las mejores creadas en los últimos años, merece. Si lo harán con una nueva sub-saga en mente, eso es arena de otro costal, pero sin Paul Dini al frente del guión, la tarea no será sencilla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un reto para el jugador

Todos y cada uno de los Arkham son grandes juegos, pero no nos engañemos, no destacan precisamente por ser juegos desafiantes. De hecho, el mayor desafío de todos ellos seguramente se encuentre en descubrir todos los trofeos de Enigma, lo que no es mucho decir… Tal vez una mayor complejidad en el sistema de combate, o la mayor cantidad de enemigos a los que nos enfrentaremos ayude en este sentido. Al fin y al cabo, Batman no deja de ser un superhéroe con gran habilidad para pelear, instinto detectivesco y gagdets de todo tipo, pero es necesario aumentar la dificultad del juego y sobre todo, en las partes de investigación y sigilo, el conocido como Modo Depredador.

1 2 3 4 5