BitBack: Knuckles Chaotix

Pocos juegos de Sonic se han atrevido a renovar la licencia y mantener la esencia original con la misma gracia que Knuckles Chaotix. Es extraño ver como SEGA se la jugó diseñando un Sonic sin Sonic, por mucha fama que ganase el equidna tras Sonic 3 y Sonic & Knuckles. Y es que, por si alguien no se había percatado, el protagonista indiscutible de este juego era Knuckles.

BitBack knucles chaotix

Argumentalmente, el juego nos sitúa tras los hechos sucedidos tras Sonic & Knuckles. El Dr. Robotnik encuentra una isla en la que se encuentra un Chaos Ring, donde construye una de sus bases para encontrar todos los anillos mágicos. Además, el malvado doctor con la ayuda de Metal Sonic, había conseguido capturar a el cocodrilo Vector, a la abeja Charmy y a Mighty el armadillo. Y cuando estaba a punto de capturar a Espio el camaleón, que estaba investigando lo que sucedía en la isla, es salvado por Knuckles.

Pero… ¿quienes son esos personajes? Pues el tema es que durante el juego no sólo podremos controlar a Knuckles, si no que también podremos jugar con Espio, Mighty, Charmy o Vector. Y no sólo eso, ya que en realidad los controlaremos de dos en dos. Bueno, con ayuda de la máquina, pero de dos en dos.
Al empezar el juego, deberemos elegir dos personajes de entre los disponibles. El principal, que seremos con el que jugaremos durante la partida. Y el secundario, que actuará como ayudante y será controlado por la máquina. La gracia de este sistema de personaje doble es que ambos estarán unidos por los anillos que sostiene cada uno, que están unidos por una especie de campo de fuerza mágico. Aunque podremos separarnos del otro personaje, el campo de fuerza de los anillos siempre tenderá a atraerlos, así que la jugabilidad tiene cierto toque estratégico, ya que además de controlar la atracción de los anillos, deberemos valernos de la habilidades particulares de cada personajes.

Knuckles ChaotixKnuckles Chaotix

Si ya estábamos habituados a las distintas características jugables en función del personaje con anteriores Sonic (no es lo mismo jugar con Sonic que con Tails o con Knuckles), en este título va a más. Tanto por haber más características y que son muy distintas, como por lo en cuenta que hemos de tenerlas a la hora de jugar.
Como es lógico, Knuckles conserva sus habilidades, escalar y planear. Mighty es el más rápido, el que más salta y puede “rebotar” de pared a pared (este personaje ya había aparecido en Segasonic the Hedgehog). Vector puede dar un doble salto tras el que desplazarse en el aire, y también puede escalar un poco. Charmy, como una abeja que es, puede volar indefinidamente, aunque no puede atacar a los enemigos. Y Espio, que además de escalar paredes, también puede escalar techos y embestir a los enemigos con su cuerno (este personaje repetirá en Sonic the Fighters).
Además de las posibles combinaciones de habilidades de entre los personajes, también podremos sostener a nuestro compañero, y así valernos de él para llegar a lugares a los que no podríamos llegar con un mero salto, o incluso, poder ir con cada personaje por dos alturas distintas del mismo escenario y así poder coger todos los anillos y objetos que podamos.
Además de todos estos personajes jugables, también podremos elegir entre dos robots, desertores de las filas Robotnik. Como diferencia respecto del resto de personajes, estos dos robots no son jugables, son meros ayudantes con habilidades muy distintas. El más robusto de los dos, lento y muy poco operativo, acabará con cualquier enemigo que toque. El otro, por el contrario, aunque nos permitirá ir raudos y veloces, explotará nada más entrar en contacto con un enemigo, dañando tanto al enemigo como a nosotros mismos.

Knuckles ChaotixKnuckles Chaotix

Gráficamente el juego sigue la estética de la saga, sobre todo, respecto de Sonic & Knuckles. Aunque si que se observan ciertas mejores en el perfilado de los píxeles, tanto de los personajes como de los escenarios. Que queráis que no, algo se tenía que notar que estemos hablando de un juego para 32X y no para Mega Drive.
Aunque hay en ciertos momentos, que aunque tienen su encanto, sí que se nota alguna limitación técnica. Sobre todo, en dos circunstancias en particular. Debido a la velocidad y rapidez del juego, en ciertos momentos experimentaremos una especie de efecto zoom sobre el muñeco (bueno, más bien, según que movimientos, harán que el personaje “venga hacia la pantalla”), y además, hay unos objetos que aumentan y encojen nuestro tamaño. Pues bien, en estos dos casos, tanto por el zoom como por aumentar nuestro tamaño, los píxeles de nuestro personaje se notarán bastante. Aunque poco importa, como ya he dicho antes forma parte de su encanto, y mientras estás jugando, gracias a la velocidad casi ni se nota.
Por cierto, cuando nos hacemos grandes, ganamos ciertas ventajas para poder avanzar en nuestro camino, pero pronto nos encontraremos con el objeto que nos devuelva a nuestro tamaño normal, ya que ese tamaño extra también nos puede suponer un problema en determinados momentos.

Knuckles ChaotixKnuckles Chaotix

Como curiosidad, a través de internet hay suculentos rumores sobre el origen de este juego. Sonic Crackers (que también podemos encontrar como Sonic Stadium) se supone que es el prototipo que terminó siendo Knuckles Chaotix. En ese prototipo, los personajes disponibles eran Sonic y Tails. Durante mucho tiempo se pensó que no era más que un fake, hasta que gracias a un coleccionista se confirmó que Crackers no era un mero prototipo, si no que era una fase alpha de Knuckles Chaotix que incluso pudo a llegar a tener dos versiones distintas en desarrollo, la de 32X y otra para Mega Drive.
Bueno, ya véis que los juegos de Sonic siempre tienen secretos bastante curiosos detrás de su origen.