Bloodborne - Avance PS4

Lo primero que se debe resaltar en este avance de Bloodborne, es el regreso de FromSoftware -en forma de exclusivo para PS4 a la casa Sony. Si bien en sus casi treinta años de andadura, la desarrolladora nunca se ha cerrado puertas, es justo reconocer que las mayores glorias e hitos para la compañía han surgido de consolas made in Sony. King´s Field, Armored Core, o el antecedente más reciente, Demon´s Souls, llegaron como exclusiva a alguna consola PlayStation, y a pesar de que la saga de más renombre de la empresa, Dark Souls, ha sido multiplataforma, los japoneses han decidido volver a ser leales a Sony con este Bloodborne. Lo que no sabemos, claro está, es cuánto le habrá costado a Japan Studio esa fidelidad, pero eso ya es otra historia que ni nos va ni nos viene.

ARTÍCULO avance bloodborne

Y hablando de historias, la del juego que nos ocupa pinta muy, muy interesante. La ciudad en la que se desarrollan los acontecimientos principales del juego se llama Yharnam, y es un emplazamiento milenario hacia el que centenares de personas peregrinan sin descanso, con la esperanza y el objetivo de conseguir sanar sus enfermedades, ya que, al parecer, el lugar esconde un viejo remedio médico capaz de obrar verdaderos milagros. Vamos, que Yharnam es una especie de Lourdes, y los enfermos viajan a ella cual jubilado del Imserso para curar el lúmbago.

Nosotros encarnaremos a uno de esos peregrinos, aunque por lo que hemos visto hasta ahora, será un viajero con un puntito extra de mala leche y valor, ya que cuando por fin consigue llegar a la ciudad, en lugar de encontrarse con la curación anhelada, tropieza con una ciudad arrasada y dominada por una horrible enfermedad endémica- ahora es cuando os cuento que blood borne es el nombre que recibe en inglés cualquier patógeno que se transmite a través de la sangre-.

Lejos de amilanarse, nuestro protagonista tirará de agallas, escopeta y serrucho molón, y luchará por sobrevivir y descubrir qué cojones ha pasado con el santuario que estaba destinado a proporcionarle una vida mejor.

avance bloodborne texto 1Este, y no otro, es el escenario que Hidetaka Miyazaki -director del juego- y su equipo han escogido para dar forma a una nueva aventura de rol y acción encuadrada dentro del terror más gótico que se pueda imaginar. No hace falta ser adivino para, con tan sólo echar un vistazo a las imágenes y vídeos que acompañan al avance, descubrir el opresivo, angustioso y acojonante entorno que, desde FromSoftware, se está gestando.

A muchos os vendrá a la cabeza algún capítulo de la saga Souls al ver ciertos parajes, y la verdad es que, aunque no vais desencaminados, Bloodborne tiene ese puntito entre lo civilizado, lo victoriano, lo casi normal, que lo alejará de las odiosas comparaciones y le dotará de una personalidad propia, que incluso, si las cosas le salen bien, podría incluso hacer olvidar a sus predecesores, y eso es mucho decir.

El hecho de que, acertadamente, sea un juego next gen, y no intergeneracional, permitirá a los grafistas y programadores japoneses dotar al mundo en el que se desarrolla el RPG de una riqueza y una frondosidad apabullante, que propicia el marco idóneo para recrear una historia como la que el juego propone. Miyazaki ha prometido una distancia de dibujado estratosférica, toneladas de nuevos efectos de luz, y criaturas y parajes que nos pondrán los pelos de punta. Si se terminan pareciendo a lo que las imágenes insinúan, la cosa puede ser muy bestia.

avance bloodborne texto 2En el plano meramente jugable, FromSoftware ha optado por mantener algunas de las cosas que les ha hecho grandes en el marco del action RPG, y han dinamizado otros aspectos que, sin lastrar la experiencia de juegos anteriores, si que la hacían menos brillante. No osaría yo a usar la palabra hack´n slash para definir el sistema de combate de Bloodborne, pero sí que podríamos acuñar un término a medio camino.

El caso es que el juego tendrá unos combates mucho más dinámicos, vibrantes e intensos que la franquicia Souls, y de hecho, se han propuesto como objetivo primordial el lograrlo. Claro ejemplo de ello es que, cada vez que alguien del entorno de programación habla del juego, subraya ese afán de cambio en la dinámica jugable, por algo será.

Para lograrlo, se seguirá manteniendo la dificultad aplastante marca de la casa, pero se sustituirá el sistema de combate ataque/bloqueo, por uno más rápido y activo, que mezclará las armas de corto alcance (el serrucho retráctil) con las armas de fuego.

En definitiva, y casi habiéndonos olvidado ya del mil veces retrasado Deep Down -ni siquiera se ha confirmado para occidente-, Bloodborne tiene una autopista abierta en PS4 para alzarse con el cetro de mejor RPG de la máquina. Aún queda mucho para comprobarlo de primera mano -llegará a lo largo de 2015-, pero no me podéis negar, poseedores de la consola, que este nuevo juego os hace mucho tilín.