BitBack: Especial Batman.

Sin lugar a dudas, Batman es uno de los personajes de ficción más emblemáticos y queridos. Desde que fue creado por Bob Kane en 1939, su oscuro semblante y su sentido de la justicia han atraído a millones de seguidores. Sin embargo, probablemente sea su “humanidad” y el hecho de que su fuerza provenga única y exclusivamente de un durísimo entrenamiento físico y mental el motivo que más ha contribuido a la buena acogida del hombre murciélago.

Este éxito ha hecho que también sea uno de los superhéroes con mayor tirón mediático. Desde los años 40 han sido varias las series de televisión y películas que, con mayor o menor fortuna, han recreado sus aventuras. Por supuesto, los videojuegos no podían quedar ajenos a este fenómeno y así, desde la época de los ordenadores de 8 bits hasta el magnífico Arkham City del año pasado, encontramos una larga lista de títulos basados en el personaje para multitud de plataformas. En este especial Bit Back, repasaremos 3 de los mejores juegos retro sobre Batman comentados cada uno por un redactor.

 

Sergioski1982: Batman the Video Game (NES)

Puede que la leyenda del caballero oscuro renazca, pero Batman es un viejo conocido de nuestros mandos.

Batman The Videogame (1989) es, sin duda, uno de los mejores videojuegos, no sólo de Batman, si no de la propia NES.

Gráficos (de la época), jugabilidad, línea de dificultad… todo sublime. Y lo más loable del juego, aunque aprovechaba el tirón de la película homónima, la de Burton y Keaton, fue más allá de lo que es una típica adaptación cine-videojuego.

Encarnando a Batman, nos adentraremos en la grandiosa Gotham City para terminar enfrentándonos a nuestro archienemigo, Joker. Una Gotham City representada por las más variopintas localizaciones: los suburbios de los barrios bajos, una planta química (con unas extraños objetos eléctricos que parecen sacados de la mente de Tesla), las alcantarillas, una gruta subterránea… las cuales, tienen una ambientación “oscura” muy en la línea de la estética Batman. Y dicho sea de paso, esa oscuridad, ayuda a hacer más vistoso el juego, lo cual, ayuda bastante al efectismo de los gráficos.

Otro hecho a agradecer, y no muy típico en los juegos de NES, son las cinemáticas entre fase y fase. Como entenderéis, no es que fuesen unas cinemáticas como a las que estamos acostumbrados ahora, pero os puedo asegurar que para la época, y para ser de NES, eran espectaculares. Sólo por poder ver el Batmóvil “en movimiento”, os puedo asegurar que merece la pena.

Y como no, no nos olvidemos de lo más importante en un videojuego, la jugabilidad. Es sorprendente como con dos únicos botones de acción, podemos llevar a cabo tantas acciones. Se podría resumir en que sólo sirven para saltar y atacar, y en el fondo es así. Uno de los botones sirve para saltar, y el otro para atacar, aunque con el botón START podemos cambiar entre distintas armas (bueno, tres). Junto con el ataque normal a base de puñetazos, podemos seleccionar batarang, pistola, y una especie de estrella ninja triple explosiva.

Y bueno, la habilidad estrella de Batman en el juego, sujetarse en la pared, y saltar hacia el lado contrario. Sí, lo sé, no llega al nivel de las habilidades que Batman nos ha mostrado en la saga Arkham, pero bueno, que esperáis hacer con dos botones de acción.

Respecto de la jugabilidad en general, decir que está muy bien acompañada de una línea de dificultad más que adecuada.

Si tenéis la oportunidad de echarle el guante a este juego, os lo recomiendo encarecidamente, no os defraudará.

¡¡¡SOY BAAATMAN!!! (léase con voz ronca)

 

Jesus54: Batman Returns (Super Nintendo)

 

 

Batman Returns fue el título de la segunda película de Batman dirigida por Tim Burton, estrenada en el año 1992.

Prácticamente todas las consolas del momento tuvieron su juego basado en el film (Megadrive, MegaCD, Master System, Game Gear, Nes, Snes, Atari Lynx y PC) siendo la versión de Snes la mejor adaptación posible, alabada tanto por crítica de la época como videojugadores (y en la que nos centraremos en este reportaje).

Desarrollado por Konami, fue lanzado para la 16 bits de Nintendo en el año 1993. Pertenece al género Beat-em-up (en auge en aquel momento), con desarrollo en scroll lateral. Tanto gráficamente como en jugabilidad recuerda bastante al mítico del género, Final Fight.

Los escenarios estaban basados en localizaciones de la película, donde debíamos avanzar y eliminar a todos los miembros del Red Triangle Circus Gang que se nos pusieran por delante, ya fuera usando nuestros puños o algún gadget de Batman, como el Batarang.

A lo largo de cada fase, alternábamos el desarrollo lateral 2D con otro pseudo 3D, donde podíamos desplazarnos hacia arriba y abajo. En el quinto nivel, manejábamos el Batmovil en una persecución contra una furgoneta protegida por moteros que intentaban matarnos.

