Bit'em Up (XXXVIII): Waku Waku 7

Si al oír el nombre de Waku Waku 7 se os viene a la cabeza la séptima temporada del programa de animales presentado por Consuelo Berlanga y Nuria Roca en los 80 y los 90 no podríais estar más equivocados ya que nos estamos refiriendo a uno de los arcades de lucha más raros y divertidos que jamás hayamos podido echarnos a las manos.

bit'em up waku waku seven

En el fondo estamos ante uno de los muchos juegos de lucha en 2D que tan populares eran no hace tanto tiempo, pero todo lo que forma parte de este juego es lo que lo convierte en un título atípico y excepcional que poco tiene que ver con otros juegos similares. Por un lado el nombre del juego, Waku Waku, es la onomatopeya japonesa que se usa para expresar emoción o entusiasmo, así que intentar hacer una traducción literal sería algo complicado. El 7 por otro lado no hace referencia a ningún tipo de cronología si no que simplemente indica el número de personajes disponibles que tenemos en el juego.
Estos siete personajes son bastante raros y se alejan bastante de las representaciones clásicas en este tipo de juegos ya que el juego se puede describir como desenfadado, paródico, raruno…
Rai. Protagonista indiscutible del juego cuyo aspecto es bastante similar al de personajes de manga ochenteros.
Arina. Contraparte femenina del protagonista con un atuendo algo parecido pero de aspecto animaloide ya que en realidad es un conejo humanoide.
Slash. Sin duda el personaje de aspecto menos cómico, representado por un elfo que blande una espada de energía al estilo de los sables de luz de Star Wars.
Tesse. Un robot con forma de doncella que a pesar de su delicada apariencia esconde un arsenal digno del más grande de los mecha.
Politank-Z. Este personaje es un robot bípedo que podría considerarse incluso como una parodia de los primeros Metal Gear y que es controlado por un policía enano y su perro.
Maruru. Clara parodia de Totoro que es acompañado en todo momento (incluso en combate) por una niña pequeña que lleva agarrada a su espalda.
Dandy J. Parodía del típico aventurero hipermusculado que nos recuerda a distintos estereotipos del cine norteamericano como Cocodrilo Dundee.
A parte de estos personajes hay otros secundarios que nos podrán ayudar en ciertos momentos del combate. Por ejemplo Arina contará con tres amigas que le animan durante el combate y Dandy J puede invocar a su joven acompañante y su gato para que le asistan durante la pelea.

Waku Waku 7Waku Waku 7

Pero hay dos personajes más que seguro que son de los que “mejor” recuerdo guardáis, sobre todo de uno de ellos. Estamos hablando del jefe final del juego y de otro que hace las funciones de mid-boss en una fase de bonus.
Bonus Kun. Personaje raro por excelencia. Cuando jugaba a los recreativos hace años siempre pensaba que se trataba de un cigarrillo gigante pero por lo visto se trata de un saco de boxeo. Pues bueno, pues vale, pues de acuerdo, nos lo creeremos. Extremadamente hábil a pesar de carecer de extremidades conseguirá que perdamos la paciencia en más de una ocasión gracias a que tiene una sorprendente habilidad para hacernos caer en un combo de golpes infinitos que hará que soltemos los controles mientras esperamos viendo como caemos derrotados. La cinta roja que lleva en la “cabeza” es una clara referencia al personaje que parodia, Ryu de Street Fighter.
Fernandeath (Fernández). Jefe final del juego del que he de confesar que jamás llegue a enfrentarme, y eso que creo que Waku Waku 7 es uno de los arcade de lucha en los que más monedas de cinco duros he gastado. Tiene la forma de una bola gigante con rasgos demoníacos.

Los escenarios representan entornos de todo tipo (París, Tokio, la entrada de una mansión, unas ruinas, un “andamio”…) en el que el hilo común entre todos ellos es el aspecto retrofuturista o steampunk con el que están diseñados. Incluso alguno de ellos tienen ciertas particularidades bastantes curiosas como el escenario de Fernandeath, que al ser de bola gigante su escenario está hecho a escala y el personaje con el que lleguemos a esa pantalla final también tendrá unas proporciones gigantescas, eso o que ese escenario nos pone a luchar en la maqueta de una ciudad.
Otro de los puntos en común que tienen todos y cada uno de los escenarios es el colorido del que hacen gala y los sitúa en total consonancia con el diseño de los personajes, ayudando a mantener el espíritu desenfadado y cómico del juego.

Waku Waku 7Waku Waku 7

El argumento del juego pasa casi desapercibido y prácticamente sólo sirve para dar una excusa a cada personaje para estar metidos en batalla. Todos los personajes andan en busca de siete bolas de colores mágicas para lograr sus deseos, consiguiendo una bola nueva cada vez que derrotemos a un enemigos, a excepción de Bonus Kun ya que como su propio nombre indica no es más que una fase de bonus.
La jugabilidad en los juegos de lucha es un factor fundamental para determinar su éxito o su fracaso. A pesar de que el sistema de juego es bastante simple nos permitirá realizar todo tipo de combinaciones de ataques inimaginables, especiales básicos, especiales devastadores cuando tengamos la barra de POWER llena… todo lo que podamos hacer con nuestro personaje dependerá de nuestra imaginación y de nuestra habilidad a los mandos. Aun sin ser expertos en este tipo de juegos es bastante fácil hacernos con el control de las acciones, aunque hay que tener en cuenta que sólo quienes dominaban realmente este juego eran capaces de superar a Bonus Kun, así que ya ni hablamos del nivel de habilidad que había que tener para llevar y vencer a Fernandeath. En resumen podemos decir que es un juego apto para “machacabotones” pero en el que es indispensable ser todo un maestro del joystick.

Además de las versión arcade que lanzó originalmente Sunsoft también publicó versiones domésticas para NEO GEO (hay que tener en cuenta que la versión recreativa estaba basada en este sistema) y para Sega Saturn. A día de hoy quiero suponer que debe ser prácticamente conseguir jugar a este juego salvo que sea a través de emuladores o similares. Es probable que poca gente se acuerde de este gran juego que jamás llegará a engrosar la lista de los mejores arcades de su época o a formar parte de recopilatorio alguno, pero a pesar de que oficialmente nunca llegó a ser un éxito brutal, me atrevo a afirmar que para muchas personas que a día de hoy ya superamos la treintena este título fue un auténtico referente del que es muy difícil que nos olvidemos algún día.

Waku Waku 7Waku Waku 7

Decidnos culpables, ¿fuiste hace tiempo de esos jovenzanos que aceptaron el reto de los siete de Waku Waku?