Bitback: Zero Wing

Después de analizar el tremendo Sine Mora, me quedaron ganas de seguir “matando marcianitos”. Buscando por las estanterías de mi habitación algo con lo que “quitarme el mono”, mis ojos se toparon con este juego, lo cual hizo que inmediatamente me volvieran a la cabeza maravillosos recuerdos de tardes merendando bollycaos y jugando con los amigos a la vez que mi cuerpo se sacudía con un escalofrío. Desde luego, ya no tuve que buscar más.

Zero Wing es un Shoot´em up de scroll lateral de corte similar a R-Type lanzado originalmente en 1989 para los salones recreativos por la mítica compañía japonesa Toaplan (Truxton, Hellfire, Fire Shark, Snow Bros…). En 1991 se realizó una conversión para Sega Mega Drive (que llegó a Europa el año siguiente) y en 1992 apareció también para PC Engine CD, sólo en Japón, de la mano de Naxa Soft. Como veis, ninguna de las versiones llegó a Estados Unidos.

En Zero Wing tomaremos los mandos de una nave sin alas llamada ZIG para luchar a lo largo de 8 fases (Natols, Legrous, Pleades, Aquese, Submarine Tunnel, Barricade Zone, Bellon, Gerbarra) contra la banda de piratas espaciales del malvado Cats. Cada fase cuenta con un diseño y enemigos específicos y en todas encontraremos a los típicos “jefes” de mitad y fin de nivel.

Para acabar con las hordas enemigas, nuestra ZIG dispone de tres tipos de arma correspondiendo cada una a un ítem de distinto color que, como es típico en estos juegos, obtendremos al derribar a un tipo concreto de enemigo. Así, el color el rojo representa al cañón Vulcan (arma por defecto), el azul se corresponde con el Láser y el verde con los Misiles teledirigidos. Estas armas pueden potenciarse hasta en tres ocasiones recogiendo el ítem correspondiente (aunque existe una cuarta mejora que se consigue de una forma especial). Cada una posee una potencia y un radio de acción diferente con lo que habrá que elegir con cuidado cual puede ser la más adecuada para cada situación.

Contamos también con otros ítems que nos proporcionarán más velocidad, vidas extra o el llamado “guardaespaldas” que es una especie de módulo circular que se situará delante de la nave, al estilo de la cápsula Force de R-Type, y que podremos usar como escudo o lanzarlo como una bomba.

Otra capacidad de la ZIG, y quizá la principal novedad que aportó Zero Wing desde el punto de vista jugable, es su “rayo de tracción”, que permite apresar enemigos de aproximadamente nuestro tamaño para que nos sirvan de protección o utilizarlos como arma arrojadiza.

Gráficamente, Zero Wing presenta escenarios variados y coloristas aunque algo vacíos, con especial mención en este apartado al diseño de algunos jefes finales. No obstante, queda bastante por debajo de los pesos pesados que ya se veían en la época que se lanzó el juego. La banda sonora, en cambio, sí que raya a mejor nivel gracias a melodías muy movidas y pegadizas destacando sobre todo la versión PC-Engine por su calidad CD.

A los ports para consola de Zero Wing, se les añadió una escena introductoria no presente en recreativa. Pues bien, es precisamente por la pésima traducción al inglés que se hizo de la intro de la versión Mega Drive, con ocasión del lanzamiento del título en Europa, por lo que este juego es recordado y ha pasado a la Historia.

La verdad es que es difícil en poco más de minuto y medio que dura la escena pegarle más patadas a la lengua de Shakespeare. La leyenda negra dice que la traducción la realizó un estudiante que daba lecciones de inglés en horario nocturno… Pues, de ser cierta, viendo frases como “somebody set up us the bomb” o “you have no chance to survive make your time” está claro que se quedaba dormido durante las clases.

Pero, de entre todas estas lindezas, sin duda la que más ha trascendido ha sido la expresión “All your base are belong to us” que podríamos traducir por “toda sus bases son nos pertenecen”. La mencionada frase empezó a utilizarse en algunos foros de videojuegos en 1998 y fue extendiéndose hasta convertirse en un auténtico fenómeno de masas en Internet en 2001 haciéndose mucho más famosa que el propio juego.  Se realizaron miles de montajes con PhotoShop, montones de videos en Youtube e incluso la frase se inmortalizó en camisetas, tazas, chapas, gorras… También ha aparecido en varios videojuegos (Command and Conquer Red Alert 3, Guitar Hero 5…), películas o videos musicales. Curiosamente, el fenómeno se produjo sobre todo en Estados Unidos donde el título, como se ha dicho al principio, nunca fue lanzado.

En conclusión, puede que Zero Wing no sea un Shoot´em Up sobresaliente, ni una de las joyas del catálogo de Mega Drive pero sí es un juego bastante divertido, largo (para lo que suele ser habitual en el género) y con un ajustado nivel de dificultad que no merece su inclusión en la lista de los 10 peores videojuegos de la Historia (realizada por una prestigiosa Web americana), ni que se le recuerde sólo por el mencionado “meme”. ¿Qué opináis vosotros?