Cast of the Seven Godsends Análisis PS4

¿Alguna vez has jugado a Ghost’n Goblins? ¿Super Ghouls’n Ghosts? Si no es así, ¿te gustan los juegos sencillos y de estilo retro? ¿Te gustaría repetir esa experiencia o saborearla por primera vez?

Si has contestado que no a todas esas preguntas, no hace falta que sigas leyendo: Cast of the Seven Godsends no está hecho para ti. Si, en cambio, has contestado que sí a alguna de ellas, intentaré a lo largo de este análisis ilustrarte sobre si merece la pena este juego o no.

Primero de todo, la pregunta con la que empieza el primer párrafo no está puesta porque sí: Cast of the Seven Godsends bebe en gran cantidad de la influencia de Ghost’n Goblins, videojuego lanzado en 1985 en la NES y su tercera parte Super Ghouls ‘n Ghosts, de 1991 para la Super NES a los que rinde tributo y homenaje… quizás de forma exagerada.

La diferencia entre revivir los viejos tiempos y calcarlos

Resulta evidente desde el primer momento que coges el mando que estás ante una aventura de corte clásico. La sintonía que suena de fondo rememora los sonidos que venían de la mano con los videojuegos de los 80 y 90: ese estilo sencillo, pegadizo y repetitivo. Los controles acompañan a esa filosofía: cruce o joystick para el movimiento, triángulo y círculo el ataque, cuadrado y equis el salto. Más simple imposible.

¿Cuál es el problema entonces? Dejaré que lo comprueben ustedes mismos:

Este es un gameplay de Ghost’n Goblins, el juego original de la saga que principalmente emula:

Este es un gameplay de Super Ghouls ‘n Ghosts, tercer juego de la saga y su principal inspiración:

Y este, finalmente, es un gameplay del propio Cast of the Seven Godsends:

Son juegos condenadamente parecidos. Y sí, es evidente que si tu intención es emular el estilo de una obra del pasado van a ser similares, pero la gracia de realizar algo así es aportar algo nuevo, que lo desmarque de lo ya hecho e infunda a esa creación de un espíritu propio. ¿Se siente eso al jugarlo? Yo al menos No. ¿Es por ello un mal juego? No necesariamente.

Eso sí, los gráficos son más propios de nuestro tiempo, otorgándole un aspecto visual más suave, pero que no está a la altura de la brillantez que se ha visto en otros indies de los últimos años, sobre todo en lo referente a las partículas. La banda sonora, por su parte, está compuesta por una serie de canciones muy sencillas y que se repiten continuamente, una característica habitual de esta clase de juegos que puede resultar cansina a algunos.

Cast of the Seven Godsends Análisis PS4

El poder de los Dioses

El argumento del que se parte es más simple que el mecanismo de un botijo: eres Kandar, un rey cuyo hijo acaba de ser raptado por un ser con intenciones demoníacas. Para su misión de rescate cuenta con el apoyo de siete dioses, los cuales le proporcionarán hasta sus propias armaduras por el camino para ayudarle a cumplir su misión.

De esta forma se establece un sistema de mejora de armadura que recuerda a lo ya visto en Super Ghouls’n Ghosts, tercer juego de la saga Ghost’n Goblins, en el que también el protagonista empezaba frágilmente protegido y conforme avanzaba iba consiguiendo mejoras en su resistencia.

Cast of the Seven Godsends Análisis PS4

Esta mecánica, junto a la posibilidad de invocar los poderes de los propios dioses y el variado arsenal de armas son los que conforman el espectro de posibilidades que ofrece la jugabilidad. Un conjunto que resulta simple y llanamente entretenido y que puede ser suficiente aliciente para muchos, sobre todo aquellos que prioricen la diversión sin complejidad sobre cualquier otro aspecto.

Aventura con Game Over

Otra característica que puede atraer y alejar a propios y ajenos a este juego es su limitada cantidad de vidas. Funciona tal que así: al comenzar una partida, abajo a la izquierda aparecen cinco retratos de la cabeza del protagonista que indican cada una de las oportunidades que tiene de pasar la fase con ese crédito. Si se acaban los cinco, pierde un crédito y se te da la oportunidad de resetear o seguir y gastar otro crédito. ¿Cuántos créditos tienes? Cinco. Es decir, cinco oportunidades por cada uno de los cinco créditos, que da un total de veinticinco vidas para pasarte el juego.

Cast of the Seven Godsends Análisis PS4

Si las gastas todas pasa lo que es obvio: el juego te muestra una pantalla de Game Over dejándote claro al estilo old school que la partida ha terminado. Si quieres continuar disfrutando de Cast of the Seven Godsends obviamente puedes, pero deberás hacerlo desde el principio… pero no del juego, sino del mundo en el que te encuentres, que aun así suele ser un retroceso bastante acusado.

