Así como se encuentra trabajando en webcams para Windows 10, Microsoft podría estar haciendo lo propio con cámaras 4K para Xbox One.

Aunque la sombra del Kinect sigue acechando por sus años oscuros, se ve que los de Redmond no quieren tirar la toalla. En la misma Microsoft podrían estar trabajando en cámaras 4K para Xbox One, habilitadas con funciones diversas.

Según la información que posee Thurrot, Microsoft tiene en su fuero la capacidad de aplicar tecnologías como Windows Hello en dichas webcams. También apuntan a que no estaría interesada en venderlas junto a la consola, sino que se ofrecerían como un periférico separado.

Su utilidad estaría enfocada a apps de la consola como Skype e incorporarían utilidades como reconocimiento facial o la posibilidad de cambiarnos el rostro por diferentes personajes de la compañía. Por el momento no se sabe más información y podría tratarse de una mera especulación.

Lo más seguro es que Microsoft estudie el rendimiento de las mismas en Windows 10. Más adelante, trataría de llevarlas a sus consolas, en función de la acogida y la demanda. No sería mala idea hacer una aproximación de ese nivel, tal y como dejó las cosas con Kinect.

Quién sabe, a lo mejor le encuentran un uso interesante en el futuro con Halo Infinite. ¿Os imagináis ver reflejada vuestra cara en el casco Spartan de un compañero?

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of