Comparativa entre PS4 Pro, PS4 Slim y PS4

Hoy no solo se ha confirmado la ya evidente existencia de Playstation 4 Slim, sino también la nueva en la familia Playstation 4 Pro. Estas dos junto a la Playstation 4 normal forman un trío curioso, y las diferencias no solo se ven por fuera, sino en el interior de cada consola. Por eso hemos preparado una comparativa para ver cuáles son las principales diferencias entre ellas.

Lo primero que salta a la vista, obviamente, es la diferencia de tamaño entre las tres consolas. La Playstation 4 Slim hace honor a su nombre siendo la más pequeña, mientras que la Playstation 4 tiene un piso más y Playstation 4 Pro es Playstation 4 Slim con una reforma a gran escala para hacer unos grandes almacenes. Además el diseño cambia un poco, siendo más parecido el de Playstation 4 Slim y Playstation 4 Pro. Parece un maldito trabalenguas esto…

Pero vayamos a lo que nos importa: a lo de dentro. ¿Cuán diferente es Playstation 4 de Playstation 4 Pro? ¿Merece la pena el cambio por la nueva potencia? Pues vamos a ver las especificaciones de las tres consolas de la mano de Videogamer a ver qué nos parece:

Playstation 4:

  • Procesador x86-64 AMD Jaguar de 8 núcleos
  • GPU de 1.84 Teraflops AMD next-generation Radeon
  • 8GB de RAM GDDR5
  • 500 GB de disco duro

Playstation 4 Slim:

  • Procesador x86-64 AMD Jaguar de 8 núcleos
  • GPU de 1.84 Teraflops AMD Radeon Based Graphics Engine
  • 8GB de RAM GDDR5
  • 500 GB de disco duro (al menos es más fácil de cambiar)

Playstation 4 Pro:

  • Procesador x86-64 AMD Jaguar de 8 núcleos
  • GPU de 4.20 Teraflops AMD Radeon Based Graphics Engine
  • 8GB de RAM GDDR5
  • 1TB de disco duro

Pese a que la diferencia en los principales componentes no parece mucha, el procesador que incluirá tanto PS4 Slim como PS4 Pro es distinto al de PS4. Además de esto, hay un buen número de cambios en la composición de la consola que podréis ver a vuestro gusto en las siguientes imágenes:

 

Destaca especialmente el HDR presente tanto en PS4 Slim y PS4 Pro, así como que esta última también tiene salida de audio óptico. También vemos especificaciones sobre la temperatura, los USB, las conexiones Ethernet y demás, pero quizá lo mencionado es lo más relevante.

Queda claro que “el gran cambio” se nota si pasas de una Playstation 4 a una Playstation 4 Pro. Aún así, eso y su aumento gráfico a algunos juegos no sé yo si merece la pena este salto. Al fin y al cabo, la decisión final es de cada uno de nosotros. ¿Cuál es vuestra opinión, culpables?