Big Little Lies 1x02 - Crítica

El segundo episodio de Big Little Lies baja un poco el ritmo y se centra en desarrollar en profundidad las personalidades de cada una de las protagonistas.

Big Little Lies vuelve una semana más mostrarnos las no tan idílicas vidas de sus protagonistas femeninas. Si el anterior episodio centró las bases de lo que nos esperaba, en este conocemos un poco más de cerca a Celeste, Madeline, Jane y algunos de los personajes secundarios que las acompañan.

Tras el gancho del anterior capítulo, “Serious Mothering” baja un poco el ritmo, ofreciendo una hora bastante más densa que la anterior, con menos acontecimientos y menos acción (aunque tampoco sea una producción que destaque por una acción trepidante). Aun así, presenta algunos puntos interesantes.

Big Little Lies 1x02

Las cosas se ponen serias

Como aprendimos en el anterior episodio, el estilo de vida de Monterey se basa en las apariencias. Ir más guapa que ninguna, ser más rica que nadie y tener los niños más monos de todo el colegio. Es decir, mostrar todo lo bonito fuera de casa y dejar lo feo de puertas para adentro. Ya pudimos ver que los ambientes familiares de las protagonistas escondían secretos oscuros, y en este capítulo conoceremos algunos de ellos.

De entre todas las “felices” protagonistas, la que peor lo pasa sin duda es Celeste. La relación con su marido no pasa por su mejor momento, y podemos ver algunas escenas muy crudas que muestran el acoso y el maltrato de la forma más realista posible. Esta situación es horrible por sí sola, pero encima la actitud de Celeste frente a ella no ayuda en absoluto. Me quedo con esta frase suya que resume lo siniestro de la situación: “A veces creo que peleamos para acabar haciendo el amor”. Una relación muy sana, sí señor.

Big Little Lies 1x02
Madeline por su parte también la tiene montada en casa. Entre la hija adolescente rebelde (la única niña no adorable de la serie), la rivalidad entre su exmarido y su novio actual y la cancelación de su obra de teatro la pobre no gana para disgustos. Una vez más la serie nos muestra problemas reales, que podríamos vivir cualquiera en casa pese a no tener la situación económica de estas mujeres. Y ahí reside el encanto de la serie.
Jane sigue ocultando algunos detalles sobre su misterioso pasado, sin soltar prenda de momento. Y los niños continúan con sus trastadas inocentes, no tan inocentes para las madres que comienzan a rivalizar entre ellas debido a la actitud de sus hijos en el colegio. De momento mi preferido es Ziggy, entre su nombre en honor a Bowie y lo gracioso que es a mi me tiene ganada. Aunque a veces dé un poco de miedito.

Actuaciones

El segundo episodio de Big Little Lies nos vuelto a dejar grandes actuaciones para el recuerdo. Sobre todo por parte de Nicole Kidman, que interpreta a la perfección a Celeste, tan desválida en casa ante su marido pero tan fuerte de cara al resto de gente de Monterey. Estoy segura de que nos esperan grandes momentos con este personaje durante el resto de serie, aún sin saber si tendrá alguna relación con el misterioso asesinato.

Del resto de actores tampoco tengo ninguna queja de momento, ya que el nivel interpretativo del reparto en general es bastante notable. Reese Witherspoon estaba encasillada en comedias románticas facilonas, pero hace un par de años demostró su valía para papeles dramáticos en Wild y ahora vuelve a reivindicar que si tiene un Oscar es por algo. También me ha gustado mucho Adam Scott, acostumbrada a su Ben Wyatt de Parks and Recreation me cuesta ubicarlo en un papel tan serio, pero lo clava.

Big Little Lies 1x02

Un ritmo más denso y un avance lento

Puede decirse que la trama en este capítulo se estanca un poquito. El anterior fue bastante más trepidante e intrigante, y este se limita a desarrollar la personalidad de cada personaje y apenas tiene acontecimientos de interés. No es algo que me moleste, ya que es necesario conocer bien a cada protagonista para conectar bien con él/ella, pero sí que da la sensación de que el episodio tiene un ritmo un poco lento.

Aún así, la intriga y el gancho siguen ahí. Seguimos sin saber absolutamente nada del asesinato que abrió la serie, y solo eso hace que queramos continuar con la serie hasta descubrirlo. Tampoco sabemos nada sobre el padre de Ziggy, que oscuras tramas maquinará Renata (Laura Dern) para fastidiar a Jane y Madeline o qué pasará con la relación de Celeste y su marido si las cosas siguen así. ¡Qué llegue ya el tercer episodio!