cómo conseguir todos los límites de Final Fantasy VII Remake

Cómo conseguir todos los límites de Final Fantasy VII Remake

Si queréis los mejores ataques de vuestros personajes, estáis de suerte ya que os contamos cómo conseguir todos los límites de Final Fantasy VII Remake.

Una de las características más atractivas que poseía el juego original era la posibilidad de desencadenar potentísimos ataques conocidos como Límites. Claro está, el Remake, como bien os concretamos en el análisis, no iba a perderse la posibilidad de traerlos de vuelta, aunque son menos numerosos y más difíciles de ejecutar. Es por ello que os traemos cómo conseguir todos los límites de Final Fantasy VII Remake.

En total, hay 2 límites para cada personaje. Todos empezarán con uno de serie, que podremos ejecutar una vez llenemos su correspondiente barra. Para conseguirlo, tenemos que recibir una cantidad de daño bastante elevada y no consumirán BTC, a diferencia del resto de habilidades. Eso sí, a diferencia del original, rellenarlos toma mucho más tiempo y precisa de una acumulación superior de daño, además de que se vaciará la barra una vez se termine el combate.

 

Para conseguir el extra de cada uno, tenemos que avanzar hasta llegar al Mercado Muro. Una vez pasemos la parte de la historia donde superamos unas rondas especiales en el coliseo de Don Corneo, podremos luchar en el mismo cuantas veces queramos. Según vayamos avanzando en la trama, se irán desbloqueando nuevas pruebas con diferentes modificadores y premios. En concreto, las que se llaman «X personaje VS manda salvaje», tendrán como recompensa objetos que nos permiten desbloquear los citados límites.

Así mismo, existe un tercer límite equipable para todos los personajes llamado Clarividencia. Para conseguirlo tenéis que completar una serie de pruebas de Chadley para que os permita comprar la materia que lo habilita. Se trata de una acción que nos permite añadir una tercera barra de BTC para lo que resta de la batalla. Incluso puede mejorarse con un amuleto para que añada una cuarta.