Las series Castle y Agent Carter han sido canceladas

Agent Carter y Castle, dos de las series más conocidas de la ABC americana, han sido canceladas debido a su bajo índice de éxito y la baja expectación que generaban sus próximas temporadas.

Después de ocho temporadas, Castle mostrará su último capítulo la semana que viene. Ha sido una decisión inesperada: la cadena habría hablado con Nathan Fillion, Seamus Dever y Jon Huertas para volver con una novena temporada. Ahora bien, parece que la decisión de no contar con Stana Katic (Kate Beckett en la serie) no ha sentado muy bien a los fans y han decidido acabar la serie.

Agent Carter y Castle, dos de las series más conocidas de la ABC americana, han sido canceladas debido a su bajo índice de éxito y la baja expectación que generaban sus próximas temporadas.

De hecho, han sido grabados dos finales para la serie: uno que acababa con la octava temporada pero daba pie a una novena, y otro más definitivo, que parece ser el que se muestre próximamente.

En cuanto a Agent Carter, parecer ser que la segunda temporada no tuvo la misma aceptación que la primera. Además, según THR (The Hollywood Reporter), la serie jamás alcanzaría las cuotas vistas en Marvel’s Agents of SHIELD, la que parece será su predecesora a mitad de temporada.

 

La buena noticia es que al menos la actriz de Agent Carter, Hayley Atwell, no se quedará sin trabajo por mucho tiempo. Ya le ha sido entregada una nueva serie para protagonizar, llamada Conviction, donde encarnará a una abogada y Primera Hija que acepta un trabajo en Nueva York para “evadir los tiempos de cárcel por posesión de cocaína y evitar dañar la imagen de su madre como Senadora”.

Por último, también recordar que ABC ha cancelado también otras series como Los Muppets y Galavant. La serie de muñecos para adultos concluirá con una temporada de 16 episodios, promediando 5.3 millones de espectadores.

Tras varias temporadas, algunas de las series más conocidas del panorama actual echan el cierre. ¿Cómo afectará esto a la cadena? Sin duda, y como siempre, quienes más pierden son los espectadores.