De esta forma se establece una mecánica que añade un plus bastante grande de dificultad al título y que puede suponer un extra a la hora de alagar la duración del mismo. Por el contrario, esta forma de obligar al jugador a morir “permanentemente” y repetir parte lo que ya había superado puede exasperar a más de uno y acabar siendo un lastre que le impida finalmente superar esta obra que, de otra manera, sería mucho más accesible. Para bien o para mal.

De matar va la cosa

En las “etiquetas populares para este producto” que acompañan al juego en Steam aparece una que me resultó llamativa: plataformas. Sí, es cierto, hay secciones que requieren dar saltos y movimientos que requieren precisión, pero no es precisamente un elemento principal de la obra. Decir que porque haya cierto plataformeo es un plataformas es como asegurar que Breaking Bad es un dramón romántico porque haya un par de escenas de esa índole.

No, podrá haber desniveles y precipicios que salvar, pero ese no es el elemento que define el juego sino casi una parte más del decorado, el toque de sirope de chocolate que se le añade al pastel para hacerlo más atractivo. Aquí lo importante, en definitiva, no es ser un experto en el arte de moverte por el escenario, y menos mal, porque la sensación que transmite no es precisamente de precisión. Esto va de darse tortas con el enemigo. Metafóricamente, claro, el protagonista es lo suficientemente civilizado como para usar armas y no mancharse las manos.

La acción define el eje central de la jugabilidad y se aprovecha de la aparición de los múltiples elementos ya mencionados (arsenal variado de armas, poderes temporales, armaduras, limitada cantidad de vidas…) para convertirlo en un valor seguro de diversión. Pero cuidado, que sea divertida no significa que sea brillante.

Cast of the Seven Godsends Análisis PS4

Lo cierto es que la sencillez de los controles y de la interacción con los elementos del escenario juega a su favor en los primeros compases… pero (salvo que el que se encuentre con el mando en las manos sea fan acérrimo del género) con el paso de la aventura acaba resultando repetitivo y poco atrayente. No tanto por esa simpleza sino porque la falta de un acompañamiento más digno de diseño de escenario, música, enemigos y de un factor diferencial respecto a otros títulos hacen que, tras las primeras pantallas, uno se llegue a plantear si vale la pena seguir.

Además, hace falta comentar que la elección de los botones para las acciones en el mando de la PS4 no es el más acertado y ergonómico: triángulo y círculo efectúan el salto (sin diferencia entre hacerlo con uno y otro botón) y cuadrado y equis para atacar (de igual manera). Un detalle anecdótico pero que me resulta una mala decisión, porque la verdad, tarda uno en cogerle el gustillo a atacar con la equis y saltar con el triángulo.

Queda como último detalle por reseñar los jefes de mitad y final de nivel que sí, es cierto, aportan los mejores momentos del título y tienen su interés. También hay que reconocer que, aunque al principio tienden a sentirse injustos, al par de intentos te acostumbras a las mecánicas y puede resultar un enfrentamiento satisfactorio. Sin embargo, tampoco se puede decir que sean suficiente como para llevar a este juego más allá de lo simplemente aceptable, y lo cierto es que -salvo honrosas excepciones- no son realmente una expresión de originalidad. De hecho, varios de ellos me decepcionaron, ya sea por su facilidad o por la falta de atractivo que desprendían su diseño y ataques.

Cast of the Seven Godsends Análisis PS4

Se pone muy bravucón, pero no tiene ni media torta

El todo que componen las partes

Es muy habitual decir a la hora de analizar un videojuego que, si bien una o varios de sus elementos flojean, el conjunto que forman resulta superior a la simple suma de cada uno de ellos por separado. Sin embargo, en este caso son demasiados las partes que cojean y que apenas llegan al aprobado como para formar un conjunto notable. Cast of the Seven Godsends no es un mal juego, no llega a ser mediocre, pero tampoco llega a ser nada más que un simple aprobado. Si te gusta el género y la estética que posee te ha atraído adelante, cómpralo. Pero si la idea de jugarlo te genera dudas entonces la pregunta que se formulaba al principio de este análisis ha sido contestada: Cast of the Seven Godsends no está hecho para ti.

Cast of the Seven Godsends Análisis PS4
PUNTOS CLAVEEmula los clásicos en 2D de acciónSin ser malo, se siente repetitivo y más de lo mismo
ALTERNATIVASSi quieres disfrutar de un clásico: Ghosts 'n GoblinsTambién aplicable a Super Ghouls 'n GhostsSi buscas algo más actual: Rogue Legacy
5.5Ligeramente entretenido
Diversión6.5
Jugabilidad6
Gráficos/sonido5.3
Historia misiones4
Puntuación de los lectores 3 Votos
8.2