Battlefield 1, diez claves para sobrevivir a la guerra de trincheras

El ansia por entrar en combate en los campos de batalla de la vieja Europa de principios de siglo XX crece entre los jugones con cada nueva pincelada de información sobre el esperado Battlefield 1. El prometedor shooter de EA ha causado gran expectación desde sus primeros anuncios, y es que pocos juegos-y menos de la talla de Battlefield- habían optado por representar el gran conflicto bélico que enfrentó a las grandes potencias europeas.

Este nuevo Battlefield dará un soplo de aire fresco al género shooter, o al menos eso promete. Después de “innumerables” juegos basados en la Segunda Guerra Mundial y, más recientemente, en los conflictos armados modernos e incluso futuristas, una mirada atrás resulta muy atractiva. Una mirada hacia la maquinaria bélica más rudimentaria, las sucias batallas en trincheras inundadas de fango y los cielos dominados por el Barón Rojo y los biplanos más coloridos. Vamos, que Battlefield revivirá, presumiblemente, el fuego que se le estaba apagando a Call of Duty.

Ahora vamos de lleno con una tanda de novedades que seguro interesarán a aquellos impacientes por jugar al nuevo Battlefield, concretamente diez novedades:

1- Los servidores del juego prometen un “tickrate” elevado, lo que nos permitirá unas partidas más fluidas y realistas. EA asegura que los servidores de PC contarán con un mínimo de 60hz. Vamos, que oiremos los cañones rugir justo cuando disparen (o casi). Líbranos del lag, amén.

2- Nos quedamos sin los clásicos “tank takedowns”, o lo que es lo mismo: la posibilidad hacer volar por los aires un tanque enemigo arrojándole una granada por la escotilla. Sí, es una pena perder esta posibilidad, que sin duda es un detalle muy atractivo en un shooter multijugador, y más aún en uno basado en la I Guerra Mundial. ¿A quién no le encanta ver reventar una masa de acero y llevarse por delante a unos cuantos enemigos en el proceso?

3- El efecto de retroceso añadido de Battlefield 4 no estará presente en Battlefield 1. Battlefield 4 contaba con efecto de retroceso añadido que aportaba una experiencia visual más cinemática, pero que también hacía que falláramos más disparos que una escopeta de feria. El retroceso añadido no fue muy popular entre los jugadores de Battlefield 4, que demandaban que fuera eliminado del juego. Bueno, parece que DICE ha escuchado las súplicas y en Battlefield 1 este efecto desaparecerá, el juego se ceñirá a un retroceso más reducido lo que se traducirá en una mayor precisión de tiro.

Battlefield-1-novedades

4- El uso de los aviones en Battlefield 1 se dividirá en tres clases de aeroplanos; los aviones de ataque, los cazas y los bombarderos. Los aviones de ataque y bombarderos contarán con bombas para atacar objetivos terrestres. Los bombarderos serán los aviones más pesados-y probablemente temibles-del juego. Poseerán una mayor potencia de fuego y dos tipos de bombas; las habituales bombas de explosión por impacto, que explosionarán-como su nombre indica-nada más tocar el suelo, y las bombas activadas por tiempo, que explosionarán tras una cuenta atrás una vez que aterricen. Algo así como granadas descomunales, que, con total seguridad, causarán grandes estragos en el campo de batalla. Los aviones de ataque solo contarán con las bombas más pequeñas, las de impacto. Otro dato interesante referente al uso de estos aviones es la posibilidad de seguir las bombas con la cámara, para así ver el impacto…y sí, la masacre que causemos también, algo que seguro que encantará a muchos. Por último, los cazas estarán destinados a barrer del cielo a los aviones de ataque y bombarderos enemigos, para evitar que destrocen a la infantería.

5- Temblad camperos. Atendiendo a quejas de los jugadores en entregas anteriores de la saga, que se quejaban de que los rifles de francotirador daban demasiada ventaja, en Battlefield 1 se han añadido características que harán del “snipe” una experiencia más realista, interesante y difícil. Los efectos climatológicos adversos como la lluvia o la niebla afectaran al apuntado con mira. La niebla, por ejemplo, reducirá drásticamente el campo de visión del francotirador, lo que permitirá ocultarse con mayor facilidad al resto de jugadores y -en muchas ocasiones- salvar sus cabecitas. Por lo tanto,ahora habrá que tener más cuidado a la hora de elegir estas armas. Hará falta más “cabeza” para volar cabezas.

6- El sistema “3D spotting” estará presente en esta entrega de la saga, pero será más complicado. Este sistema consiste en marcar a los jugadores enemigos con un icono sobre sus cabezas, que nos indicará su posición. Pero en esta ocasión no será automático como lo fue anteriormente, sino que tendremos que apuntar primero manualmente al enemigo para que quede marcado. Esto exigirá mayor habilidad por parte de los jugadores.

7- El sistema “3D Spotting” pasivo no estará disponible, como remarcábamos en el punto anterior. Los objetivos no serán marcados de forma automática.

8- No contaremos con armas compartidas entre clases, los disciplinados soldados de la Triple Entente y la Triple Alianza se ceñirán a sus conjuntos de armas reglamentarios. Cada clase contará con un kit prestablecido. Los soldados de asalto contarán con smg´s (subfusiles) y escopetas, los médicos tendrán rifles semiautomáticos, los jugadores de apoyo lmg´s (ametralladoras ligeras) y, por último, el “scout” o soldado de reconocimiento contará con los rifles de francotirador. Este sistema de clases cerradas reforzará el juego en equipo, haciendo hincapié en el rol especifico de cada clase. Así que ya sabéis, como suele decirse, todos para uno y uno para todos.

9- Estamos a punto de acabar, nos lanzamos con las últimas pinceladas. Al contrario de lo que muchos creían los paracaídas regresarán en Battlefield 1. Este detalle es un atractivo importante para muchos, que hace más rica la experiencia de juego. Aunque en comparación con entregas anteriores de la saga el descenso será más vertiginoso que de costumbre.

10- Por último, en lo referente al combate cuerpo a cuerpo, cada arma causará diferentes cantidades de daño y habrá diferentes modos de entrar en combate. Por ejemplo, las cargas de bayoneta entre dos jugadores se decidirán por quien sea el primero en activar el ataque, esto nos obliga a estar atentos y ser más rápidos que el rival si no queremos acabar ensartados.

Esperamos que estos pequeños avances ayuden, aunque sea en parte, a calmar el ansia por pisar los campos de batalla de Battlefield 1, que seguro que muchos experimentan. Después de todo, ¿a qué fan de los shooter no le pica el gusanillo por transportarse de vuelta a 1914 por un rato y saborear el aroma de la Gran Guerra, sentir el olor a pólvora quemada y oír los obuses rugir sobre sus cabezas? Dentro de la pantalla, claro está.