BitBack: Destruction Derby

Destruction Derby llegó a ser uno de esos primeros juegos de PlayStation (y PC) que se quedó muy guardado en nuestros corazoncitos culpables. La culpa de que pasara esto fue de la gran Psygnosis (todos: ¡Oh, Psygnosis! Te alabamos).

ARTICULO BITBACK destruction derby

En Destruction Derby se nos retaba a descargar adrenalina a través de uno de los juegos de conducción más desenfadado, directo y alocado que podamos imaginar. Como el nombre del juego nos indica, la destrucción es uno de los pilares básicos de la jugabilidad. Todo el juego en sí mismo está basado en el Demolition Derby, un deporte de origen estadounidense que consiste en destrozar los vehículos de nuestros contrincantes chocándonos contra ellos con nuestro propio vehículo.

Como mandan los cánones, el juego se nos presentó con unos gráficos pseudo 3D. No porque no fuesen realmente tridimensionales, si no porque no todo era tridimensional. Tanto los vehículos como los circuitos estaban diseñados en una espectaculares 3D de la época, sin embargo, los fondos (horizonte, cielo, …) eran bitmaps bidimensionales, aunque hay que reconocer que estaban muy bien integrados en el entorno tridimensional.

Lo que viene siendo el juego, nos permitía disfrutar de hasta cinco modos de juego en los que descargar adrenalina.
Stock Car Racing. Podríamos resumirlo en que es el modo de juego de conducción más estándar. Circuito tras circuito deberemos intentar llegar en primer lugar en cada carrera. En este modo la destrucción no es el eje central de la jugabilidad.
Destruction Derby. El modo de juego principal y del que toma el nombre el juego. En este modo se nos situará en una especie de arena, como si de un coliseo se tratase. No importa la velocidad ni la pericia al volante, tan sólo deberemos dedicarnos a destruir al resto de vehículos. Y es que, el último que “quede en pie” será el ganador.
Wrekin’ Racing. Una mezcla de los dos anteriores. Correremos en circuitos de carreras normales, pero no sólo deberemos adelantar a nuestros contrarios para terminar primeros, también deberemos intentar destruírlos por todos lo medios posibles.
Time Trial. Pues eso, el típico modo contrarreloj. Teniendo en cuenta los anteriores, este es el modo de juego más soso.
Multiplayer. El modo multijugador no podía faltar, aunque la versión de PlayStation tenía truco. Necesitábamos un segundo juego, una segunda consola y una segunda TV. ¡Ah! ¿Qué no os acordabáis del Link Cable? Pues sí, para muchos juegos del momento era la única manera de jugar con otro rival humano 1 VS. 1, por aquel entonces todavía no se estilaba el concepto de slpit screen.

Destruction DerbyDestruction Derby

La premisa de destruir a nuestros enemigos no estaba exenta de realidad y es que con cada impacto que les diésemos para dañárlos, nosotros también éramos dañados. Y qué decir que los enemigos también intentarán destruirnos a nosotros. Durante el juego dispondremos de un indicador de daños por zonas, y como no, los daños que recibamos no se traducirán únicamente en el aspecto físico de la carrocería de nuestro vehículo, si no que cuanto más perjudicado esté nuestro vehículo, peor será su manejo. Nos afectará a la dirección y maniobrabilidad, a la aceleración y velocidad… hasta que llegue el punto en que nuestro vehículo se pueda calificar de siniestro total y perdamos la partida. O seamos más hábiles que nadie y consigamos ganarla con la menor cantidad de daño posible.

Destruction Derby 2Destruction Derby Raw

El éxito de esta primera entrega nos permitió presenciar la publicación de secuelas. De las cuales, personalmente creo que la única que mantuvo el espíritu y éxito fue Destruction Derby 2, que mantuvo la esencia del juego ampliando considerablemente las opciones, vehículos y circuitos disponibles. Posteriores a esta, todavía nos llegaron Destruction Derby Raw, todavía en PlayStation y Destruction Derby Arenas, el salto de la saga a la siguiente generación, publicado en PlayStation 2. Estos dos títulos, desgraciadamente no supieron mantener el listón. Falta de frescura tal vez.
En paralelo, se llegó a publicar Destruction Derby 64 en Nintendo 64, cuyas principales novedades era una pequeña mejora gráfica respecto del original de PlayStation, más circuitos y vehículos y un nuevo modo de juego del estilo de captura la bandera.

Destruction Derby ArenasDestruction Derby 64

Y ya sabéis, si no queréis jugaros los puntos del carnet, desempolvad vuestra PlayStation y a hacer el cabra con Destruction Derby.