El episodio de Boruto: Naruto Next Generation 31 ha conseguido salvar un poco la saga gracias al combate que hemos visto. No es que sea espectacular, pero comparado con lo anterior, ha molado.

La saga de la aldea de la Niebla llega (por fin) a su final. Bueno, en verdad le quedarán uno o dos capítulos a modo de epílogo, por así decirlo. Pero el grueso se ha acabado en Boruto: Naruto Next Generation 31.

Lo único bueno que ha tenido este episodio es que la animación ha estado muy por encima de la media. Y al menos el combate ha sido entretenido. Pero más allá de eso, el anime sigue haciendo aguas por todos lados.

Un combate digno. ¡Por fin!

Si hay algo que ha sido interesante en este episodio, eso ha sido el combate. Boruto y Kagura han peleado por fin, aunque no haya sido la única lucha que hemos visto. Pero al menos ha sido resultona.

A ver, tampoco es que haya sido la panacea para el anime. El combate no ha sido ni espectacular ni brillante. Pero comparado con el que vimos la semana pasada de Sarada, pues al menos la cosa ha servido para adecentarlo un poco.

Hemos vuelto a ver la combinación Boruto-Mitsuki y las ideas que tiene el hijo del Hokage a la hora de enfrentarse a sus enemigos. No están nada mal las ideas que le salen al chico de debajo de la chistera. Como ya dijimos en otros episodios, a diferencia de Naruto, su hijo es un verdadero genio. Un vago, pero un genio.

Domina el elemento viento a la perfección (y también le hemos visto usar el rayo). Y gracias a eso es capaz de potenciarlo con sus clones para dar como resultado algo interesante.boruto naruto next generation 31 boruto

Además, se han visto técnicas que ya teníamos en Naruto. De los Hyuga, de los Uzumaki y, cómo no, de Samehada. Un bonito remember que al menos ha servido para despertar interés.

Aún así, la ida de olla del final ha sido un poco… eso. Ida de olla total. Me sobraba.

Un argumento que hace aguas por todas partes

Por desgracia, como he dicho, el resto del capítulo sigue en la tónica de la saga. Al principio esperaba ver con algo más de profundidad la aldea y su cultura. Pero pronto nos dimos cuenta de que no iba a ser así.

La guerra que quiere iniciar el loco este parecía muy bien planeada en las sombras. Pero igual que vino, hoy se fue. Se desmontó sin que nadie se enterase y todo metido en un sueño bucólico e idílico en el que todos vomitan arco iris y comen flores sonrientes.

A ver, no esperaba nada que fuese un espejo de la realidad. Pero al menos, si os metéis en temas de conspiraciones y demás, dadle algo de profundidad al asunto. Y no os lo ventiléis en un solo capítulo.boruto naruto next generation 31 mitsuki

Sinceramente, como dije en otra crítica, creo que han querido emular un poco la saga de Zabuza y Haku pero en Boruto. Lo que pasa es que han tirado demasiado por lo alto. Han ido a usar espadas legendarias, Mizukages varios y declaraciones de guerra. Y esto, en un inicio de anime, se va un poco de madre.

Precisamente estas ganas de mostrar algo más grande que en Naruto creo que ha sido lo que ha chafado la saga. Si no se hubiesen liado tanto con ella sino que hubiese sido un enfrentamiento con algún bandido o alguna secta, sin meter al Mizukage ni los espadachines de por medio, habría quedado mucho mejor.

La sensación final es que ha sido relleno total. Han pasado cosas, pero nada afectará a la trama principal.

Kagura… ay Kagura

El ojirrosa que prometía bastante en esta saga ha quedado muy tocado. No sé qué pensaban hacer con él, pero todo apunta a que va a ser una especie de nuevo Gaara para Boruto. Una amistad con un aspirante a Mizukage puede ser muy útil de cara al futuro adulto del anime. Pero la verdad es que lo han hecho fatal.

Apenas le han dado profundidad al personaje. Solo nos han mostrado el momento en el que raja a su “profesor” y este le acepta. Y ya eso le da motivos suficientes para volverse malo y empezar una guerra. ¡Anda ya! Si parece más influenciable que Homer Simpson, leches.

Sus argumentos son infantiles, absurdos y faltos de coherencia. ¿Acaso el Mizukage no confía en él? ¿No le han dado motivos para tener confianza en sí mismo también? ¿De verdad que solo Boruto le ha dicho eso en su vida?

Además, en ningún momento en la batalla hemos visto de nuevo ese ansia asesina que en teoría tiene. Esperaba a un Kagura desenfrenado y protagonizando alguna salida de tono. Pero qué va, no ha hecho absolutamente nada de eso. Entonces ¿para qué tanto lío?boruto naruto next generation 3 kagura1

A ver qué nos depara la semana que viene. Porque yo soy el Mizukage, y un buen copón le doy al niño. Además de quitarle la espada durante un tiempecito y ponerlo a recoger mierdas de la calle.

Pero todo se quedará, como he dicho, como estaba al principio. Aspirante a espadachín, confianza del Mizukage y Boruto siendo amigo íntimo de él. Quizás lo único que lo salve es que lo manden a Konoha a entrenar allí o algo y lo veamos más. Porque si no…

Fin de saga… y ahora qué

Por fin se acaba la saga. Ya era hora porque se ha hecho infumable. Sobre todo en los últimos episodios. Aún no hemos visto absolutamente nada del manga, pero parece que eso se puede acabar pronto.

Ya hemos visto a Boruto, Sarada y Mitsuki pelear juntos. El nuevo equipo de tres está casi formado, y podría ser un indicio de lo que veremos en el futuro. Ahora vendrán unos episodios de pausa y tranquilidad, o de epílogo. Y espero que por fin se metan con la formación de equipos de una vez. Además, eso dará pie a ir a la trama de la película y, por fin, algo con más trama y guión en el que se pueden basar.

A ver si a partir de aquí vemos ya un guión algo sólido porque esto se está cargando completamente el anime. No tiene ni punto de comparación con Naruto.

Si esto fuese el primer anime de este universo, os digo que habría perecido hace mucho, mucho tiempo.

[amazon_link asins=’B0198KU5KM,B01LZVHZAW,B00AJQVVIK’ template=’ProductCarousel’ store=’guil0f-21′ marketplace=’ES’ link_id=’3e3f72ff-c648-11e7-90cd-110cad777dce’]