Blood Bowl 2 - Análisis PlayStation 4
m_Spfa21S48

Blood Bowl 2 ya ha llegado para hacernos pasar grandes momentos de deporte, brutalidad, sangre, dientes volando y como no, diversión. Los chicos de Cyanide Studio junto a la distribuidora Focus Home Interactive una vez más se han puesto las pilas y nos han dejado caer una gran segunda parte de Blood Bowl, el famoso juego de tablero de Games Workshop. Además esta vez se han estirado y lo han lanzado a la vez en PC y en nuestras consolas de no tan nueva generación (PlayStation 4 y Xbox One).

Lo primero que hay que dejar claro, para aquellos que no sepan de que va Blood Bowl 2, es que es un juego estilo RPG táctico por turnos por mucho que sea una especie de deporte al estilo fútbol americano pero a lo bestia, Así que el que busque acción trepidante y cosas por el estilo, mejor que siga con su FIFA (o Madden), que éste no es su juego.

Si sigues leyendo culpable, es por que la propuesta que aporta este juego te gusta (o porque te están obligando a leerlo con una pistola en la sien, pero eso me parece menos probable) así que para proseguir has de saber que el mundo en el que transcurre este juego es en el mundo de fantasía de Warhammer, no podría ser en ningún otro universo en el que podríamos ver un orco de dos metros peleándose con un niño hombre rata por una pelota llena de pinchos, todo un espectáculo visual.

Blood Bowl 2 - Análisis PlayStation 4

“Pero yo esto no se de que va, seguro que no voy a entender ni papa.” Podría pensar cualquier buen culpable. Pues se equivoca, el juego dispone del modo campaña en el cual van introduciendo poco a poco las reglas de Blood Bowl a modo de tutorial, empezando por partidos en los que irás casi sobre raíles y terminando por todas las reglas al completo. Al final con este sistema hasta mi abuela podría acabar jugando a Blood Bowl… Quizás debería probar eso, así podríamos jugar en multijugador local.

Hablando del modo campaña, a parte de ser un gran tutorial, narra la historia de los Reikland Reavers, un equipo de jugadores humanos que llevan una serie de temporadas desastrosas y nuestro objetivo sera hacerles ganar la copa Blood Bowl.

Esta historia estará toda narrada por los comentaristas Bob y Jim, un ogro y un vampiro que contarán todo lo que va sucediendo entre y durante los partidos, con un sentido del humor que mezcla la brutalidad y lo absurdo, creando un cocktail la mar de divertido que bien seguro que hará que sueltes alguna carcajada. Durante la campaña conoceremos una pequeña historia que tiene hasta giros argumentales, cosa que en un principio parece difícil siendo un juego en el que solo juegas sobre el campo.

Blood Bowl 2 - Análisis PlayStation 4

Estos son Bob y Jim, el ogro y el vampiro respectivamente.

El sistema de creación de equipos es accesible también a todo el público, ya que para los más novatos en el mundo de Blood Bowl este modo trae un asistente que te aconseja que hacer al empezar un nuevo equipo. Sigue siendo muy parecido a la primera entrega de la saga sin grandes cambios, se puede administrar el equipo con los fondos iniciales más los que vayamos adquiriendo al jugar partidos y nuestros jugadores evolucionarán y ganarán nuevas habilidades a medida que vayan consiguiendo experiencia en el campo de batalla terreno de juego.

En los partidos en sí se siguen las reglas exactas del juego de tablero, de hecho usamos hasta los dados que se lanzan para realizar acciones, cosa que ya hacía su entrega anterior. ¿Qué significa eso? que del primer Blood Bowl al segundo los cambios en la jugabilidad son más bien pequeños. De hecho, ahora hay solo 8 razas diferentes para jugar cuando en la versión definitiva del juego anterior habían más de el doble.

