Bethesda prefiere centrarse más en el futuro que en remasterizaciones

La compañía encargada de juegos como Dishonored 2 o Skyrim: Special Edition está más volcada a ofrecer nuevo contenido que a resucitar viejas glorias.

Bethesda está de dulce: en 2016 lanzaron una serie de juegos de calidad excepcional. DOOM, Dishonored 2 o Skyrim: Special Edition son algunos de los ejemplos del buen nivel de la compañía el año pasado. En una entrevista con GamesRadar, Peter Hines, vicepresidente de la compañía, ha comentado que prefieren centrarse en el futuro que en remasterizaciones:

Skyrim fue… sobre el trabajo que realizó Bethesda los días anteriores para estar listos para Fallout 4 en esta generación de consolas. Tratamos de mover el motor de Skyrim a la nueva generación y hacerlo funcionar, sólo para ver como funcionaba. Todo ello fue antes de empezar con el trabajo de Fallout. Eso fue lo más reciente que se hizo.

Hines trata de explicar (o más bien, justificar) la presencia del remaster de Skyrim, una de las joyas de la pasada generación de consolas. También lo hace con el Dishonored original, aunque aquí cobra algo más de sentido:

Lo hicimos también con Dishonored, sí, pero eso fue un caso único: era una nueva IP que se lanzó en la recta final de la pasada generación. Remasterizarlo y traerlo al actual conjunto de consolas no supuso un gran trabajo y tenía cierto sentido viendo la proximidad de ambos productos.

 

Y es tras explicar la presencia de ambos juegos en la actual generación cuando deja clara su postura: hay que centrarse en lo nuevo más que en lo ya visto:

Pero todas estas cosas requieren tiempo y mucho esfuerzo. Hablando en líneas generales, nuestra postura ha sido siempre la misma: en lugar de emplear dicho tiempo en algo que ya hemos hecho… ¿por qué no lanzarnos a algo nuevo o en la siguiente versión de ese producto?

Bethesda lanzará este mismo año Prey, un videojuego multiplataforma que figura entre los más esperados de este 2017. Tiene una pinta bastante buena, y si tenemos en cuenta lo importante que fue el juego original, lanzado en 2006, solo se pueden tener altas expectativas con él. ¿Las cumplirá Bethesda?