BitBack: Tomb Raider

Desde hace apenas una semana que podemos disfrutar de las nuevas aventuras de Lara Croft. Todo el proyecto ha estado rodeado de esa grandísima enfermedad que achaca a las novedades, el ‘síndrome de hype‘. Pero bueno, aquí no estamos para hablar de eso.
Y es que, si Lara ha vuelto para reclamar el trono que una vez fue suyo, vamos a relatar como consiguió hacerse con él. Os contamos el origen de Tomb Raider.

ARTICULO-BITBACK-TOMB-RAIDER-680-774x250

En el momento de la salida a la venta de Tomb Raider, no sabría decir cual fue la fórmula de éxito. Fue un poco, un cúmulo de cosas. Detalles en particular. En el fondo, el juego en sí, no innovó nada, pero sí que redefinió en muchísimos aspectos, el género de las aventuras de acción.

Aunque, como he dicho, no hay una fórmula clara que explique el éxito de Tomb Raider. Sí que me atrevo a afirmar que, de entre uno de los muchos factores que hicieron triunfar al juego, el hecho de que la protagonista fuera una mujer, fue uno de los más importantes.
Es un hecho que no se puede negar. Y desde luego, espero que esta afirmación no suene sexista, al menos, esa no es mi intención. Pero es innegable que a muchas personas les atrajo el concepto de la mujer heroína, que como suele ser habitual en estos roles, para la ocasión, Lara Croft fue diseñada con todo lujo de detalles, y con el mayor atractivo posible que permitían los gráficos poligonales de la época.
Para quien siga sin estar convencido de esta afirmación, os invito a hacer un ejercicio de memoria. Si recordáis, al poco de salir a la venta el juego “normal”, empezó a circular por internet un mod del juego, en su versión para PC, llamado Nude Raider, en el que podíamos controlar a una Lara Croft completamente desnuda. Sinceramente, nunca tuve la oportunidad de jugarlo, tan sólo he visto alguna imagen, y la verdad, no era para tanto. Pero curioso, desde luego, es un rato.

Tomb RaiderTomb Raider

De todos modos, el factor fundamental para el éxito del juego fue el tándem de jugabilidad/ambientación. Y es que, con la excusa que nos plantea el argumento, la búsqueda de el Scion, un antiquísimo artefacto con poderes mágicos, para evitar una catástrofe a nivel mundial, se nos brinda la oportunidad de recorrer medio mundo. Perú, Grecia, Egipto y la mítica ciudad de La Atlántida serán nuestros destinos en el juego.
El nivel de detalle de cada uno de los escenarios es simplemente perfecto. El motor gráfico del juego explota a pleno rendimiento las capacidades técnicas de PlayStation, siendo de lo mejor de la época. Cierto que ha posteriori ha habido juegos con un mejor acabado gráfico, incluidas las secuelas del propio Tomb Raider, pero que cuando este juego salió a la venta, PlayStation no llevaba ni dos años en el mercado.
Al diseño de los escenarios, acompaña el diseño de la propia Lara Croft, la cual (recuerdo que para la época), también estaba diseñada con todo lujo de detalles.

Y como no, la jugabilidad. Lara Croft, a pesar de ser una dama británica, es toda una aventurera que no durará ni un momento en adentrarse donde sea necesario para conseguir su objetivo.
Lara será capaz de realizar saltos en distintas direcciones, permitiéndonos una gran agilidad y versatilidad durante el juego, tanto a la hora de avanzar como evitar o esquivar enemigos. Como buena aventurera, su marcha es bastante rápida. Además, es una excelente nadadora, lo que podremos comprobar en ciertos momentos que para poder avanzar, necesitaremos adentrarnos en salas anegadas por el líquido elemento.

Tomb RaiderTomb Raider

Y siendo como es, tan arriesgada, la vida del arqueólogo. Al tener que enfrentarse a bestias salvajes e incluso supuestamente extintas o a asesinos a sueldo sin escrúpulos, Lara también es una experta en el uso de armas de fuego. Y aunque durante el juego podremos encontrar, y usar lógicamente, ametralladores UZI, escopetas o incluso una pistola Mágnum, el arma más divertida son las pistolas dobles que porta Lara desde el principio del juego.

Después de esta primera entrega, se supo mantener el listón perfectamente con Tomb Raider II starring Lara Croft, pero no sucedió lo mismo con consecutivas secuelas. Esto no quiere decir que no fueran buenas, pero desde luego, no supieron mantener ni mejorar el concepto de Tomb Raider. Y eso que, personalmente, de Tomb Raider The Last Revelation (capítulo bastante importante de la saga por lo que supuso su argumento, y no digo más, que no quiero hacer SPOILER), guardo un buen recuerdo. Pero no puede compararse con el Tomb Raider original, aun con todas las novedades y mejoras incluidas.

Tomb Raider

Las diferencias entre Tomb Raider (1996) y Tomb Raider: Anniversary (2007) son más que evidentes.

No fue hasta la llega de Lara Croft Tomb Raider: Anniversary que la saga volvió a ser, casi, lo que un día fue. Este juego es un remake del Tomb Raider original que se publicó en 2007 en todos los sistemas del momento, PlayStation 2, XBOX360, Wii, PSP y PC.
En este remake, además de las lógicas y más que evidentes mejoras gráficas, también disponíamos de nuevos movimientos y habilidades básicas que se habían ido añadiendo juego a juego y que no estaban disponibles en el primer Tomb Raider.

A día de hoy, y tras la publicación del nuevo Tomb Raider, denominado igual que el original, sólo espero que, síndrome de hype aparte, esta saga vuelva a estar en lo más alto de Olimpo de los videojuegos, que es dónde merece estar.