Bit'em Up (XLI): Especial Golden Axe Arcade

Seguimos una semana más con el especial de Golden Axe pero en esta ocasión volvemos a los origenes de la saga, las salas recreativas. Aunque la saga nació como un arcade, ya os contamos en el capítulo centrado en Golden Axe II que desde ese título cada nueva entrega sólo fueron publicados en sistemas domésticos, los principales en Mega Drive. Pero claro, SEGA no iba a cerrarse ninguna puerta e intentó explotar el éxito de la saga en todos los formatos posibles.

bit'em up golden axe

El primer juego del que deberíamos hablar es sobre el propio Golden Axe (el primero, por supuesto), pero ya hablamos de él en la primera entrega del especial en su versión doméstica de 16 bits. Tampoco tendría mucho sentido si tenemos en cuenta que las diferencias entre ambas versiones (arcade y doméstica) no llegaron a ser abismales, las había, pero no llegaron a ser muy exageradas.
Todo lo contrario a lo que ocurre con los dos títulos en los que nos vamos a centrar, que aun con sus más y sus menos se diferencian mucho de los juegos que pudimos disfrutar en Mega Drive.

Golden Axe: The Revenge of Death Adder

El regreso al formato arcade nos trajo a Golden Axe: The Revenge of Death Adder, un juego que repite la formula tanto del original como de sus “hermanos” de 16 bits. A pesar de esto podemos afirmar que es el primero de toda la saga que supuso todo un cambio radical en el aspecto argumental.

Golden Axe: The Revenge of Death AdderGolden Axe: The Revenge of Death Adder

Sólo uno de los héroes originales se adentrará en el campo de batalla para enfrentarse al recién renacido Death Adder, aunque de un modo bastante particular. Así que los nuevos protagonistas que estarán dispuestos a enfrentarse al mal personificado en esta nueva aventura serán Stern el bárbaro, Dora la (¿exploradora?) centáuride, Trix el elfo y Goah el gigante. Cuatro protagonistas en lugar de tres y todos inéditos a pesar de que he dicho que había uno de los originales que volvía a hacer acto de presencia. El que repite se trata de Gilius Thunderhead pero no llegará a ser jugable directamente ya que durante el juego irá “montado” sobre el gigante Goah.

Otra de las diferencias más que notables de este título con los anteriores es el acabado gráfico que como es lógico está bastante por encima al del resto. En parte gracias a que fue desarrollado para la placa System 32, así que estamos hablando del primer Golden Axe desarrollado para un sistema de 32 bits.

En lo jugable no os creáis que se quedaba corto y no había pocas novedades precisamente, al fin y al cabo la jugabilidad es lo que más podía hacer que nos descantásemos por gastar compulsivamente nuestras monedas de cinco duros en una recreativa o en otra.
Se acabó la linealidad ya que en más de un momento nos encontraremos con bifurcaciones que nos obligarán a tomar la decisión de qué camino queremos seguir. Puede que tampoco sea algo muy novedoso, pero es que esta característica cambiaba en función de la versión de la recreativa (que debió de haber a patadas), en una de ellas debíamos jugar todas las pantallas de los caminos no elegidos al final del juego.

Golden Axe: The Revenge of Death AdderGolden Axe: The Revenge of Death Adder

Los ataques mágicos típicos de la saga volverán a ser generados gracias a la recolección de vasijas en lugar de libros. Dentro de estos ataques nos encontraremos con una gran diferencia respecto a lo que nos tenían habituados, todas las magias no serán ofensivas. El ataque mágico de Trix consiste en hacer crecer manzanos cuyos frutos nos ayudarán a recuperar la energía que hayamos perdido.
Y todavía hay más. ¿Cuantas más vasijas tuviésemos recolectadas, más poderoso podía ser el ataque, verdad? Pues ya no. El sistema mágico de este juego nos exigirá un mínimo de vasijas para poder ejecutar el ataque especial, que será igual de poderoso sin importar la cantidad total que tengamos acumulada.

La última de las novedades más significativas que os estamos detallando también tiene que ver con el aspecto jugable. Al ser un juego arcade es lógico que podamos jugar como poco a dobles o incluso hasta cuatro jugadores, y así es, aunque dependerá en todo momento de las características de la cabina porque hubo varias versiones.
Centrados en esta particularidad se diseño un sistema de ataques combinados que se podían llevar a cabo por dos jugadores a la vez. Por entendernos y explicarlo de una manera sencilla, en realidad es como si nuestros personajes fuesen luchadores de lucha libre combatiendo en un 2 vs. 1.

