Edén en Final Fantasy VIII Remastered

Cómo conseguir a Edén en Final Fantasy VIII Remastered

¿Quieres enlazarte con el Guardián de Fuerza más poderoso del juego? Te explicamos cómo conseguir a Edén en Final Fantasy VIII Remastered.

Edén es conocida como la invocación más fuerte de todo el juego. No es por nada, pero la «jodía» es capaz de hacer entre 20.000 y 70.000 puntos de daño a los enemigos. Sí, culpables, sí, rompe con el límite impuesto en el videojuego de los 9.999 puntos de daño y salud. Viendo esto, arderéis en deseos de echarle el guante y es por eso que os traemos la forma de conseguir a Edén en Final Fantasy VIII Remastered.

Para que os sea más fácil vislumbrar los pasos, os dejamos con un vídeo de OSIRIS donde muestra al procedimiento que debéis seguir.

Al igual que Bahamut, se encuentra en el isla del Buque de Guerra. Simplemente, llegar a lo más profundo de la misma una vez Bahamut rompa la tuba donde se encuentra y revele una escaleras que bajan. Aquí tendréis que ir jugando con la presión de las puertas para ir bajando más y más niveles.

La primera puerta la abrirá Squall automáticamente a modo de tutorial. La segunda tendréis que escoger 2 unidades de vapor para que se abra. Con la tercera y cuarta solo usad una. En el último piso bajaréis por un ascensor y daréis con un panel en el centro de la sala que uno de nuestros compañeros abrirá.

Entraréis en una nueva zona llamada «Deposito marino profundo», tendréis que ir bajando las escaleras y luchando contra enemigos aleatorios (obligatorios) bastante «joputers». Una vez toquéis fondo os troparéis con una grúa que necesita 10 unidades de vapor para funcionar. Úsalas y prepárate para luchar contra un súper jefe secreto: Arma Artema. Huelga decir que es de los enemigos más difíciles del juego y que más os vale bajar bien preparados. De ella podremos extraer a Edén, la que es también la mejor invocación de Final Fantasy VIII.