En el tramo final de cada escenario, nos esperaba un Final Boss dispuesto a machacarnos, con su enorme barra de vida que nos obligaba a plantarle cara usando algún tipo de estrategia.

Era una época en la que ver el logo de Konami al encender la consola era sinónimo indiscutible de calidad, y este Batman Returns no iba a ser menos. Técnicamente, el juego lucía un acabado excepcional: sprites de enorme tamaño, escenarios detallados y con múltiples planos de scroll, variedad de golpes y animaciones…

La banda sonora del juego también alcanzaba un altísimo nivel, siendo muy recordada en el mundillo por exprimir al máximo el chip de sonido de la consola. Adaptaciones muy fieles a la BSO original, creada por el reconocido amigo de Burton, Danny Elfman.

El juego cosechó críticas aún mejores que la película (que no llegó a convencer) donde sólo se destacaban defectos como una ligera “falta de originalidad” o su escasa duración (el juego se puede finalizar en unos 45 minutos). Llegó incluso a ganar el premio a juego con la mejor licencia de 1992, por la revista Electronic Gaming Monthly.

 

Evil Protis: The Adventures of Batman & Robin (Super Nintendo)

Aunque Batman es uno de mis superhéroes preferidos, la verdad es que ninguna de las adaptaciones cinematográficas que se han hecho de él me han parecido acertadas (aunque Jesus54 se me lance al cuello). A mi juicio, donde mejor se ha conseguido plasmar la esencia del Caballero Oscuro, a parte de en el cómic claro, es en la serie de animación que empezó a emitirse en 1992. El aire retro en plan años 50, la escasa presencia de “tecnología punta” y, sobre todo, ese look oscuro con abundante uso de fondos negros (estilo que se ha denominado Dark Decó) creo que le sientan como anillo al dedo al personaje. Por eso, mi juego retro preferido sobre Batman es The Adventures of Batman & Robin para Super NES, basado en la segunda temporada de la mencionada serie de animación.

En realidad, se publicaron 4 juegos con este nombre para otras tantas plataformas: el mencionado para Super NES, Mega Drive, Mega CD y Game Gear. Las versiones de Mega Drive y Mega CD fueron producidas por Clockwork Tortoise siendo el primero un juego tipo Run and Gun en plan Contra o Gunstar Heroes y el segundo un título exclusivamente de conducción en el que destacaban sobre todo la inclusión de escenas de animación creadas exclusivamente para el videojuego. De la versión de Game Gear se ocupó Novotrade, tratándose fundamentalmente de un juego de plataformas. De entre todas, me quedo con la versión de Super Nes por ser, bajo mi punto de vista, la que refleja de forma más fiel la atmósfera y el estilo de la serie.

The Adventures of Batman & Robin es una aventura de acción con algo de plataformas (incluyendo un nivel de conducción con vista cenital) desarrollada por Konami en 1994. El juego consta de 8 fases correspondiéndose cada una de ellas con uno los enemigos más famosos del hombre murciélago. Al estar cada nivel ambientado en función de un villano, todos son muy distintos lo cual aporta gran variedad al juego. Esta variedad de fases, sin embargo, no es correspondida con una amplia gama de enemigos ya que encontraremos pocos tipos que se repetirán hasta la saciedad.

Gráficamente, el juego recrea a la perfección el estilo de la serie animada; con unos escenarios excelentes, en los que predominan las tonalidades oscuras, y unos sprites de buen tamaño que se mueven con fluidez. En el apartado sonoro, encontramos una BSO de calidad que mantiene el tono sombrío y misterioso de los temas originales del programa televisivo.

Para superar los diversos niveles y acabar con sus enemigos, Batman puede usar sus clásicos saltos y volteretas a parte de un repertorio de golpes que, aunque suficiente, se antoja un poco escaso (patadas voladoras, barrido, puñetazos y lanzamiento de judo). Como no podía ser de otra manera, también tendremos a nuestra disposición algunos gadgets típicos de este superhéroe: pistola de ganchos, batarang, bombas de humo, sprays, máscaras de gas o visores de rayos X. Alguno de estos utensilios nos será imprescindible para superar algún nivel por lo que tendremos la posibilidad de, si no lo teníamos equipado, regresar a la batcueva para seleccionarlo.

Comentar también que se trata de un juego bastante difícil. Para compensar un poco esta dificultad, se incluye un sistema de passwords que nos permitirá empezar desde el nivel en el que nos hubiéramos quedado. Sin embargo, si queremos asistir al verdadero final del juego, tendremos que acabarlo en el nivel de dificultad más alto, en el que no se pueden usar los passwords.

El título tuvo en su momento una acogida bastante buena por parte de la prensa especializada. No obstante, se criticó ampliamente el hecho de que, a pesar de su nombre, Robin no fuera un personaje seleccionable y apareciera sólo brevemente en algunos niveles como secundario.