BitBacK: Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U

En este nuevo BitBack, no vamos a hablar de un juego en particular, si no que vamos a dedicar una breve retrospectiva a la trayectoria de Nintendo. Y es que, como bien sabréis, ya huele a Wii U

Retrospectivas sobre Nintendo, o sobre los videojuegos/consolas en general, hay miles, y seguramente, estaréis hartos de ellas, pero tranquilos, en estas líneas no se van a utilizar tecnicismos, ni exquisitas críticas sobre aquello o lo de más allá; si no que os vais a encontrar con lo que reza el título, un Especial Nintendo.

Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U.

Los primeros éxitos de Nintendo, sin contar las máquinas Game&Watch, con los que nos pudimos topar, fueron, por supuesto, NES y Game Boy.
¿Qué decir de NES que no se haya dicho ya? Sin duda alguna, cuna de grandes sagas de los videojuegos (como Super Mario o Megaman), y como no, uno de los pilares que ayudaron a asentar las bases de los, entonces excelentísimos, juegos de plataformas. Pero sin duda alguna, aunque en Europa no pudimos disfrutar de muchos de ellos, la NES es la consola de los gadgets. Teníamos la pistola Zapper (a ver, ¿quién no ha jugado al Duck Hunt alguna vez?), el Power Glove (una suerte de interfaz con forma de guante que no tuvo mucho éxito), el Power Pad (alfonmbrilla), e incluso una tejedora. Como no, hay muchísimos más gadgets, pero la lista es interminable. Aunque, sin duda alguna, uno de los más interesantes, que como no, no llego a cruzar las fronteras nipones, es el Famicon Disk System, una suerte de disquetera para Famicom (edición japonesa de NES).
Y como no, cabe mencionar que NES ha sido una de las consolas más clonadas y pirateadas jamás. Muchas de esas versiones clónicas (la NASA, una de las más famosas), incluían varias decenas (e incluso centenas) de juegos en la memoria interna, además de la bahía de cartuchos normal. Y esto, no nos engañemos, en un claro indicador del éxito del sistema.

Contemporánea a NES, y de mayor longevidad, fue la portatil Game Boy. Surgida de una genialidad de Gunpei Yokoi y a un exceso de stock de las pantallas monocromo de las, ya entonces en declive, Game&Watch. Si duda alguna, si algún sistema merece ser nombrado como LA CONSOLA, es Game Boy. A quien no haya jugado nunca, en primer lugar, bienvenida a la tierra, en segundo lugar, os explico. Game Boy era un sistema que vivía fuera de las normas y de los cánones pre-establecidos. Ha sido el sistema que más tiempo ha estado en activo en el mercado.
Ha acogido versiones de casi todas las grandes sagas y franquicias del videojuego, siendo perfectamente adaptadas a la técnica de la consola.

Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U.

La sobremesa de Nintendo, evolucionó en Super Nintendo (también conocida como Super NES), la apodada como, el cerebro de la bestia. Como no, fue una de las protagonistas de la época dorada de los 16 bits. Gracias a Super Nintendo pudimos ver cómo Nintendo elevaba sus franquicias más emblemáticas a una nueva potencia. A una potencia mucho más depurada y colorista.
Durante esta época, conseguimos experimentar la gran revolución de los RPG, con Final Fantasy (y más concretamente Final Fantasy VI) a la cabeza. Pero hubo muchísimas más glorias como, por ejemplo, Secret of Evermore o Secret of Maná.
Más adelante, ya próximos al ocaso del sistema, Nintendo nos sorprendió a todos con el Chip Super FX, el cual permitía hacer funcionar videojuegos 3D en Super Nintendo. Puede que no fuesen las mejores 3D posibles, pero a Nintendo no le interesaban los gráficos punteros (de hecho, sigue sin importarle), lo verdaderamente importante es la jugabilidad. Gracias a este prodigioso chip, pudimos jugar a joyas como Stunt Race FX (juego de carreras con aspecto cartoon) y Star Fox (shooter espacial).
Y como no, gracias a la gran relación entre Nintendo, Rareware y los gráficos renderizados, vimos el renacer de Donkey Kong con Donkey Kong Country (y sus secuelas) y Killer Instinct, uno de los mejores juegos de lucha de los 16 bits (con permiso de Super Street Fighter II Turbo).
Y como no, el catálogo de Super Nintendo, era simplemente, sublime: Super Mario World, F-Zero, Killer Instinct, Donkey Kong Country, Star Fox, Final Fantasy VI, Super Ghoul ‘n Ghosts, Super Metroid, Yoshie’s Island, The Legend of Zelda: A Link to the Past, Megaman X, … y una interminable lista, y entre ellos, destacar Mario Kart, uno de los mejores juegos habidos y por haber, e iniciador de la famosísima saga.

Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U.

