Comparativa entre Crash Bandicoot N. Sane Trilogy y el original

Activision ha preparado una comparativa entre Crash Bandicoot N. Sane Trilogy y el original para que podamos ver de primera mano lo bien que le ha sentado a Crash la puesta al día.

Activision, que últimamente anda liada con zombies, ha mostrado una comparativa entre Crash Bandicoot N. Sane Trilogy y el original. Habíamos podido ver las lindezas del bueno de Crash en este nuevo remaster con algún que otro gameplay, desde luego. Ahora lo hacemos de nuevo echando un vistazo a una ventana al pasado junto a la del presente. Concretamente estamos mirando al año 1997, pues la comparativa muestra un nivel de Crash Bandicoot 2. Los que lo jugaron en su día seguro que recuerdan el nivel, pues fue uno de los más representativos de la saga de PlayStation.

Vuelve la nostalgia

Se trata de un breve fragmento del nivel de Crash Bandicoot 2 que tenía por nombre Un-Bearable. Un curioso juego de palabras entre unbearable (inaguantable) y Bear (oso). Y es que los juegos de Crash derrochaban humor marca Naughty Dog por los cuatro costados de la 32 bits. En cuando al vídeo, como habréis podido comprobar, habla por sí solo. El lavado de cara gráfico es más que evidente. Pese a no ser una maravilla de la ciencia moderna, sí que muestra un conjunto gráfico muy resultón.

Comparativa entre Crash Bandicoot N. Sane Trilogy y el original

Este homenaje  la nostalgia que es Crash Bandicoot N. Sane Trilogy estará disponible el próximo 30 de junio en PlayStation 4. No está claro si la consola de Sony será la única que reciba esta buena dosis de plataformas noventeras. De momento Crash vuelve de manos de Activision al que fue su hogar original en PlayStation. No sería de extrañar, de todas formas, que al buen marsupial le de por aparecer en otra plataforma, incluido PC. En apenas un mes y poco podremos disfrutar de aquellos míticos niveles que algunos vivimos en nuestra más tierna infancia. No será por falta de ganas, culpables. Y es que la nostalgia es un poderoso factor a tener en cuenta.