Crítica de Boku no Hero Academia 2x08

Boku no Hero Academia 2×08 no se toma en serio a sí mismo ni se guarda respeto. Se veía venir un capítulo de transición y de secundarios, pero no se ha sabido llevar en absoluto.

Es impresionante cómo consigue la música de este anime hacer que este Boku no Hero Academia 2×08 parezca potable. Pero no lo es. Salvo algunos apuntes muy puntuales y el final, es el peor episodio de la temporada. Con diferencia, además. Y estas dos semanas no habían sido precisamente “sobresalientes”.

boku no hero academia 2x08

El caso es que Boku no Hero Academia deja de lado en estos 20 minutos todo lo que le hace ser, precisamente, Boku no Hero Academia. El resultado es un episodio de un anime tremendamente genérico, insulso, lleno de tropos y tópicos hasta las entrañas y que no sabe dónde narices ha metido su ritmo.

Se veía venir que esto iba a ser de relleno, un capítulo de secundarios sin nada especial. Pero, al menos, me esperaba algún combate interesante entre los participantes del Festival. En absoluto. Incluso el de Yaoyorozu y Tokoyami, un encuentro tremendamente atractivo, se solventa de un plumazo. Sin ningún tipo de emoción, ni cariño, ni cuidado. Los combates se suceden con planos reciclados y, prácticamente, sin sorpresas.

Cuando es una buena oportunidad para profundizar en un personaje se desperdicia. Por ejemplo, se ve que Yaoyorozu, pese a ser una de las mejores heroínas de todos, es insegura. Se sabe calculadora, inteligente, con un gran superpoder y, sin embargo, se ve superada por Tokoyami y su serenidad. ¿Se reflexiona más, se ahonda en su pasado, intereses o personalidad? Pues no. Que se pudra Yaoyorozu, que esto es un capítulo casi de relleno, no vamos a hacer las cosas bien.

Pocas cosas salvables

Y por el contrario, en el combate de Tetsutetsu contra Eijiro, dos personajes fuertes, impulsivos pero tremendamente planos, no hay combate. Se intercalan algunos puñetazos con un momento de reflexión de otro personaje, Uraraka, que está fuera del combate. Un muy mal equilibrio, que no sabe cuándo irse por el puro esparcimiento o cuando trata de buscar algo más profundo.

boku no hero academia 2x08

Al menos, en la parte final, cuando Uraraka, Iida y Midoriya está juntos, se ven ciertos vestigios de que no todo es tan malo. Uraraka se obliga a ponerse a la altura de todos sin ayuda. Insegura porque le toca contra Bakugo (nada menos) y nerviosa, pero hace cara a la situación. Lo único salvable de todo el episodio dura poco más que un minuto y medio. Hay que fastidiarse.

Boku no Hero Academia 2×08 tenía que ser uno de secundarios. Donde se exploraran las ambiciones, deseos y personalidades de esos que no ocupan tantos minutos. O, por el contrario, uno de batallas intensas. Quizá 2 o 3, no más. Pero no, se ventilan 5 combates como si no les importara a nadie. En vez de un capítulo de búsqueda o de exhibición se queda en un inocuo intento de humor absurdo (y ofensivo) que recuerda más a una versión diluida de BoboBo y Shin Chan que a los buenos momentos de Boku no Hero Academia.

¿Algo bueno? La maldita música. Tiene narices que las mejores canciones aparezcan en el peor capítulo. Al menos podemos oírlas en bucle para hacer tiempo hasta la semana que viene.