BitBack: Super Mario World 2: Yoshi's Island

Recién llegado como tenemos el Yoshi’s New Island no podíamos evitar volver la vista atrás y revisitar el juego que provocó que hoy podamos disfrutar de este título en Nintendo 3DS, el grandísimo Super Mario World 2: Yoshi’s Island. No podíamos tener mejor excusa para desempolvar este cartucho aunque siendo sinceros no nos hacía falta ninguna, estamos hablando de uno de los títulos que supuso un cambio radical dentro del universo Mario y que en lugar de suponer una lacra fue todo un éxito.

A lo largo de la vida de Super Nintendo pudimos disfrutar de tremendos juegos que nos regalaron horas y horas de diversión, pero al hablar de este juego no puedo evitar pensar en el topicazo de que en los últimos años de vida de una consola es cuando mejor se exprime el potencial del que es capaz. Cuando se puso a la venta, allá por la segunda mitad de 1995, la sombra de las 32 bits era muy poderosa, lo suficiente como para tener una competencia más feroz de la habitual. Por aquel entonces Sega Saturn ya había sido puesta a la venta y a PlayStation le faltaba muy poco.
De hecho, esta situación puede que sea la que provocase que a pesar de ser un juego mejor valorado que su predecesor no vendiese tanto. Hay que reconocer que no sólo debía hacer frente a la competencia habitual de SEGA, si no que la llegada de los nuevos sistemas también pudo provocar que la gente ahorrase para ellos y no se gastase nada en juegos de las 16 bits.

Y después de esta breve lección de historia y conspiranoia vamos a centrarnos, que o si no me enrollo que da gusto.
La historia del juego podría ser etiquetada como precuela del primer Super Mario World o incluso de cualquier Super Mario por presentarnos en pantalla a unos Mario y Luigi bebés.
Un malvado magikoopa llamado Kamek ataca a la cigüeña que lleva los bebés (¿de dónde y a dónde?) y así secuestrarlos. El plan no sale a la perfección ya que sólo consigue atrapar a Luigi mientras que Mario cae al vacío, aterrizando en Yoshi’s Island, donde Yoshis de distintos colores ayudarán a nuestro fontanero favorito a rescatar a su hermano secuestrado y a volver a casa, dónde quiera que este.

Super Mario World 2: Yoshi's IslandSuper Mario World 2: Yoshi's Island

Este arco argumental provocó que la jugabilidad cambiase radicalmente a pesar de mantener la esencia de la saga. Al ser Mario un bebé, Yoshi será el personaje que controlemos en la aventura que se nos presenta por delante y esto supone que podremos hacer uso de todas las habilidades propias de nuestro dinosaurio favorito.
La más básica que ya conocíamos consiste en la habilidad de devorar enemigos que podremos lanzar contra otros para derrotarlos, aunque seguiremos pudiendo acabar con ellos saltando sobre sus cabezas. Pero lo verdaderamente interesante es que a través de esta habilidad podremos conseguir ciertos poderes especiales durante un tiempo según el enemigo que devoremos. Por ejemplo, los típicos seres de fuego que saltan de la lava de los castillos nos darán la capacidad de escupir fuego cual lanzallamas una vez hallan sido absorbidos por Yoshi.

Otra de las habilidades que serán fundamentales para poder ir abriéndonos camino son los huevos de Yoshi, y no, no me refiero a esos “huevos” que nos conocemos… Al absorber un enemigo no sólo podemos escupirlo como un proyectil si no que también podemos tragarlo para que salga (adivinad por donde) convertido en un huevo. Mientras jugamos podemos llegar a llevar varios huevos que nos irán siguiendo mientras avancemos y que podremos lanzar libremente tanto para derrotar enemigos como para recoger objetos o activar “interruptores”.
A pesar de estas novedades hay cosas que nunca pueden faltar en un juego del fontanero más famoso del mundo. Así que podremos seguir derrotando enemigos saltando sobre ellos y las tuberías tampoco podían faltar a la cita.
Y todavía hay más novedades gracias a la inclusión en puntos concretos de ciertas pantallas en las que Yoshi deberá transformarse en determinados vehículos para poder avanzar hasta puntos totalmente inaccesibles de otro modo. Estos serán los únicos instantes en los que Mario seguirá estando a salvo a pesar de no estar a lomos de Yoshi. Matizo este hecho porque cuando recibamos el impacto de un enemigo no moriremos directamente, si no que Mario será cubierto por una burbuja y empezará a flotar por el escenario mientras da comienzo una cuenta atrás que indicará el tiempo que tenemos para volver a coger a Mario. En caso de que no podamos hacernos con él en el tiempo del que disponemos los secuaces de Kamek se lo llevarán y entonces sí que perderemos una vida. A esto hay que sumarle los métodos tradicionales de muerte directa como caer al vacío o sobre la ardiente lava.

