Batman: The Telltale Series - Episodio 1 - Realm of Shadows - Análisis PlayStation 4

Batman parece que no quiere irse de las consolas (por mucho que no quiera tocar el PC ni con un palo), y ahora le toca el turno a mostrarnos una aventura algo más guiada y menos abierta de la que vimos en los últimos juegos del hombre murciélago.

Ha sido, cómo no, Telltale la que se ha encargado de hacer esta especie de cómic interactivo y que realmente tiene bastantes puntos de vista por dónde cogerlo. Lo puedes tomar como eso mismo, un cómic interactivo, y tendrás una grata sorpresa. Lo puedes interpretar como una aventura gráfica, y posiblemente te lleves un chasco. Y por supuesto, podrías analizarlo como una película en al que otro hace el trabajo sucio por ti, y tampoco sería desafortunado el análisis, aunque con petadas al diccionario.

La gracia de este párrafo anterior es que si cogemos cualquier juego de Telltale, seguramente podamos decir lo mismo de cualquiera de ellos. Y quizás esta es el “gran defecto” de este juego, que no es capaz de innovar apenas nada dentro de un género que la propia Telltale se ha encargado de trillar hasta la saciedad.

Aún así, esto no es algo necesariamente malo. A mi, por más que coma helados, nunca me cansará el almendrado de toda la vida. Pero sí buscabas algo diferente en estilo de juego de las historias de la compañía, mejor prueba el helado de fabada. Acertarás más.

Por el momento, una historia sin más

El primer episodio de este Batman: The Telltale Series, nos pone en situación. Y lo hace mostrándonos mucha de la artillería pesada que quiere tener presente en su historia particular. Catwoman (o gatúbela, como la llaman en esta versión del “castellano”), Selina Kyle/Catwoman, Harvey Dent o Carmine Falcone serán algunas de las “caras conocidas” de Gotham para esta serie.

Como os he dicho, lo mejor es tomarse el juego como un cómic interactivo. Una historia “no contada” de Batman en la que tendremos algo de interacción que nos permitirá ver diferentes finales, reacciones o versiones.

De hecho, lo mejor del juego es decidir qué tipo de Batman queremos ser, si el justiciero de las sombras que cree en la justicia más tradicional, o el que está hasta las narices de seguir las reglas y tiene ganas de liarla parda, matando, rompiendo huesos y sin importarle un bledo los métodos.

Ahí es donde vemos un poco de brillo en este juego, ya que nos permite ver la parte de Batman que nunca vemos en los cómics o que dificilmente sale a la luz. Quizás la más parecida a la segunda sería la del Batman de Batman V Superman que vimos en el cine hace poco.

Pero Bruce Wayne tampoco se queda de lado. Si bien Batman tendrá que decidir entre ser un tipo u otro de justiciero, Bruce también las pasará canutas para mantener su identidad a salvo y, de paso, lidiar con la prensa, la policía y los mafiosos. Su reputación, su pasado y su historia están en juego más de una y más de dos veces.batman the telltale series 2

Pero si quitamos estas decisiones y el pequeño toque de investigación/puzle (por llamarlo así) que hay a mitad del juego, y una charla puntual, la historia se queda bastante floja. Pero, ¡eh! hay que ser sinceros, ¿qué más podemos pedirle a un capítulo uno de una serie? Tenemos personajes carismáticos, tenemos un misterio y tenemos a un Bruce Wayne que acaba el episodio algo traumatizado. Le daremos, por el momento, un bonito “tengo ganas de más”.

Técnicamente por debajo de lo que se espera

Pero si el juego brilla la posibilidad de encontrarnos con el Batman que nunca vemos (o no, depende de tu pulcro y culpable sentido de la justicia), tengo que decir que gráfica y técnicamente es bastante, pero bastante pobre.

Los personajes son más toscos que los maniquíes de un chino y la expresividad, que tan bien han conseguido recrear en otras historias, deja mucho que desear. Harvey Dent parece un chulo-playa que es incapaz de mirar al suelo porque sus pectorales (y cuello) se lo impiden, y Gatúbela (al final te acostumbras, oye) o Catwoman (ya no suena igual, ¿ves?)  tiene los labios demasiado hinchados y es menos sensual que rata dentro de una bota roída.

Solamente, y algo entrecomillado, podríamos decir que Batman y Bruce son los únicos que se salvan de este escenario de marionetas en el que quieren trasladarnos los chicos de Telltale. Entiendo que los gráficos no son siempre lo primero, pero a estas alturas de la vida, y con la de proyectos que llevan, digo yo que podrían haberse esforzado algo más.

Incluso podrían haber escogido otro tipo de diseño gráfico para que fuese más parecido a un cómic o a una película de animación, permitiendo arreglar estos fallos. Pero el resultado es bastante peor que en el de Game of Thrones. Quizás el cambio de motor gráfico ha sido demasiado rápido para ellos.

Al menos el juego nos llega en castellano, aunque con unas faltas un tanto brutas en algunas ocasiones, y detalles “internacionales” que aquí resultarán, cuanto menos, curiosos.

Conclusiones

Lo que os voy a decir seguramente no os sorprenda a ninguno, pero es que esto es lo que Telltale Games ha estado haciendo todo este tiempo.

Tenemos un juego típico de Telltale, con situaciones típicas de Telltale a la que le añadimos un poco de acción con QTE y algún que otro puzle que le alargará la vida al juego. Más allá de esto, por el momento este Batman: The Telltale series no es capaz de destacar en nada que no sea el hombre murciélago.

Pero como este juego completo constará de cinco episodios, me parecería muy injusto darle una nota, ni parcial ni final, a este primer capítulo. Por ello dejaremos la nota para el final y lo resumiremos en “un buen juego de Telltale, que innova poco pero que promete ponerse interesante”.

batman the telltale series 1

Espero que no me decepcione.