Batman: Arkham VR, su duración es más corta que la vista de un murciélago

Batman: Arkham VR, ese nuevo tirón al chicle del vengador alado por parte de Rocksteady, ha confirmado la duración de su trama principal y resulta que es algo así entre corta y escasa. Tanto el juego como PlayStation VR salen a la venta el 13 de octubre y, según las palabras de Dax Ginn, para el 14 del mismo mes ya tendremos que estar buscando algún otro título con el que pasar el rato de manera virtual. No porque el juego sea lo más adictivo del mundo y vayamos a estar 24 horas jugando con él, sino por que su núcleo narrativo dura una hora.

El mismo señor Ginn asegura que, a pesar de eso, Batman: Arkham VR es muy rejugable, porque una vez terminada la historia desbloquearemos contenido extra que vendrá a durar como una hora y media más. Con semejante duración serán nuestros nietos los que puedan completar el juego al 100%… No me malinterpretéis, hay videojuegos que duran un par de horas que son muy disfrutables, pero no te suelen soplar 30 € por ellos y además suelen venir de compañías con menos recursos que Rocksteady y Warner. Desde mi punto de vista, el coste de disfrutar de la VR de Sony es de 800 € (céntimo arriba, céntimo abajo), no sería mala idea por parte de los implicados “rebajar” el precio de estas experiencias. Sobre todo si van a durar menos que una película.

Pitorreos a parte, Batman: Arkham VR está a la vuelta de la esquina y será exclusivo de PlayStation VR hasta el 31 de marzo del 2017. Aún no hay información concreta sobre si, una vez pasada esa fecha, el juego estará disponible para otros equipos de realidad virtual como Oculus Rift o HTC Vive, pero me da en la nariz que si es tal y como me imagino, no tendrá demasiado éxito y su salto al resto de plataformas no se producirá.