Antes de la llegada de Nintendo 64, Nintendo sufrió un par de reveses bastantes duros.
Como respuesta al Mega CD, que desarrolló JVC para SEGA, Nintendo proyectó un sistema de CD-ROM en colaboración con SONY… y bueno, ya sabemos como acabó esto.
El otro batacazo llegó con el nombre de Virtual Boy, una consola que no era ni portátil, ni de sobremesa. Virtual Boy pretendió ser la primera consola (y en realidad, última) de realidad virtual. El sistema era en realidad una especie de super-gafas que con ayuda de un juego de cristales, simulaba un efecto 3D. Como idea, es más que interesante, pero el problema fue el cómo fue llevado a la práctica. Había que transportarla con sumo cuidado por la delicadeza de los cristales internos. La interfaz de las gafas era monocromo, viéndose los juegos únicamente en rojo y negro.

Después de esto, Nintendo pareció retomar el rumbo sacando al mercado la Nintendo 64. Como diferenciación del resto de consolas contemporáneas, Nintendo se saltó una generación. Mientras que SONY y SEGA nos regalaban sistemas de 32 bits, sin embargo Nintendo nos presentó uno de 64 bits. Bien es cierto que en términos generales, los juegos de PlayStation y Saturn lucían mejor que los de Nintendo 64, pero en ciertos aspectos, como en el aspecto de las texturas, sí que se podía apreciar una superioridad técnica. Además, teníamos la posibilidad de adquirir el Expansion Pack y poder mejorar gráficamente los juegos que lo permitían.
Entre los juegos que pudimos disfrutar en Nintendo 64 podíamos encontrarnos con: Super Mario 64, Banjo & Kazooie, Lylat Wars, Perfect Dark, Goldeneye 007, Mario Kart 64, Mario Tennis, Turok: Dinosaur Hunter, Mario Party, Paper Mario
Sin embargo, a pesar de contar con una gran variedad de juegos, este nuevo sistema no llegó a gozar del apoyo de todas las grandes third-parties. Según comentan las malas lenguas, y la lógica, esto se debió a que Nintendo 64 era la única consola (de sobremesa) del momento que no usaba soporte de CD-ROM. Mientras que Nintendo consiguió mantener la robustez de sus cartuchos, sin embargo, los cartuchos tenían una mera capacidad de memoria y eran más caros de producir que los CDs, lo que también hacía que los juegos de Nintendo 64 fueran más caros que los de sus competidoras.
A pesar de todo esto, hay que reconocer que Nintendo supo reinventar varias de sus franquicias más entrañables, además del apoyo de second-parties.
Respecto del hardware, Nintendo 64 fue la primera consola en incluir cuatro puertos para mandos, de serie. Y también fue la primera en incluir, de serie, un stick analógico en su mando, el famoso “tridente”.
Cabe añadir de este sistema que Nintendo volvió a rescatar el concepto del gadget disquetera. En esta ocasión lo bautizaron como 64DD y sirvió tanto para publicar juegos nuevos, como expansiones de juegos existentes.

Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U.

Prácticamente a la par que Nintendo 64, hicieron acto de presencia los archifamosos Pokémon que, seamos sinceros, fueron los salvadores de la gran N.
Como no, hablar de Pokémon es hablar de Game Boy. Hasta este momento, la portátil de Nintendo había recibido varias reediciones. Sin contar ediciones especiales, la Game Boy original fue rediseñada como Game Boy Pocket, una versión de menor tamaño, más ligera, con mejor autonomía (con menos pilas) y una mayor definición de pantalla, la cual también fue rediseñada (sólo disponible en Japón) en una edición que incluía una pantalla retroiluminada.
Definitivamente llegó Game Boy Color al mercado para coger el relevo de su predecesora. Personalmente, me vais a permitir afirmar que esta nueva consola no llegó a ser lo mismo que la original.
Pero por fin llegó la verdadera heredera de la esencia Game Boy, la Game Boy Advance. Técnicamente impresionante. Pantalla “panorámica”, sonido estéreo (sólo con los auriculares), cuatro botones de acción (las consolas portátiles hasta entonces sólo tenían dos), etc.
De entre los juegos que pudimos disfrutar en GBA se pueden destacar: Kuru Kuru Kururin (¡atención! uno de los mejores puzzles que podréis jugar nunca), Mario Kart: Super Circuit, F-Zero: Maximun Velocity, Golden Sun, V-Rally 3 (espectacular juego con gráficos 3D que, sorprendentemente, corría genial en GBA), Teenage Mutant Ninja Turtles (la mejor versión de todas las basadas en la película de animación de 2007), Advance Wars, Boktai (con su sensor solar), entre otros…
Desgraciadamente, y a pesar de que GBA es una de mis consolas favoritas, tengo que reconocer que la propia Nintendo provocó la decadencia de la consola convirtiéndola en una receptora de refritos de Super Nintendo. A ver, que no digo que esas conversiones no estén bien y que no me gusten, que me gustaban, pero los juegos inéditos, o multiplataforma, tenían mucho que ofrecer.

Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U.