Super Mario World 2: Yoshi's IslandSuper Mario World 2: Yoshi's Island

Sólo se puede llegar a la conclusión de que el sistema jugable es la combinación perfecta de detalles tradicionales de la saga con una gran cantidad de novedades sorprendentes. Pero lo realmente sorprendente del juego es sin duda el aspecto gráfico del mismo, puro arte hecho pixel.
Nintendo hizo uso del chip Super FX2 para crear el grafismo del juego y el que ya supondréis que fue el sucesor tecnológico del chip Super FX que usaron anteriormente en juegos como Star Fox o Stunt Race FX. En estos dos primeros títulos se usaron las capacidades técnicas del novedoso chip para crear entornos poligonales que aunque eran bastante básicos, consiguieron ser más que espectaculares en su época. Pero como tener una capacidad gráfica superior a la media no tiene por qué implicar gráficos tridimensionales exclusivamente, para el caso concreto de Super Mario World 2 se decidió perfeccionar el concepto de las dos dimensiones.
El estilo gráfico del juego os puede gustar o no subjetivamente, pero hay que reconocer que son simplemente espectaculares. Son varios los juegos en los que hemos comentado que parece que estemos ante un capítulo de unos dibujos animados y podríamos decir esto mismo sobre este juego, pero es que es mucho más que eso. No es simplemente que las animaciones sean perfectas, es que es como si estuviésemos jugando con una acuarela o con un dibujo hecho con lápices de colores y que además estuviesen vivos. Este detalle fue posible gracias al mencionado chip y se vio acompañado de otras mejores gráficas incapaces de realizar una Super Nintendo con su tecnología de serie tales como zooms, rotaciones en escenarios o deformaciones tanto del escenario como de los enemigos. Pero de entre todos los presentes, el efecto gráfico que creo que mejor justicia le hacía a las posibilidades del juego era que el efecto de volumen estaba totalmente presente a pesar de ser un juego bidimensional. Podía ser que tuviéramos sensación de profundidad en un escenario “plano” como que un enorme enemigos parecía salirse de la pantalla.
Todo el grafísmo del juego parece fruto de la magia más que de la tecnología, no sólo por lo magnífico que es (que también) si no porque además está acompañado de una sublime BSO que hará gozar a nuestros oídos durante todo el juego.

Super Mario World 2: Yoshi's IslandSuper Mario World 2: Yoshi's Island

Sin duda, una obra maestra que no sé si dejasteis escapar en su día y de la que podéis disfrutar en la nueva entrega de Nintendo 3DS. Pero durante todo este tiempo Yoshi no ha estado aislado en un remota cueva y hemos podido disfrutar de sus aventuras en varias ocasiones, y eso sin contar con los diversos juegos en los que tiene un rol secundario o los que son spin-off de alguna saga. Nintendo 64 fue la consola elegida para publicar la primera de las secuelas del juego, Yoshi’s Story. En este caso nos encontramos con que los únicos protagonistas son los Yoshis, cuyo mundo ha sido convertido en un libro por el bebé Bowser y que es representado como si todo estuviese hecho con “muestras” de tela, hay árboles, arbustos o nubes que incluso llegan a parecer cojines. Tras esta secuela no muy exitosa pudimos disfrutar del remake del original en Game Boy Advance, y más tarde aún, con el de Nintendo DS. Este último no llegó a ser ni secuela ni remake ya que en el fondo no deja de ser el mismo juego que vimos en Super Nintendo, pero incluye novedades bastante importantes como la inclusión de nuevos personajes (bebé Peach, bebé Donkey Kong o bebé Wario) que nos otorgan nuevas habilidades y además del juego a doble pantalla.

Todos estos juegos, remakes o secuales, no han llegado a conseguir estar a la misma altura que el original así que el tiempo y los culpables será quienes digáis si Yoshi’s New Island cumplirá las espectativas de los fans del dinosaurio de la Gran N.