BitBack: Final Fantasy VII

¡ATENCIÓN!: Aunque he intentado escribir de la forma más genérica, este texto puede contener spoilers.

Hubo una época, tal vez muchos no la recordéis, en la Square-Enix, se dedicaba exclusivamente a producir grandísimos juegos llenos una calidad abrumadora. Pues bien, en esa época, tuvimos la fortuna de ver el nacimiento de una obra maestra, esa gran joya llamada Final Fantasy VII.

Si en algo se diferencia Final Fantasy VII de otros JRPG es por ser el juego que ha sentado las bases del género en más aspectos de los que podemos ser conscientes.

Y ojo, que con las bondades varias que voy relatar de este juego, no pretendo decir que los RPG por turnos sean mejor que los Action RPG, o que Final Fantasy VII sea mejor que el VIII (mejor considerado en Europa que el VII), o que la estética super-deformed sea lo más, y mucho menos, menospreciar el Final Fantasy VI (para muchos, el verdadero gran Final Fantasy), lo único que pretendo es describir el por qué este juego, marcó un antes y un después en el sector y en el género, y ¡por Cloud, que esto último es cierto!

Personajes principales de Final Fantasy VII

Toda la magia de Final Fantasy VII, como muchos ya sabréis, empezó fraguándose en las entrañas de Nintendo 64, pero ¡oh, revés del destino!, por un desacuerdo entre Nintendo y Square (entonces sin Enix) el proyecto cambió de rumbo, poniendo la directa hacia la exitosa PlayStation.

Aunque en este proceso el juego mantuvo la estética super-deformed en sus gráficos, Square contó con mejores capacidades técnicas en la máquina de SONY a la hora de realizar juegos de luces, profundidad de los escenarios, definición de los polígonos… y demás efectos gráficos.

Todo esto supuso que, lógicamente, al ser el primer Final Fantasy con gráficos 3D, fuera revolucionario. Pero la verdadera revolución de este juego, está en todo lo demás. Para muchos (entre los que me incluyo), Final Fantasy VII fue la primera toma de contacto con la saga (o incluso con el genero), y cierto que los gráficos me parecieron espectaculares, pero hubo algo más, una traducción completa de los textos del juego (con pequeños errores), y como no, la trama del juego, ¡qué argumento! ¡qué historia! Después de jugarlo, sólo podía imaginarme a cientos de guionistas de Hollywood dándose de cabezazos contra la pared por ser conscientes de que jamás podrán escribir semejante guión.

Amor, traiciones, decepción, desesperación, soledad, lucha medioambiental…

Podría enumeraros mecánicamente, cada uno de los personajes del juego, con su bondades, su defectos, y demás, pero sólo pedo decir que todos y cada uno de ellos, son capaces de transmitir una humanidad sobrecogedora. El amor incondicional escondido detrás del vampírico aspecto de Vincent, la picardía de Yuffie, el noble corazón de Barret, el despreciable Cait Sith (sí, lo odio con todo mi ser), el enamoramiento de Tifa por Cloud, la inocencia de Aeris (¡ay, Aeris! protagonista de una de las escenas más tristes en cualquier videojuego), y como no, Cloud… qué decir de Cloud, sin duda alguna, uno de los protagonistas que más evoluciona durante el transcurso de la aventura. Dispuesto no sólo a dudar de la realidad que le rodeo, si no incluso de su propia esencia.

Y como no, Sefirot, el antagonista por excelencia. Enemigo oscuro y siniestro, totalmente narcisista, pero que de algún modo o manera, también consigue emocionarnos.

Incluso, porque no, no hay que olvidarse de Los Turcos, una suerte de mercenarios, que lo mismo son capaces de formar parte de una escena dramático-violenta, que de un spot humorístico. Puede que sean mezquinos, pero son simpatiquetes.

La personalidad de cada personaje, se refleja en su modo de lucha (algo típico en este tipo de juegos), lo cual, hace bastante interesante el desarrollo del juego, y como buen RPG por turnos, nos obliga a tomar ciertas decisiones estratégicas a la hora de configurar el equipo principal.

La variedad de armas e items es, lógicamente, abrumadora. De hecho, por muchas veces que haya jugado a este juego, nunca he sido capaz de ser consciente de cuantas armas tenía de cada personaje.

