Blizzard se marca un detallazo

Historias como esta no salen todos los días, la verdad. No sé si os sonará la historia de Hexu, un chamán manejado por Ben Shaw, un ex-militar británico que quedó ciego en la guerra de Iraq y Damidian, un caballero de la muerte de un escocés llamado Owen.

La característica principal de estos dos jugadores es que, ambos juegan juntos al World of Warcraft pese a que, como hemos dicho, el primero de ellos es ciego, así pues, para poder hacerlo, Damidian es el que hace de guía a Hexu. Gracias a la implantación del primero de una serie de macros en ambos sistemas, Hexu ha podido seguir jugando al WoW y, de hecho, lo hace todos los días.

Es aquí donde aparece Blizzard que, tras tener noticia de este hecho tan insólito y, por supuesto, emotivo, decidió tomar cartas en el asunto y les ha premiado de una forma que, a mi parecer, es de las mejores que se le podría haber hecho. Se han creado dos objetos un casco llamado “Hexu’s Amplifying Helm” y “Damidian’s All-Seeing Eyes“, lo que viene a significar el “Casco Amplificador de Hexu” y los “Ojos que todo-lo-ven de Damidian”.

En la descripción de ambos objetos puedes leer lo siguiente en los respectivos objetos (pelos como escarpias)

Un hombre con amigos nunca estará ciego

[Una vista] Tan agudo como para ver por dos

Sin duda un gran detalle por parte de la compañía que demuestra una vez más que, debajo de esa carcasa sacacuarts, esa piel sacacuartos, esa carne sacacuartos y ese esqueleto sacacuartos, hay un corazoncito.