BitBack: Cyborg 009

Cyborg 009 es uno de esos juegos que está basado en un producto “independiente” a los videojuegos, en este caso en un anime. Como ya es sabido desgraciadamente, muchas veces este tipo de juegos tienen una calidad nula que ni siquiera puede ser enmascarada por el nombre de la franquicia en que están basados. Afortunadamente hay muchos casos en que la calidad es bastante buena e incluso notable, y con esta adaptación de Super Nintendo, estamos ante uno de estos casos.

Aunque para disfrutar del juego no es necesario conocer la trama del anime original, sí que me gustaría poneros en antecedentes sobre Cyborg 009, un manga y anime original de mediados de los 60. En el mundo existe una agrupación llamada Organización Fantasma Negro que secuestró a nueve personas que transformó en cyborgs y dotándoles de habilidades sobrehumanas. Tras conseguir escapar, formaron equipo para luchar a favor de la paz y así liberar al mundo de la opresión de Fantasma Negro, líder de la organización.
Para esta misión contarán con la ayuda del científico que les transformó en cyborgs y que también se ha rebelado contra la malvada organización. Aunque a pesar de esta ayuda también deberán enfrentarse contra otros cyborgs que no tendrán tan buenas intenciones como ellos. E incluso contra otros seres que creen ser los mismísimos dioses olímpicos.

Para el juego se eligió un planteamiento jugable totalmente centrado en la acción bajo una perspectiva plataformera. Género más que recurrente cuando el juego fue publicado, en 1994. Fase tras fase tendremos que salvar todo tipo de plataformas fijas o móviles, a distintas alturas… todo ello adornado con distintos obstáculos y plagado de todo tipo de enemigos.

Cada fase, denominadas como misiones en el juego, está ambientada en lugares distintos del mundo. Antes de dar comienzo a cada misión deberemos elegir tres personajes de los ocho disponibles. Así es, aunque son nueve los protagonistas, sólo podremos seleccionar ocho. Esto se debe a que Cyborg 001 es un bebe, que a pesar de tener poderes no es seleccionable.
Cada uno de los personajes disponibles tiene distintas características, fuerza, resistencia, ataque especial… además de la habilidad sobrenatural de cada uno de ellos. La elección del trío protagonista es fundamental para poder avanzar, ya que deberemos tener en cuenta cómo podemos aprovechar la habilidad de cada uno de los cyborg durante la aventura. Cada poder será esencial para poder avanzar en determinados momentos, así que deberemos ser muy cuidadosos a la hora de seleccionar al personaje idóneo, más cuando hay alguno de ellos que no tienen ninguna habilidad especial. Por ejemplo, Cyborg 003, único personaje femenino del juego, no tiene ningún súperpoder. Esto se debe a que en el manga/anime nunca tuvo un carácter bélico y rara vez combatía a los enemigos, sobre todo se encargaba de cuidar de Cyborg 001. Este detalle, un pelín machista la verdad, se puede justificar con que su poder era el de una visión de águila, poder ver a través de los objetos y tener un oído agudísimo.

Cyborg 009Cyborg 009

Aunque cabe matizar que la elección no es libre del todo. En la pantalla de selección, será la propia máquina quien otorgue el rol de líder/capitán a uno de los personajes disponibles. Así que en realidad sólo podremos seleccionar libremente dos personajes. No estoy seguro del todo, pero puede que la elección del líder de la misión tenga que ver con el uso de su habilidad especial durante el juego, es decir, el juego nos obliga a coger uno de los personajes más idóneos para esa pantalla. Aunque no estoy seguro del todo a que sea por esto.
Una vez seleccionados los personajes adecuados toca ponerse manos a la obra. Derrotar enemigos y avanzar en escenarios con un diseño laberíntico es lo que toca. Para ello disponemos de los cuatro botones de acción del pad de Super Nintendo, cuyas funciones son comunes a todos los personajes. Salto, ataque y especiales. El salto variará de un personaje a otro atendiendo a sus características y aspecto físico. Cuanto más robusto u obeso sea el personaje, por ejemplo, menos podrá saltar. El ataque básico se efectúa con una pistola de rayos, idéntico en todos los personajes a excepción de Cyborg 005, uno de los personajes más robustos. Debido a su tamaño y fuerza, saltará poco y es algo lento, sin embargo no usará la pistola de rayos, su ataque básico lo realiza con sus propios puños. Tal es su fuerza que determinados enemigos que necesitan varias ráfagas de la pistola de rayos para ser derrotados caerán fulminados con un sólo puñetazo suyo.
Los otros dos botones están reservados para los ataques basados en los súperpoderes de cada personaje. E incluso cada botón desencadena la habilidad sobrehumana de distinta manera. En el caso de Cyborg 004, cuyo poder es el de tener armas de fuego integradas en sus dedos o rodillas, uno de los botones lanza una pequeña ráfaga de ametralladora y el otro lanza un misil. En el caso de Cyborg 009, cuyo poder el de tener súpervelocidad, uno de los botones activará su poder durante un breve tiempo y el otro lo hará durante un periodo de tiempo mucho mayor.

Los gatillos R y L servirán para cambiar de personaje durante el juego, y aunque cada personaje es independiente hay algo que comparten y que es muy importante. Durante el juego disponemos dos barras, una para la vida y otra para el especial. No, los súperpoderes no son ilimitados. El tema es que estas dos barras son comunes para los tres personajes. Da igual que cambiemos continuamente de cyborg, si tal apenas nos queda vida, no nos quedará para ninguno de ellos. Lo mismo con la barra del ataque especial, si abusamos mucho con un personaje y luego cambiamos a otro personaje, tampoco podremos usar el especial tras el cambio.
La diferencia entre las dos barras es que la de energía sólo se puede rellenar recolectando el objeto adecuado. La del ataque especial, además de recargarse a través de los objetos, también lo irá haciendo poco a poco, muy poco a poco eso sí.

Cyborg 009Cyborg 009

Al final de cada misión, como no podía ser de otro modo, nos veremos las caras contra el mid-boss de turno. La verdad es que son de una variedad bastante amplia, pero sus modus operandi, además de básicos son bastantes predecibles. A pesar de que sí que nos pueden llegar a poner en algún apuro, no era muy difícil hacernos con el control de la situación.
Tras derrotarlos se nos mostrará una pantalla con un resumen de estadísticas en la que también se nos informará de la experiencia ganada. Cuantos más puntos consigamos (derrotando enemigos, finalizando la pantalla en el menor tiempo posible…) más experiencia adquiriremos. Se recibe en forma de cuadraditos, como si fuesen píldoras. Tras el resumen se nos mostrarán los ocho cyborg para decidir cómo repartir la experiencia obtenida, que lógicamente ayudará a aumentar las habilidades de cada individuo.

Si tenéis oportunidad de jugarlo, no dudéis en hacerlo. No sabría deciros qué es exactamente, pero este juego tiene algo muy especial. Bueno, sí que sé lo que es, aunque es un detalle un poco tonto. La animación de los personajes es simplemente sublime. Para ser un juego bidimensional y de mediados de los 90, sorprende el “realismo” y naturalidad en los movimientos de los personajes. Tanto a la hora de andar, como de atacar o saltar, así como la física del pañuelo que todos llevan al cuello. Como he dicho, puede que sea un detalle un poco tonto, pero me encanta.