Bit'em Up (XLIV) – Captain Tomaday

Que hay juegos raros creo que nadie lo pone en duda, pero que nadie se piense que es algo nuevo, para demostrarlo en el Bit’em Up de hoy vamos a echar la vista un poco atrás para hablar sobre Captain Tomaday, las aventuras de un particular tomate que fueron diseñadas bajo la batuta de SNK cuando todavía era un referente con sus arcades y con NEO GEO.

bit'em up captaim tomoday

El vistazo atrás que tenemos que echar nos obliga a saltar hasta 1999, año en que fue publicado este particular Captain Tomaday. Por aquel entonces SNK era todo un referente en los salones recreativos sin importar el género del juego que publicase, si llevaba su sello era un éxito seguro. Aunque a día de hoy se ven más bien poco, en parte porque puede que hayan pasado de moda y en parte porque ha cambiado mucho su perspectiva, el género de los shoot’em up (o juegos de avioncitos) tuvieron su momento de gloria hasta mitad de los 90, así que la puesta en escena de este título fue una apuesta bastante arriesgada por parte de los padres de NEO GEO.

Tranquilos, voy a recapitular que creo que hace falta. Sí, el juego está protagonizado por un tomate. Sí, el juego es el “típico” de avioncitos. No, el tomate no es piloto de avión. Lo que “pilotaremos” en este shoot’em up que se desarrolla con scroll vertical (automático por supuesto) es el propio tomate.

Captain TomadayCaptain Tomaday

Este título nos plantea un desarrollo totalmente infantil distanciándose del planteamiento “violento”  que suele ser habitual en otros juegos de corte similar. Nuestro protagonista no dispondrá de un arsenal de armas de fuego omnipotente, si no que se valdrá de sus propios puños para abatir a los enemigos que se le pongan por delante.
Todo el diseño del juego tiene ese toque infantil que le confiere una personalidad homogénea a pesar de la variedad de escenarios y enemigos que podremos llegar a encontrarnos, en gran parte gracias al colorido del que harán gala todos ellos. Un colorido y un diseño que a pesar de ese toque infantil tiene una calidad y un acabado innegables.

A pesar de que el punto de vista será cenital durante todo momento (de nuestro protagonista veremos principalmente el cogote), el juego no hace ningún caso a la lógica de la perspectiva. Bajo nuestro tomate aventurero nos encontraremos con todo tipo de construcciones y entornos naturales retorcidos sobre si mismos provocando que podamos ver su frontal, su planta o incluso alguno de sus laterales.
Parecido pasa con los enemigos que al no poder parar quietos ni un momento darán mil vueltas sobre si mismos para despirtarnos, esquivarnos o simplemente porque sí.

No faltarán todo tipo de power-ups para ayudarnos a superar los distintos niveles que deberemos superar si queremos finalizar el juego y no perecer en le intento, no obstante el secreto del éxito en este juego es única y exclusivamente nuestra habilidad a los mandos.
Los controles no podían ser más simples y básicos, lo que no deja de ser una espada de doble filo. Por un lado nos podremos habituar a ellos con bastante facilidad, pero eso no implica que lleguemos a dominarlos. Una cosa es acostumbrarse a algo y otra muy distinta es ser un as en ello.

Captain TomadayCaptain Tomaday

La simpleza de los controles se reduce básicamente a dos botones de acción, uno por cada mano. Como controlaremos a un tomate antropomorfo volador (a saber qué se tomaron en SNK antes de crear semejante personaje) atacaremos con sus propios puños a los enemigos. A pesar de tener brazos y piernas el personaje no tiene extremindades (sí, como Rayman) así que nuestros puños saldrán disparados hacia delante cada vez que demos un puñetazo.

Los dos botones de acción básicos corresponden a un puño cada uno. El botón A (situado en la posición izquierda de la botonera) controlará el puño izquierdo, y el botón B lógicamente nos servirá para el puño derecho.
Para poder realizar ataques especiales basta con tener pulsar repetidamente uno de los dos botones y cargaremos un superpuño cuya efectividad y poder de ataque es bastante considerable, aunque todo tiene su pega ya que mientras estemos cargando el puño seremos más vulnerables ante los ataques enemigos. O atacar o cargar, las dos cosas a la vez es imposible.
Dispondremos de un botón más que… bueno, no os vamos a chivar todos los secretos del juego, tendremos que dejar algo con aires de misterio para que lo descubráis vosotros mismos si os atrevéis a echar unas partidas a este juego.

Captain TomadayCaptain Tomaday

Estaréis de acuerdo en que el juego es más sencillo que el mecanismo de un chupete, pero me gustaría saber cuantas monedas de cinco duros llegó a tragarse a base de continues. No debieron de ser pocas, de eso estoy seguro.