Bit'em Up (XVI): SEGA Bass Fishing

Sin duda, SEGA siempre ha sido una de las compañías que mejores ratos nos ha hecho pasar en una sala recreativa con sus grandes juegos. Aunque también es cierto que tener tanta variedad de juegos provoca que algunos de ellos estén fuera de lo normal o incluso que podamos tacharlos de ser algo rarunos.

ARTICULO-Bit'em-Up-SEGA-Bass-Fishing-680-774x250

Y este es el caso de SEGA Bass Fishing, el “mejor” simulador de pesca de la época, aunque eso no sea decir mucho.
Siendo sinceros, aunque muchas de las recreativas de las que hemos hablado hasta ahora en Bit’em Up han sido grandes destrozadoras de nuestros bolsillos, no creo que esta máquina fuera una de ellas. Recuerdo que cuando la vi por primera vez en un salón recreativo, lógicamente me llamó la atención, y es que, un simulador de pesca es bastante extraño.
En su momento, no corrí a echar mis monedas desesperadamente, pero si que es cierto que me la quedé mirando, aunque fuese por ver de qué iba.
Al final, como no, la terminé probando, y aunque bueno, puede que no haya sido la mejor recreativa que he jugado, si que era bastante divertida.

SEGA Bass FishingSEGA Bass Fishing

Los gráficos del juego, a pesar de ser poligonales, eran bastante sencillos. Cumpliendo con su cometido de representar todo lo que debía haber en pantalla en cada momento.

La jugabilidad, como no, era también muy sencilla. Primero, porque estamos hablando de un arcade, juegos que son hechos para jugar durante unos minutos, no durante horas como un juego “doméstico”. Y segundo, porque si se hubiera hecho muy complicado, a saber quién se hubiera puesto a pescar salmonetes digitales.
Pues bien, como digo, la jugabilidad era sencilla, pero efectiva. Y dividida, por decirlo de alguna manera, en dos partes. En primer lugar, debíamos lanzar la caña, para lo cual, podíamos controlar a nuestro pescador (sobre su barca) lateralmente. Una vez que el anzuelo caía al agua, pasábamos a controlar precisamente, el anzuelo. En este momento nuestro cometido era esperar a que picara algún pez, recoger un poco el sedal para llamar la atención de los peces en caso de que no picasen a la primera, y terminar de recogerlo del todo para terminar pescando nuestro trofeo.
Simple sí, pero no tanto. Durante el proceso de recogida del sedal, podíamos perder el pez si lo recogíamos demasiado fuerte, y es que, como en la pesca real, debíamos ser cuidadosos.

SEGA Bass FishingSEGA Bass Fishing

También teníamos en handicap del anzuelo, o mejor dicho, el tipo de anzuelo. Antes de lanzar la caña, debíamos elegir que anzuelo íbamos a lanzar. Cada uno de los disponibles estaba catalogado según su dificultad.
Los más fáciles, se hundían hasta el fondo del agua, siguiendo la cámara todo la trayectoria del anzuelo, de ese modo, podíamos ver claramente qué ocurría bajo el agua. Los de dificultad más alta, se solían quedar flotando en la superficie, por lo tanto, hasta que no picaba un pez, no éramos capaces de saber si había alguno cerca o no.

La elección del anzuelo, además de la dificultad de ver o no qué le rodeaba, también condicionaba el tipo de pez que podíamos pescar. Cuanto más difícil fuese el anzuelo, más grande podría ser el pez pescado, aunque también debíamos tener más cuidado a la hora de recoger el sedal.
Y es que, en cada pantalla, el reto que se nos plantaba para superarla era recoger cierta cantidad de peso en peces. Por ejemplo, en modo fácil, nos podían pedir recoger 5 kg., pero el peso medio de cada pez era inferior a un kg. A esto, súmale el crono, que va descontando, aunque cada vez que conseguíamos pescar un pez, se nos sumaban unos cuantos segundos al marcador.

SEGA Bass Fishing

Los escenarios, sí que he de decir que eran bastante limitados, tan sólo tres, más uno secreto. Pero vamos, es un juego de pesca, no la gran aventura digital.

A pesar de no ser un juego de juegos, es sorprendente como la cantidad de portabiliades que se hicieron del juego: Dreamcast, PC, Wii, Xbox 360, e incluso en las tiendas virtuales PlayStation Network y Xbox Live Arcade… e incluso tuvo una secuela y una especie de spin-off, SEGA Marine Fishing.
De entre todas estas versiones, la más llamativa de todas fue la de Dreamcast. Por nada en concreto, bueno sí, por algo en concreto sí. La versión de Dreamcast, a pesar de que se podía jugar perfectamente con el Dreamcast Controller, también se podía hacer con el SEGA Fishing Controller, un mando con forma de caña de pescar (sin la parte larga, lógicamente, y que como véis, no sé cómo se llama). Este mando incluía los botones estándar en su “frontal”, y un par de detalles bastante importantes. Por un lado, incluía un carrete para recoger el sedal del mismo modo que haríamos con una caña de verdad. Por otro lado, venía incorporado con tecnología de detección de movimiento, obligándonos a tener que hacer el movimiento real en el lanzamiento de la caña.

SEGA Fishing Controller

En general, este arcade a pesar de sus rarezas, es bastante divertido. Por sí sólo, puede que no merezca la pena, pero por si os pica la curiosidad, tenéis la posibilidad de haceros con él a través del Dreamcast Collection que se puso a la venta hace tiempo en Xbox 360.