Battlefield Hardline - Análisis Xbox One

No debió ser cómoda la situación de Visceral Games cuando les llegó la orden de “hacer un Battlefield”.Cuando toca hacer una nueva entrega de una franquicia con tanto a sus espaldas, es preciso planificar cada aspecto y cada detalle, evitando caer en el continuismo pero respetando las raíces. Battlefield Hardline parece que ha sido hecho con miedo a fallar más que con esperanza de acertar en algo diferente, y eso se nota tanto en sus apartados offline como online, dando lugar a un juego que aprueba pero no convence.

Drogas, delincuencia y policías corruptos en Maimi.

El modo Historia (en el juego se denomina Episodios) nos sitúa en la piel de un policía de la brigada antivicio de camino a prisión. Acusado de corrupto, los primeros episodios nos desgranan como acabó siendo carne de duchas de cárcel. El prólogo nos ubica unos años antes, cuando estamos realizando un trabajo rutinario de registro de un apartamento donde se guardan alijos de droga, una mera excusa para aprender a mover al personaje y a realizar detenciones. Una cosa lleva a la otra y acabamos por las calles de Miami persiguiendo a un vehículo a toda pastilla. La introducción, gamberra como ella sola, nos presenta a los personajes. Unos son meros desconocidos mientras que otros ya nos suenan de algo, como Adam Harrington, que ya apareció en L.A. Noire.

Una vez metidos en faena, vemos que cualquier sensación que nos dejasen esos primeros minutos se diluye demasiado rápido. Battlefield Hardline no tiene ese ritmo frenético que nos hacen creer, ya que su sistema de juego premia el sigilo y actuar conforme a la ley, en vez de ir pistola en mano. Esto no quiere decir que no podamos disparar antes de preguntar, pero el juego no premiará por ello.

Thu_Apr_2_18-49-01_UTC+0200_2015

Y es que en Battlefield Hardline somos policías y un buen policía se rige por las nornas. Pero por si ese motivo no fuese suficiente, el juego se encarga de ir premiando nuestras buenas acciones. El sistema es simple: con un botón mostramos la placa, con otro apuntamos a los criminales y con el stick derecho detenemos. Podremos mantener controlados hasta a 3 delincuentes a la vez, teniendo cuidado de que su barra de furia no se rellene y agarren de nuevo su arma para empezar el tiroteo. Con cada detención se nos otorgará unos puntos que irán a parar a nuestra barra de experto, y una vez subamos de nivel, obtendremos mejoras que podremos aprovechar una vez encontremos cajas de munición repartidas por el escenario.

Lo que a priori puede parecer repetitivo es una de las mejores bazas del juego. El mejor momento es cuando nos sueltan en un mapa de grandes dimensiones y debemos atravesar una maraña de enemigos, con sus patrones y debilidades. De nosotros depende a cuantos podremos detener sin que nos detecten. Para hacerlo más sencillo, nuestro móvil tiene un sistema de detección mediante el cual podremos marcar a todos los que veamos, además de informarnos de aquellos criminales en busca y captura, por los que se nos premiará con cuatro veces más puntuación que a un delincuente normal.

Thu_Apr_2_18-48-07_UTC+0200_2015

Pero si te dan igual las mejoras y lo tuyo es la gresca, Battlefield Hardline te permite ir cual Rambo. Eso si, el sistema de tiroteo es pobre (aunque el asomarse por las esquinas está muy bien implementado), el de detección de objetivos falla y a veces no sabrás ni por donde te están dando. Además de, como ya digo, no recibir punto ninguno por acabar de esta manera con los malos.

Las mencionadas partes de conducción son para olvidar. Tenemos cierta sensación de manejar un coche que va sobre raíles y las físicas son tan pobres que solo podemos deleitarnos con las vistas. Las partes de detectar pruebas se puedes pasar fácilmente tirando de móvil, ya que nos marca el camino hacia las necesarias (habrá más esparcidas por el escenario, pero no serán cruciales). Es so, hay que reconocer el buen hacer en cuanto a los escenarios, siendo variados, con posibilidades y muchas maneras de aprovechar sus estructuras.

Thu_Apr_2_18-51-37_UTC+0200_2015

La historia se divide en un número de episodios separados entre si. Al comienzo de cada uno se explica un poco el contexto, pero el resto de información viene dada en forma de vídeo. La historia, que empieza bien, acaba desdibujada y sin interés alguno, con un final prescindible.