El gran fallo que tiene este Blood Bowl 2 sin duda es la inteligencia artificial, principalmente por dos motivos: El primero es que muchas veces se pasan como “pensando la jugada” durante varios minutos de reloj quietos sin hacer nada (igualito que Rajoy oiga) y encima son lerdos con avaricia, estás a punto de marcar un touchdown y te envían sólo a un tío inútil a detener a tu jugador… Seamos serios, señores. Para colmo, esto infla el problema que tiene de por sí Blood Bowl, y es que los partidos son bastante largos, 16 turnos cada jugador divididos en dos partes de 8 cada uno, cosa que puede espantar a la gente que tiene menos paciencia.

Pero si por lo que vemos este juego se parece tanto a su predecesor… ¿Por qué sacar una segunda parte? Pues la principal respuesta a esta pregunta está en el modo multijugador, ya que en la primera entrega de Blood Bowl se creó una importante comunidad pese al sistema que había para jugar tan… cutre. Y es que esta vez puedes jugar con tu equipo personalizado y se puede ir mejorando como si jugases en modo Offline, cosa que resulta bastante interesante y llamativo.

En el momento en el que nos adentramos en el tema gráfico, la cosa ya se pone más escabrosa: Lo primero es lo primero, y es que esas animaciones durante el partido estilo cinemático son sencillamente brutales, ver los mamporros que se meten los jugadores a la hora de placarse/derribarse es algo emocionante. Sin embargo aquí acaba lo bueno, ya que los gráficos no están a la altura de la actual generación que aunque no sean malos, son bastante mejorables. Durante los partidos cuando se enfoca al estadio a veces también hay pequeñas caídas de frames y además se echan en falta más animaciones durante los eventos externos del partido, que lo resumen con una simple imagen.

Blood Bowl 2 - Análisis PlayStation 4

Todos los partidos y la historia de la campaña como he dicho antes están narrados por los comentaristas pero en inglés, sin embargo está todo subtitulado al castellano para que todos podamos entenderlo… Si tienes las gafas puestas, ya que se han pasado con el tamaño de la letra que es excesivamente pequeño. Lo mismo sucede con las mini-historietas que nos muestran durante las pantallas de carga, que nos va a hacer sacar la lupa tamaño XXL en más de una ocasión.

Mientras toqueteamos los menús nos acompañará una música que por decirlo de alguna manera, mola y pega con el juego, aunque puede terminar siendo repetitiva. Y durante el partido tendremos sonido de estadio que bien podría ser de fútbol, así que tampoco tiene mucho misterio.

Blood Bowl 2 - Análisis PlayStation 4

Una bromita para los que sí conocían el juego de Blood Bowl

Por último y antes de concluir quiero hacer un guiño a la pobre PS Vita, y es que es un juego que no está nada mal para usarlo con la portátil de Sony a través de tu PlayStation 4 ya que los botones problemáticos que faltan del Dualshock 4 (R2, L2 R3 y L3) apenas se utilizan, aunque sigue teniendo el problema de la letra pequeña, pero para los culpables que hemos viciado como locos a la clásica Game Boy eso no supone demasiado problema.

 

Blood Bowl 2 - Análisis PlayStation 4
Blood Bowl 2 nos lleva de nuevo al terreno de juego de este brutal pseudodeporte de Games Workshop. Aún teniendo pocos cambios respecto a la primera entrega consigue volver a divertirnos con su original sistema durante los partidos fiel al juego de mesa original y su humor ácido... Siempre y cuando no termines atacado de los nervios por culpa de la inteligencia artificial de los equipos rivales.
Muy fiel al juego de mesaComentaristas que harán la campaña y los partidos más amenosIA desesperante
La primera entrega de Blood BowlApaga tu consola y búscate el auténtico juego de tableroCualquier RPG táctico por turnos podría valer
7.2¡Touchdown!
Gráficos6.5
Sonido7.5
Jugabilidad6.9
Diversión8
Puntuación de los lectores 3 Votos
9.0