BitBack: Shinobi III: Return of the Ninja Master

ARTICULO FICHA BITBACK Shinobi III

Shinobi, emblema de SEGA hasta mediados de los 90, llegó a su máximo esplendor con este Shinobi III: Return of the Ninja Master.
El título de mejor Shinobi de toda la saga, no le ha sido regalado porque sí. Estamos hablando de uno de los mejores juegos de la mismísima Mega Drive.

En primer lugar, nos encontramos con un apartado visual fuera de lo normal. Los escenarios, gozan de un nivel de detalle tremendo. Además de estar perfectamente detallados y ambientados, cabe decir que mientras avanzamos por cada escenario, podemos ver como hay varias capas de scroll. No sé cómo explicarlo correctamente. Digamos que, mientras avanzamos, el “fondo” del escenario no es ni estático, ni se mueve con nosotros. Es como si fuera un efecto pseudo 3D o que simula profundidad, en la que el fondo del escenario, se mueve a una velocidad distinta que la nuestra. Espero haberme explicado bien, que a veces me enrollo y al releer, ni siquiera yo sé que he escirto, jejeje…
Siguiendo con esta temática, no podemos pasar por alto el diseño de nuestro protagonista, Joe Musashi, ni de los enemigos que nos encontraremos en nuestro camino por salvar el mundo. Todos ellos, de un tamaño más que importante para lo que podíamos estar acostumbrados en la época. Pero sobre todo, lo importante de este aspecto es que, por grandes que fuesen los personajes que tuviésemos en pantalla, no se sacrificaba en ningún momento la velocidad y dinamismo del juego.

Shinobi III: Return of the Ninja MasterShinobi III: Return of the Ninja MasterShinobi III: Return of the Ninja Master

Y es que, el haber “ralentizado” el juego en pro de unos sprites bien definidos hubiera sido un error. Pero lo mejor de todo es que, en Shinobi III: Return of the Ninja Master, nos encontrábamos con unos sprites bien definidos y una jugabilidad rápida, intuitiva y sin pausas.
Seguramente, la jugabilidad de este juego tendrá más de un detractor, y es que SEGA rebajó la dificultad media de la saga. Personalmente, creo que fue una acertada decisión. El juego no es que sea tremendamente fácil, pero sí que nos permite “relajarnos” para que la experiencia jugable sea mucho más inmersiva.
En este capítulo, Joe Musashi, es en si mismo, la metáfora perfecta de la velocidad. Frente a sus predecesores, que podían considerarse algo lentos, en Shinobi III: Return of the Ninja Master disponemos de varias habilidades/movimientos centrados sobre todo el la velocidad y agilidad.
Además del Ninjitsu, que seguirá siendo nuestra ataque más poderoso, seguiremos contando con los shurikens (limitados, por supuesto) para las largas distancias, y con una pequeña espada para el cuerpo a cuerpo.
Como novedad, los movimientos que le permiten una mayor agilidad, si cabe, a nuestro ninja favorito, son los siguientes: una patada voladora, que aunque puede sonar algo simplista, es bastante efectiva. La posibilidad de correr en lugar de andar, lo cual es perfecto para acabar con varios enemigos según vayan saliendo a nuestro paso, ya sea a base de shurikens o espadazos. Por supuesto, realiza un salto, o doble sato, no va a detener nuestra carrera, por eso, me reitero en que, a poco habilidosos que seamos esquivando obstáculos y ataques enemigos, es muy divertido intentar pasarse algún nivel corriendo como un loco.
También se nos añade la posibilidad de “escalar”, mediante una fórmula muy socorrida en juegos de esta dinámica. Consiste en saltar contra una pared y volver a pulsar el botón de salto al estar pegados a la pared; saltaremos justo en sentido opuesto a la pared. Genial movimiento para salvar grandes alturas o llegar a puntos que de otro modo, serían inaccesibles.

Shinobi III: Return of the Ninja MasterShinobi III: Return of the Ninja Master

Respecto de los enemigos, aunque la tónica general es que son de un detalle, y apariencia, espectaculares, según progresemos en el juego, se irán volviendo de un aspecto cada vez más robótico.
No puedo evitar confesar que aunque no están mal, me gustan mucho más los enemigos de las primeras fases, basados totalmente en ninjas o en personajes del folclore japonés. Al menos a mí, me parecen mucho más vistosos.

Shinobi III: Return of the Ninja MasterShinobi III: Return of the Ninja Master

Durante el juego también dispondremos de alguna pantalla, de scroll automático, en la que, a lomos de un caballo, deberemos derrotar a los enemigos que nos vayan asaltando. Además, también deberemos esquivar una serie de obstáculos, los cuales, en su mayoría, son vallas clavadas al suelo.

En resumen, si te criaste con una Mega Drive, tendrás un grandísimo recuerdo de este juego. Si no te criaste con una Mega Drive, tan sólo decirte que te perdiste uno de los mejores juegos de la época de los 16 bits.