Multijugador novedoso con viejos conocidos.

Empezando por los modos clásicos, Battlefield Hardline dispone de modo Rescate (basado en rescatar rehenes), Conquista, Punto de Mira (en este caso defendemos o atacamos a un VIP) y Todos contra todos por equipos. Como novedades contamos con el modo Atraco ( mientras un bando defiende una posición, el otro coge dos bolsas llenas de dinero y las lleva a un punto de recogida), Puente (cada bando coge una serie de vehículos y los pone a máxima velocidad pata acumular puntos),  pero sin duda el modo estrella es Dinero Sangriento, donde los dos bandos deben acudir al centro del mapa a por fajos de billetes de una pila de dinero. La cuestión está en si los bandos se atacarán entre si o se dedicarán a coger dinero.  Echamos de menos el modo Capturar la Bandera, del que no se ha negado que vaya a salir en un futuro.

Gracias a lo bien que lo vayamos haciendo en el multijugador, ciertas mejoras y posibilidades armamentísticas se irán desbloqueando, dando lugar a batallas aún más intensas en los nueve variados mapas multijugador, en lo que se pueden aprovechar todas las virguerías desbloqueadas.  Otra novedad es la figura del hacker, el cual tiene una vista cenital del mapa y puede cambiar la ventaja tecnológica a favor de uno u otro bando. Un último añadido es la posibilidad de interrogar al rival caído. Al hacerlo, descubriremos la ubicación en el mapa del resto de su equipo durante unos segundos. Se trata de una curiosidad que, si bien no variará en exceso la experiencia, muestra como en Visceral han querido hacer las cosas bien.

Al tratarse de un juego de policías y delincuentes, el catálogo de vehículos ha variado de forma drástica respecto a Battlefield 4, quitando cazas y tanques y dejando coches utilitarios y motos. El helicóptero se mantiene, y es una de las bazas que desequilibrará las partidas.

Audio sobresaliente y gráficos intermitentes.

Si de algo podemos presumir en España es que en doblaje de videojuegos hemos alcanzado unas cuotas de excelencia que nos veníamos mereciendo desde hace años. Battlefield Hardline es una buena muestra de ello, ya que el doblaje es llevado a cabo por profesionales del sector, con voces fácilmente reconocibles, perfectamente establecidas en el tempo de la acción, para mejorar la experiencia policíaca. El juego goza de variedad de sonidos y de sonido ambiente que si bien no destaca, tampoco estropea la partida.

Thu_Apr_2_18-49-53_UTC+0200_2015

Gráficamente , los personajes aparecidos durante la campaña tiene un muy alto nivel de modelado. Este efecto se pierde con los delincuentes estándar, bajando el nivel de detalle y lo que es peor, repitiendo los mismos cuatro modelos en todos los escenarios. La iluminación es plana y en algunos casos pobre, incidiendo directamente en el escenario. Por contra, hay ciertas secciones donde gráficamente el juego luce de maravilla en todos sus aspectos, notándose aún más las diferencias con esas otras partes donde el acabado no es tan bueno.

Conclusión.

Battlefield Hardline podría haber aprovechado mucho más el mundo de los policías y ladrones. El modo campaña es entretenido pero prima en exceso el sigilo y la trama va perdiendo interés y ganando en previsibilidad a medida que pasan los minutos. El multijugador adolece de ciertos fallos que ya nos acompañan en la historia, pero contiene ciertas novedades interesantes y perfectamente extrapolables a futuras entregas de corte bélico. Gráficamente cambiante y con buena calidad auditiva, Battlefield Hardline gustará (con reservas) a aquellos que no se fijen en esa primera palabra del título. Aquellos que busquen una experiencia policial con intensos tiroteos y acción a raudales quedarán decepcionados.

Battlefield Hardline - Análisis Xbox One
Battlefield Hardline nos sirve una experiencia policial muy poco aprovechada. Una historia que pierde fuella y un exceso de importancia en el sigilo desmerecen un título que de primeras da una idea equivocada. El apartado multijugador muestra innovación y buenas ideas. Gráficamente decepciona, pero el apartado de audio es notable.
Las novedades multijugadorDoblaje excelente Gustará a los amantes del sigilo
ThiefFar Cry 3 y Far Cry 4Battlefield 4
7.4Bueno
Gráficos7
Sonido8.5
Jugabilidad7
Modos de juego7
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0