Por si lo habéis dudado en algún momento, Golden Axe: The Revenge of Death Adder es un juego más que correcto, por eso mismo casi me da hasta pena hablar del “otro arcade” de Golden Axe…

Golden Axe: The Duel

Centrémonos, que tiene mucho peligro ponernos a hablar de Golden Axe: The Duel, así que intentaré no caer en la crítica gratuita a pesar de todo lo que tiene que criticar.
El problema principal de este juego es que quiso abarcar mucho cogiendo un poquico de aquí y otro poquico de allá y aunque no llega a ser desastroso, la verdad es que el resultado quedó muy lejos de lo que se esperaba y de lo que se podía exigir a un juego que llevase Golden Axe en su nombre.

Hay que reconocer que trasladar la dinámica de un beat’em up (acción pura y dura) a un juego de lucha (más acción, más pura y más dura) no tendría que haber supuesto mucho problema, aunque siempre se pueden entender ciertos errores o diferencias siempre y cuando estén justificadas por la jugabilidad o aspectos técnicos.
El estilo gráfico bebe directamente del título del que os hemos hablado en la primera mitad de este capítulo del especial, así que en este aspecto tampoco podemos quejarnos mucho, y eso que en el tema de ciertas animaciones podrían haberse esmerado algo más.

Golden Axe: The DuelGolden Axe: The Duel

El cambio de jugabilidad amplió considerablemente el plantel de personajes jugables aunque no esperéis encontrar ninguno de los originales, al menos no de una forma “directa”. A excepción del final boss, papel que vuelve a ser interpretado por Death Adder (es lo que tiene ser un megavillano de fantasía, que resucitas cuando quieres), el resto de personajes son totalmente “inéditos”.
Algunos de ellos nos recordarán excesivamente a viejos conocidos, pero el argumento del juego nos los presenta como descendientes de los protagonistas originales.
El resto sí que son novedad de verdad y están perfectamente integrados perfectamente dentro de la estética del universo de Golden Axe, caballeros, salvajes, brujos, espadachines, una especie de troll (que me llamaréis exagerado, pero me quiere recordar bastante a Blanka de Street Fighter II) e incluso el mismísimo Golden Axe. ¿Cómo? Pues sí, la propia hacha dorada toma forma de ente vestido con una armadura dorada armada con ella misma y hará gala de todo su poder ante quien se le enfrente para determinar quien puede llegar a blandirla.

Con lo dicho hasta ahora la verdad es que tampoco parece que sea un juego tan malo como fue considerado en su época, ¿no? Pues sí que lo es, porque el fallo más grande del juego es sin duda la jugabilidad.
Si nos ponemos a pensar hacia atrás, no es difícil llegar a la conclusión de que el origen de este juego fue el modo de juego The Duel que se implementó en Golden Axe II. Así que tenemos algo muy sencillo que empezó siendo una mera opción y que terminó convirtiéndose en un juego completo. Aunque de una cosa a otra hubo una serie de mejoras que pretendían adaptarse a la jugabilidad de un juego de lucha, debería haber habido muchas más.

Golden Axe: The DuelGolden Axe: The Duel

Aquel primer modo de juego bautizado como The Duel era simple y básico hasta decir basta, algo entendible si tenemos en cuenta lo que es, un modo de juego, un añadido. El problema está en que la jugabilidad del juego completo no llegó a ser muy fluida que digamos. Los fans más acérrimos de Golden Axe (y algún que otro despistado) puede que fuesen los únicos en disfrutad plenamente con este juego, por      que los más puristas del género se encontraron con un título de limitada jugabilidad y un precario sistema de combos que no ofrecía ningún tipo de atractivo e incluso llegaban a ser muy repetitivos y arcaicos.

Si me pusiese en modo troll no dudaría en afirmar que este es el peor Golden Axe si no fuese porque tiempo después pudimos disfrutar de Golden Axe: Beast Rider, y antes de él de ese esperpento “tridimensionalizado” que llegó a PlayStation 2 bajo la línea SEGA Ages 2500. Golden Axe: The Duel tiene que agradecer a estos dos juegos el que no se le pueda considerar como el peor de la saga.
Lo bueno es que a pesar de todo aun pudimos disfrutarlo en Saturn, y para echar un par de partidas rápidas con unos amigos no hay juego que venga mal.