Después de una pequeña remontada, Nintendo decide subirse al carro de las nuevas tecnologías y pone a la venta su primera consola con formato de disco óptico. Nuestra pequeña consola cúbica, que será bautizada como GameCube por su forma, usaba CD-ROMs de 8 cm. de diámetro (los CDs pequeños) como soporte para los juegos. Aunque más bien habría que decir que usaba GOD-ROMs, y es que, esos GameCube Optical Disc eran un estándar propio de Nintendo.
Entre los juegos más llamativos que pudimos encontrarnos están: Luigi’s Mansion (una más que interesante alternativa a Super Mario), Metroid Prime, Metal Gear Solid: The Twin Snakes (remake del Metal Gear Solid de PlayStation), Pikmin, Resident Evil 0 (además de remakes de toda la saga, donde despunta el del primer Resident Evil), Viewtiful Joe, Donkey Konga (que tenía que jugarse con un mando-bongo que incluía el juego), Killer 7, Eternal Darkness, además que Nintendo consiguió recuperar varias franquicias de distintas third-parties.

Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U.

Después de la cúbica, Nintendo decidió dar un giro de 180º, pero a su consola portátil. En una arriesgada decisión, se deshicieron de la marca Game Boy evolucionando en Nintendo DS. La consola debe su nombre a su principal virtud, Dual Screen, es decir, pantalla doble. Pero esto no es todo, porque mientras que la pantalla superior es normal, la inferior sin embargo, tiene propiedades táctiles, brindando una nueva dimensión a los juegos.
Respecto de los juegos, tuvieron lugar las principales franquicias de la propia Nintendo, así como remakes de, en este caso, auténticos clásicos como del Final Fantasy III. O novedades impresionantes como el Big Brain Academy o imprescindibles como la saga del Profesor Layton.

Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U.

Después de varias versiones de Nintendo DS, terminaron publicando la Nintendo DSi, y posterior Nintendo DSi XL (cuya principal novedad es la de la inclusión de la tienda virtual DSiWare), sufriendo un rediseño para hacerlo más parecido a la recién estrenada Wii.
Pues eso, que Nintendo va, y publica la auténtica revolución (guiño, guiño). Una consola con el mando totalmente inalámbrico, y algo más. Nintendo se saca de la manga el Wiimote, mando que se puede usar con una sola mano y con sensor de movimiento. Gracias a sus características lo podemos usar como espada, raqueta, mirilla, volante… Junto al Wiimote, tenemos el Nunchuck, mando adicional que juntos, “hacen” un controlador entero.
Con Wii, Nintendo se desentendió completamente de las tendencias y de los gráficos, y se centró todavía más en la jugabilidad, potencia gracias al nuevo mando. Lo malo de este hecho es que, al inicio de la vida útil del sistema, las desarrolladoras se relajaron bastante a la hora de diseñar juegos, tanto en lo visual como en lo jugable. De hecho, varias desarrolladoras llegaron incluso a pedir disculpas a Nintendo por unos trabajos iniciales tan malos.
Gracias a juegos como Big Brain Academy for Wii, Wii Fit o Mario & Sonic en los JJOO, hicieron florecer las casual gamers, básicamente, porque hubo una época en la que los grandes éxitos de Wii eran de este estilo. A pesar de ello, os puedo asegurar que muchos de estos juegos me encantan. En parte, porque es cierto que se publicó mucho casual game, pero también se publicaron grandísimos juegos más enfocados al jugador más purista. Super Mario Galaxy (y su secuela), MadWorld, Epic Mickey, Another Code R, No More Heroes
No obstante, si hay algo que demuestra el rotundo éxito de Nintendo, son en realidad los mil y un intentos, más o menos fructuosos, de SONY y Microsoft por repetir la fórmula la Wii con distintos gadgets para sus consolas.

Especial Nintendo. Lanzamiento Wii U.

La última gran jugada de Nintendo es demasiado cercana todavía para saber si debemos admirarla o burlarnos de ella. Se trata de Nintendo 3DS. Esa portátil en la que podemos ver con efecto 3D sin necesidad de gafas, o incluso, podemos desactivar el efecto 3D totalmente.
Desde luego, en lo que respecta a los juegos, hay que reconocer que ha empezado muy bien: Super Mario 3D Land, The Legend of Zelda: The Ocarina of Time (remake 3D del mejor Zelda de todos los tiempos), Metal Gear Solid 3DS (remake 3D del Snake Eater de PlayStation 2), Street Fighter IV… y lo que quedo por venir…

Así que, seáis Nintenderos o no, espero que como yo, estés ansiosos de poder probar todo lo que en realidad vamos a poder hacer con Wii U. Hasta hoy, hemos leído mucho al respecto, pero cuando llegue el momento, es cuando podremos empezar a experimentar si el mando-tablet es adecuado o no, si lo juegos de lanzamiento están a la altura de la situación, y lo más importante, el tiempo dirá si con Wii U, Nintendo volverá a romper moldes… o no…
Personalmente, mientras consigan seguir divirtiéndonos, me doy por satisfecho.