Bit'em Up (XXIII): Cyber Diver

De la mano de Taito y programado bajo su placa Genesys podemos encontrarnos con Cyber Diver, un extrañísimo FPS dispuesto a dejarnos con la boca abierta no solo porque está en una sala arcade, sino porque toca un género al que no estamos acostumbrados en estos salones del placer videojueguil.

ARTICULO BIT'EM UP cyber diver

Hoy en día éste género es uno de los más prolíficos en casi cualquier plataforma de videojuegos que se precie y que pretenda hacerse un hueco en el mercado. Los más viejunos del lugar (como yo) recordaréis que no hace mucho el género FPS estaba estrechamente ligado a los PC y que raramente se publicaba algún título en videoconsolas. A pesar de todo esto, donde jamás me hubiera imaginado encontrarme un FPS hubiera sido en una sala recreativa. Los arcade de este tipo que nos podemos encontrar son los denominados shooter on rails que poco tienen que ver con Doom, Quake, Halo, Call of Duty o Battlefield.
La esencia general de este juego bebe de otros títulos del mismo genero como Halo, Red Steel, Unreal Tournament 3, Half-Life 2 o Team Fortress 2. Y a pesar de ello la personalidad propia del juego está muy remarcada, no os vayáis a pensar que es un mero refrito de distintos juegos.
El parecido con alguno de estos juegos no es fortuito ya que Taito diseñó este juego originalmente como un mod de Half-Life 2: Survivor, así que es inevitable que tenga más de un punto en común con este juego.

El estilo gráfico poco o nada tiene que ver con los actuales FPS que nos llegan año tras año. Frente al típico realismo en los gráficos de este género, Cyber Diver nos muestra unos escenarios tremendamente coloristas y luminosos, lo cual no quita que estén invadidos de todo lujo de detalles. El diseño de los personajes tampoco es realista, estando muy inspirado en una estética anime que deja claro cual es el “made in…” de este juego. Esta inspiración llega a ser tan clara que es como si estuviésemos dentro de un manga o anime. Incluso podemos llevar a cabo pequeñas modificaciones en el aspecto de nuestro personaje a modo de equipaciones y armaduras.
A esto hay que sumarle la variedad de armas que tendremos disponibles durante el juego. Además de las típicas armas de fuego (pistolas, rifles de francotirador, …) nos podremos encontrar con armas tan especiales como un salmonete. Sí, habéis leído bien, un salmonete. Vamos, un pez, que a saber qué pez es exactamente. Y como diferenciación también dispondremos de un grupo de armas blancas o de cuerpo a cuerpo (he aquí una similitud con Red Steel). Dentro de ese grupo nos encontraremos sables, espadas láser, un ramo de flores o directa y simplemente nuestros puños. Y aun con los puños desnudos podremos realizar ciertos ataques especiales.

Cyber DiverCyber Diver

Durante el juego dispondremos de una serie de marcadores básicos durante el juego. En la parte superior, como en los juegos de lucha, aparecerá un cronómetro con cuenta atrás y dos barras de energía, la de nuestro equipo y la del contrario. En la parte inferior derecha aparecerá el arma que tenemos seleccionada, la potencia que tiene (mejorable), la munición que nos queda… y desde aquí podemos desplegar el menú para cambiar de arma.
En la parte inferior izquierda aparece representado nuestro personaje con la armadura con que va equipado y dos barras de salud/energía. Una del propio personaje y otra de la armadura que llevemos puesta. También se mostrará el nivel que hayamos conseguido alcanzar y alguna pequeña habilidad.
Jamás dejaremos de ver estos menús durante el juego, ni siquiera cuando cambia de punto de vista nuestra perspectiva. Y es que a pesar de ser un FPS, cada vez que demos algún salto importante (saltando de una azotea a otra, por ejemplo) veremos a nuestro personaje a cuerpo completo. Eso sí, en cuanto volvamos al suelo volveremos a la perspectiva en primera persona. Aunque claro, esto dependerá de la armadura que llevemos equipada, ya que según que equipo llevemos podremos planear, aumentar nuestra energía… digamos que el juego también tiene ciertos toques estratégicos.

En el aspecto jugable cabe destacar que los controles son algo distintos a lo de otros arcade más estándar o tradicionales. Como controles principales dispondremos de dos joysticks. Uno de ellos nos permitirá los movimientos laterales y el otro hacer giros para que no parezca que vamos andando haciendo el moonwalk. Los botones de acción los tendremos distribuidos en los joysticks para hacernos el manejo mucho más intuitivo y podernos adentrar perfectamente en los combates cinco contra cinco que permite el juego.

Cyber Diver

Ahora viene la pega, y es que si os apetece echar alguna partidilla a este arcade váis a tener que ahorrar bastante, básicamente porque a día de hoy sólo se encuentra en tierras niponas.