Minijuegos por doquier, especialmente en Gold Saucer, un mega-parque de atracciones en la que poder descansar, ver espectáculos, participar en carreras de Chocobos, jugar a recreativas…

El sistema de batallas, es simplemente, sublime. Y no, no me refiero, al menos exclusivamente, a que sea por turnos, si no al (si no recuerdo mal) ATB, que significa (de nuevo, espero no recordarlo mal) action time battle. Sin duda, el mejor sistema de batallas de todos los Final Fantasy, habidos y por haber. Todas las habilidades, magias, invocaciones (sí, en este juego, se llamaban simplemente invocaciones), se consiguen a través de Materia, que no es otra cosa que esferas hechas con la esencia vital de La Tierra. Las Materia se clasifican en distintos colores (tipos), según las habilidades/capacidades que nos brindan. De entre todas ellas, como no, las más espectaculares, siempre van ser las invocaciones, pero no os engañéis, por muy ridícula que suene la descripción de la habilidad de una Materia, nunca sabes cuando te va a hacer falta, nunca olvides que la tienes guardada.

Todo esto, no es nada de lo que el juego puede llegar a ofrecer. Podría estar horas y horas escribiendo sobre este juego, y aunque dedicase todo el resto de mi vida a ello, jamás conseguiría hacerle justicia. Porque en el fondo, la mejor manera de saber de qué estoy hablando y qué estáis leyendo, es que saquéis vuestra PlayStation del olvido y busquéis, sea como sea, una copia de Final Fantasy VII.

Final Fantasy VIIFinal Fantasy VII

Hasta el día de hoy, Squaresoft (ahora ya con Enix) ha sacado varios productos relacionados con Final Fantasy VII, algunos de ellos decentes, otros normalillos, y muchos otros que deberían ser arrojados al más profundo de los abismo.

Entre todo esto nos encontramos con Before Crisis, un juego para móviles que nunca atravesó las fronteras niponas. Advent Children, película de animación por ordenador, y secuela directa de lo ocurrido en el videojuego. Vale que no es merecedora de un Óscar, pero es bastante entretenida. Dirge of Cerberus, videojuego para PlayStation 2, y secuela (creo) centrada en la vida y obra de Vincent. Y Crisis Core, videojuego para PSP, y precuela que narra los hechos inmediatamente anteriores a Final Fantasy VII, cuyo protagonista es Zack, parte fundamental en la transformación de Cloud en héroe.

Todos estos artículos, más algún libro y ánime forman parte de lo que Square-Enix bautizó omo Compilation of Final Fantasy VII. Que por lo visto, no ganaron suficiente con lo que vendió el juego en sí.

Para terminar, os voy a comentar algunas curiosidades (alguna muy tonta, la verdad) del juego.

  • El juego era compatible con la PocketStation (Memory Card con pantalla que sólo se puso a la venta en Japón, muy similar a la VMU de Dreamcast). Podías descargarte un minijuego a la PocketStation, y además, gracias a ella, conseguías dos nuevas invocaciones en el juego.
  • Al guardar partida, cada icono de partida guardada en la Memory Card, era cada uno de los personajes (jugables o no) del juego.
  • Si alguna no tenéis manera humana (ni sobrehumana) de conseguir una copia del juego, no os preocupéis, que os podéis descargar el juego desde PlayStation Store, y jugarlo en PS3 o PSP con los mismo gráficos que el original.
  • Desde que el juego salió a la venta, ha habido mil rumores sobre miles de trucos para poder hacer seleccionable/jugable a Sefirot. ¿Queréis un consejo? Dejaos de rumores, y disfrutad del juego.
  • Y para rumor, el del eterno remake que estar preparando Square-Enix. Si se presenta una demo técnica, rumor del remake. Que se anuncio un nuevo proyecto sin nombre, rumor del remake. Que mi abuela estornuda, rumor del remake. Por supuesto, el remake es esperado con el mismo argumento, pero mejorando jugabilidad (¿en serio? pero si ya es sublime), rediseño de los gráficos, y resoluciones HD.

Bueno, si sois de los que buscáis un Final Fantasy VII ultramodernosuperHD, no sigáis leyendo, por favor. A los demás, informaros que ya existe un remake, el cual ha sido realizado por una empresa nipona. Lo único, que a lo mejor no es lo que os esperáis, ya que el remake ha sido hecho para NES (que por otro lado, no deja de ser el sistema que vio nacer la saga, lo cual, es un detalle bastante simpático).

Square-Enix podrá aprovecharse de Final Fantasy VII, pero le costará volver a repetir la emoción que experimentamos todos al jugar por primera vez.

Logotipo de Final Fantasy VII

Os acordareis de mi siempre, porque nunca quise ser lo que soy.