BitBack: Dr. Robotnik's Mean Bean Machine

Dr. Robotnik's Mean Bean Machine

La verdad es que, analizándolo fríamente, posiblemente, este juego tenga uno de los nombres más raros del panorama. Cierto que los hay más complicados y/o raros, pero es que llamar a un videojuego, La Máquina de Judías del Doctor Robotnik, tiene los suyo, la verdad.
Puede que incluso, ni os suene este nombre, pero a que si os digo Puyo Puyo, sí que sabéis de qué estoy hablando.

Dr. Robotnik's Mean Bean MachineDr. Robotnik's Mean Bean Machine

Pues básicamente, Dr. Robotnik’s Mean Bean Machine, es el mismísimo Puyo Puyo, con un lavado de cara, digamos que, occidentalizador.
En el mismo año de lanzamiento del juego, empezó la emisión de una serie de animación basada en Sonic, y llamada Las Aventuras de Sonic el Erizo. Por otro lado, Puyo Puyo, no gozaba (entonces), de mucha fama fuera de Japón. Estas dos circunstancias motivaron que el grafismo alegre, colorido, y claramente ánime de Puyo Puyo, fuese sustituido por el estilo del dibujo de la serie de animación. Pero la jugabilidad era absolutamente idéntica.
Como sabéis, este juego es un puzzle puro y duro en el que van cayendo piezas de distintos colores (Puyos, o beans -judías-, en esta versión), los cuales, al juntarse cuatro del mismo color, desaparecían. La gracia estaba en, obviamente, conseguir combos, que provocaban la caída de Puyos negros (piezas inservibles) en la pantalla de nuestro contrincante. Sí, de nuestro contrincante. Y es que, en este juego, siempre jugabas contra alguien, ya fuera un segundo jugador en el modo versus, o personajes del modo “historia”.
El modo “historia” consistía en enfrentarnos a distintos esbirros robóticos del Doctor Robotnik. Aumentando la dificultad esbirro a esbirro, hasta llegar al mismísimo Robotnik en la última pantalla.
Además de estos, también existía un modo de juego, llamado Exercise, en el que no jugaremos contra nadie, simplemente se juega, mientras la dificultad va aumentando mientras conseguimos puntos al hacer desaparecer las judías.

Dr. Robotnik's Mean Bean Machine

Como punto y final, sólo puedo deciros que este juego no es un TETRIS más, no podéis desaprovechar la oportunidad de jugar este, o cualquiera de los demás Puyo Puyo.