Bit'em Up (XL): Bubble Bobble

Y parece que fue ayer cuando Taito era todo un referente en los salones arcade, cuando todo lo que publicaba se convertía en una auténtica obras de arte que les hacía ganar dinero a raudales. En este Bit’em Up que nos ocupa hoy queremos rendirle un sentido homenaje a una de esas recreativas clásicas, al gran Bubble Bobble.

CARRUSEL BIT'EM UP bubble bobble

bit'em up bubble boblle texto 1Antes de meternos a fondo creo que es bastante importante hacer un pequeño apunte para los más jovenzanos del lugar. Seguramente a muchos os sonará bastante el nombre y la jugabilidad de Puzzle Bobble que aun siendo un juego totalmente distinto, toma personajes y ambientaciones de Bubble Bobble. Pues bien, como habéis leído son juegos totalmente distintos. Mientras que el original Bubble Bobble es un juego de plataformas, Puzzle Bobble (también conocido como Bust a Move por occidente) es un juego de puzzle y habilidad. A los personajes y ambientaciones comunes hay que sumarle otra coincidencia que fue la marca de estos juegos, las “burbujas”.

Y ya nos dejamos de historias de abuelo cebolleta para centrarnos en este gran juego que tantas horas de diversión nos dio no sólo en su día, si no durante muchísimo años. Taito creó versiones para casi todas las consolas y ordenadores habidas y por haber en aquel lejano verano de 1986, cuando el juego vio la luz por primera vez en sistemas arcade.

Si ya pasáis de la treintena seguro que tuvisteis la suerte de vivir la época dorada de los recreativos de barrio en la que nos dábamos cita la más variopinta fauna posible. Por mucho que se renovasen las máquinas y pudiésemos disfrutar de auténticas obras de la ingeniería “videojueguil” siempre había una esquina reservada para los clásicos que nunca jamás pasaban de moda. Pues rara era la esquina en la que no pudiésemos encontrarnos con Bubble Bobble.

El secreto de este juego residía en su sencilla pero altamente adictiva jugabilidad, porque si llega a ser por el argumento… La historia nos pone en el papel de Bub y Bob, dos dragoncitos que deberán ir superando pantalla tras pantalla hasta enfrentarse al malvado Super Drunk y así rescatar a sus novias de sus malévolas garras. Tenemos que ser sinceros y reconocer que aunque el juego no hubiese tenido argumento tampoco hubiera pasado nada.

Bubble BobbleBubble Bobble

1 2