BitBack – Robocop vs Terminator

Me vais a perdonar que me ponga nostálgico pero es que el juego al que dedicamos el BitBack de hoy es nostalgia pura y dura. Y es que si podemos asegurar que los 16 bits fueron la era dorada de las consolas fue gracias a títulos que llegaron a engancharnos como pocos lo consiguen ahora, tal es el caso de uno de los más absurdos y perfectos crossovers jamás habidos, Rococop vs. Terminator.

Los dos cyborg más famosos de los noventa se “dieron la mano” en este peculiar cruce aprovechando el tirón de cada una de sus respectivas franquicias cinematográficas. Y por aprovechar ese tirón el juego no fue publicado únicamente en Mega Drive y en la apodada “el cerebro de la bestia”, Super Nintendo, si no que también terminó aterrizando en varios sistemas de 8 bits como las portátiles Game Boy y la devoradora de pilas Game Gear e incluso en Master System. De entre todas las versiones, las de 16 bits fueron las mejores en calidad técnica y jugable, y entre ellas la de Mega Drive fue la mejor valorada gracias a sus particulares diferencias.

Lo que sí que tiene en común todas las versiones publicadas es el origen, que aunque parezca raro nada tiene que ver con el celuloide. Robocop vs. Terminator fue un cómic salido de la mente de Frank Miller (quien ya había trabajado en las dos secuelas “originales” de Robocop). La trama de los cuatro tomos que componían esta serie fue tomada para los videojuegos con algunas pequeñas diferencias.

El argumento mezcla de una manera sorprendentemente correcta ambos “universos” y nos sitúa en un arco temportal en el que Skynet descubre que la tecnología con la que se pudo dar “vida” a Robocop es la clave para el desarrollo de la tecnología terminaría permitiendo crear tan malvada inteligencia artificial. Bajo esta premisa envía a varios Terminator al pasado para proteger a Robocop, quien terminará descubriendo toda la verdad y decidirá luchar contra las terribles máquinas y contra todo aquel que se le ponga por delante.
La versión de Super Nintendo tiene una pequeña diferencia argumental en la que se incluye a un humano miembro de la resistencia que es enviado al pasado para acabar con Robocop y evitar la creación de Skynet. En este caso los Terminator viajarán al pasado para acabar con dicho humano, pero no contaban con que la parte humana del robótico policía tiene mucho peso en la personalidad de nuestro personaje y terminará aliándose con el enviado del futuro para acabar con la amenaza de Skynet.

Robocop vs TerminatorRobocop vs Terminator

Esta diferencia argumental en sí misma no es gran cosa, ya que una u otra historia no tienen grandes diferencias que empeoren o mejoren la experiencia de juego. Un pequeño matiz de la versión de Mega Drive fue lo que hizo que destacase sobre el resto de las versiones, cuyas críticas no es que fuesen precisamente buenas.
No es como para formar parte de un listado de “los peores videojuegos” de la historia, pero sí que hay que reconocer que podían haberse esforzado mucho más a la hora de diseñarlo. Los gráficos son bastante adecuados para las limitaciones técnicas de cada máquina, sin embargo la jugabilidad es bastante precaria en casi todas las versiones. Y al fin y al cabo la jugabilidad es lo que determina hasta que punto un juego puede llegar a ser adictivo o no.

Y he aquí una pequeña diferencia en la 16 bits de SEGA, la jugabilidad, que es algo mejor que en el resto de versiones, facilitando muchísimo la capacidad de entretener en términos generales. Pero lo que de verdad marcó la diferencia fue la censura, o más bien la falta de ella.
Las versiones “pequeñas” no podían hacer un gran alarde de efectos gráficos así que tienen una excusa para lo poco espectaculares que son, pero no pasa lo mismo con Super Nintendo, cuya versión fue vilmente censurada eliminando de ella todo rastro de la esencia del título.

Robocop vs TerminatorRobocop vs Terminator

El cómic en que se basa todo está basado “indirectamente” en Robocop, una película que a pesar de no ser muy exagerada, no escatimaron en mostrar violencia, gore, sangre, destrucción y muerte de forma explícita. Y así es como se planteó originalmente la conversión a videojuego y como sólo se mantuvo en Mega Drive. Para el resto parece que sólo se preocupasen de usar la imagen de las películas para garantizarse un mínimo éxito en lugar de mirar por la calidad final.
La censura a la que fue sometida la versión de Super Nintendo impidió que sus usuarios pudiesen disfrutar de la violencia, sangre y vísceras explosivas de las que sí que pudieron disfrutar los poseedores de una Mega Drive. Puede que este última frase suele algo fuerte o insensible, pero si has visto Robocop es imposible que pueda sorprenderte de modo alguno el tipo de violencia del que hace gala este juego.

¿Os imagináis a Robocop usando sus armas básicas (pero brutalmente destructivas) y que los enemigos no empiecen a saltar en mil pedazos? Pues SEGA tampoco, y por eso se encargó de que la versión programada por Virgin Games fuese lo más fiel posible a las películas y al cómic.

Y después de esto no sé a vosotros culpables, pero a mí me están entrando ganas de sacar de paseo a Murphy y liarla un poco por Delta City.

Robocop vs Terminator Game Boy

Esto sí que es hacer e Robocop y no lo del Chiquilicuatre.