BitBack: Teenage Mutant Ninja Turtles TMNT 1989

Esta semana, me vais a permitir darme el gustazo de escribiros sobre uno de los grandes clásicos arcade. Clásico por partida triple. Es de 1989, es de recreativa, y los personajes protagonistas también son ochenteros.

Nada más echar cinco duros a la máquina (ains… ¡qué recuerdos!), se nos daba a elegir entre uno de los cuatro héroes de la aventura, Donatello, Michelangelo, Rafael y Leonardo. Y aunque en principio, la jugabilidad es idéntica elijas a quien elijas, cierto es que, como dijo esta semana Jesus54, la mejor elección era Donatello, que con su Bō, es capaz de mantener a raya a a todos los enemigos.

TMNT 1989

El desarrollo del juego, como todo buen yo contra el barrio, nos hará enfrentarnos a decenas de miembros del Clan Ninja del Pie, y como no, contra sus miembros y aliados más poderosos.
Fase tras fase, nos tendremos que enfrentar a hordas de enemigos, que como viene siendo típico en estos juegos, diferirán de habilidades y poder, en función del color de su uniforme. Y después de aniquilar a cualquiera que se nos ponga por delante, como no, nos enfrentaremos al jefe de turno.
Todo esto, bajo la trama del secuestro de April O’Neal por parte de Shredder (el enemigo con nombre de electrodoméstico).

El grafismo del juego está totalmente inspirado en la serie de animación de finales de los ochenta, así como los propios personajes del juego. Esto se traduce en un mundo lleno de color, con un toque algo infantiloide (como en la serie), aunque a pesar de ello, bastante resultón. Y es que, no hace si no mostrarnos a nuestros quelónidos favoritos en sus salsa.

TMNT 1989

Hasta aquí todo normal, lo que de verdad me encantaba de este juego era la recreativa en sí, lo que es el tablero de los mandos. Lo bueno de esta máquina eran sus cuatro tableros de controles (algo no muy típico ni extendido), permitiéndonos, junto con tres amigos (y varias monedas de 25 pesetas cada uno) enfrentarnos a cualquier ninja, mutante, o residente de la Dimensión X que se nos pusiera por delante.

Para quienes no tuvisteis la oportunidad de jugarlo en su día, sólo os voy a decir una cosa, sección Arcade de XBOX Live.

Y como despedida, como rezarían nuestros héroes…

“It`s pizza time.”
“Kowaboonga.”