Bitback: Medievil (Sorteo Comand & Conquer: Red Alert)

Antes de empezar con nuestro melancólico viaje a los juegos que quedaron atrás, daros una buena noticia a todos los amigos de GuiltyBit. Lo compañeros de Tú lo juegas,  patrocinadores oficiales de nuestra sección BitBack, sortean esta semana otro clásico de PlayStation. El juego elegido es Comand & Conquer: Red Alert.

Para participar solo tenéis que dejar un comentario en este articulo ser seguidores de  @tulojuegas en Twitter,  El ganador se desvelará el domingo que viene en el próximo BitBack. (Fecha límite para participar sábado 25 de febrero a las 23.59 horas)

 

Esta semana amigos de GuiltyBit vamos a viajar a las tierras de Gallowmere para recordar un título que seguramente muchos conoceréis: Medievil. Esta saga, perteneciente a la propia Sony, cuenta con dos notables entregas. La primera de ellas ha sido reeditada para PSP y está disponible en la Store de PlayStation 3, aunque siendo un título de PSX  y de la época de las televisiones enormes de tubo no le sientan nada bien las actuales televisiones.

No parece que de momento haya planes de recuperar a Sir Daniel Fortesque para una nueva aventura y los rumores en torno a Medievil 3 se han sucedido durante los años sin llegar a materializarse así que por el momento solamente nos queda recordar a este gran personaje y rejugar sus dos veteranas apariciones. Tanto los dos títulos originales como la adaptación a PSP son títulos totalmente recomendables para los amantes de los videojuegos.

Medievil

PsOne, 1999

Gallowmere, reino fantástico medieval, está en peligro. El mago Zarok ha hechizado a sus habitantes y los muertos vuelven a caminar. En su cripta, el cadáver de Sir Daniel Fortesque, capitán de la guardia real en el pasado vuelve a la vida para enfrentarse al archimago. Así comenzaba esta historia fantástica en la que nos narraban las desventuras de este caballero a quien todos tenían por héroe pero, como suele pasar en las leyendas, no lo era tanto.

La historia, una aventura mágica medieval de estilo clásico, nos llevaba a través de escenarios que pese a su ambientación oscura y gótica estaban muy lejos del dramatismo. Porque ante todo Medievil seguía ese estilo que ya no se ve mucho en la actualidad entre tanta historia épica llena de “intensidad”, un estilo desenfadado y humorístico. Empezando por el propio Fortesque, un esqueleto con un gusano por ojo y que con el tiempo se ha quedado sin mandíbula obligándole a gruñir ante cualquier cosa que le digan.

Durante el desarrollo recorríamos escenarios muy variados e íbamos conociendo a numerosos personajes de lo más pintorescos. Mención especial merecen los héroes de la guerra contra Zarok a los que visitábamos en su Galería de Héroes y que charlaban con nosotros, más de uno para echarnos la bronca, y nos entregaban objetos.

Los escenarios, como comentábamos, eran de los más variado, algo de agradecer, y siempre tenían algún puzle que resolver para avanzar y que en general resultaban bastante originales (Los jardines del manicomio siempre se merecen ser destacados cuando se habla de este título). Con nuestro esquelético amigo íbamos desde su cripta a los dominios de Zarok a través de granjas encantadas, huertos de calabazas andantes, monasterios con fantasma de la ópera incluido,… entre muchos otros. Durante este periplo se nos iban entregando numerosas armas y objetos  de todo tipo, la mayoría de obtención opcional, que daban una gran variedad a las posibilidades de combate y también a los puzles, ya que muchas veces las características de las armas servían para activar determinados mecanismos. En cualquier caso, por mucha espada mágica que te diesen como atizar con el propio brazo a modo de garrote o lanzar muslos de pollo mágicos no había nada.

Bajo el título Medievil Resurrection, Sony relanzó el título para su portátil PSP. Con sus errores, se trataba de una reedición del título original que añade nuevos escenarios y opciones jugables. Sin duda uno de los mejores títulos disponibles para la consola.

Medievil 2

PsOne, 2000

Tras el éxito del primer título, un año después llegaba su sucesor con un estilo que evolucionaba pero mantenía toda la estructura del original. Volvemos a controlar a Sir Daniel pero esta vez estamos en el Londres victoriano del siglo XIX. El veterano caballero dejaba atrás su cripta del cementerio de Gallowmere para pasar a ser parte de la colección del museo de un Londres industrial en el que los diseñadores daban protagonismo a la estética con toques de ciencia ficción que ya se vieron en las últimas fases de la primera entrega.

Esta segunda entrega imitaba el estilo que ya había hecho grande a la primera entrega, lo que hacía que se perdiese en parte la magia y el encanto pero daba lugar a un gran título que pulía y mejoraba lo ya visto. Nuevamente volvíamos a encontrar escenarios variados, un gran número de enemigos diferentes y numerosos objetos a utilizar. Como novedades, el título incorporaba nuevas opciones jugables como controlar la cabeza y el cuerpo de Fortesque por separado.

El estilo narrativo imitaba a su predecesor, con un equivalente de Zarok (el Conde) y diversos personajes que íbamos conociendo pero todo ello trasladado a los clásicos culturales de la época. Nos encontrábamos con personajes inspirados en clásicos de la cultura victoriana como Dankenstein (Frankestein), El Conde (Drácula), El destripador (Jack el Destripador),…. todo ello envuelto en un humor muy inglés.Tampoco faltaban los guiños a la primera entrega.

Un juego en definitiva bastante continuista en su planteamiento pero que no decepcionaba a quienes disfrutamos de las aventuras de Sir Daniel y que añadía opciones muy interesantes al desarrollo de lo ya visto en su predecesor.