Condenados al Olvido - Nier

¿Joya infravalorada o bodrio infumable? La polémica está servida con Nier, videojuego que salió en PlayStation 3 y Xbox 360.

A pesar de pertenecer a géneros y estilos muy distintos, los juegos que han aparecido hasta ahora en esta sección (excepto Akai Katana Shin, por el que siento una especial predilección) han tenido para mí un punto en común; y éste no es otro que el hecho de que a pesar de que empecé a jugarlos sin hacerme grandes ilusiones, finalmente todos consiguieron, en mayor o menor medida, dejarme un buen sabor de boca.

CONDENADOS NIER

En el caso de Nier, en cambio, me ha pasado más o menos lo contrario. Harto de leer maravillas sobre él en algunos foros y de verlo aparecer en las típicas listas de juegos “infravalorados” pensaba que sería el candidato perfecto para esta sección. Sin embargo, quizá por esto que os digo de que en esta ocasión sí que partía con importantes expectativas, una vez le he podido echar el guante… la verdad es que me ha dejado un poco frío.

Pero empecemos por el principio. Nier es un atípico Action RPG desarrollado por el estudio Cavia bajo la producción y distribución de Square-Enix. Y decimos atípico porque su argumento, algo oscuro y enrevesado, y su protagonista, bastante alejado del clásico guaperas con pintas de estrella de J-Pop, no están muy en la línea de lo que Square-Enix nos tiene acostumbrados en los últimos años.

En un mundo de estética neo-medieval, y más de un milenio después de que nuestra civilización sufriera un terrible cataclismo, los humanos que quedan se enfrentan a la amenaza de unos extraños seres llamados “Shades” (sombras) y a una misteriosa enfermedad incurable conocida como “Black Scrawl”. En este contexto, asumimos el papel de Nier, un hombre maduro que sobrevive junto a su hija enferma realizando pequeños encargos para los aldeanos mientras sufre desesperadamente por no poder hacer nada por salvar a su hija del Black Scrawl. En uno de sus trabajos explorando unas ruinas, Nier se encuetra con Gromire Weiss, un libro mágico parlante que… Bueno, mejor averiguáis vosotros como sigue culpables ya que el argumento es, junto con la magnífica banda sonora, uno de los pocos aspectos en los que el juego destaca gracias a su enfoque maduro, complejo y con giros bastante currados, así que no vamos a destriparlo.

¿Por qué decimos que hay pocos apartados destacables?… Pues casi mejor no preguntar. El juego te pega la primera, y bien gorda, en toda la cara con un apartado visual muy decepcionante. Decir que Nier tiene aspecto de juego de la generación pasada es ser demasiado benevolente.¡Pero si hay juegos de PS2 con mucho mejores gráficos! Kilómetros y kilómetros de texturas planas, abuso del efecto niebla o un popping que ni los primeros juegos de la Sega Saturn son sólo algunas de las lindezas que sufriremos a lo largo de sus muy amplias y variadas localizaciones. Los abundantes cambios a una perspectiva cenital o lateral (especialmente en interiores) tienen su encanto, ya que si eres un poco nostálgico te recordarán a los grandes juegos de rol de Megadrive, SuperNes o PSX; pero, a pesar de todo, es un apartado gráfico inadmisible para un juego de 2010.

Nier

Tampoco mejora demasiado el tema en el plano jugable. Es cierto que estamos en un action RPG y no en un hack’n slash pero, aún así, contamos con muy pocos movimientos ofensivos. Aunque hay una importante cantidad de armas y, además, éstas se pueden mejorar de diversas maneras, al final todo queda en nada ya que acabaremos hartos de hacer siempre los mismos golpes. Los hechizos que nos proporciona Grimorie Weiss aportan un poquito de variedad al combate; lástima que tampoco tenemos muchos disponibles ni son muy vistosos. ¿Y qué hay de los enemigos?  Más de lo mismo pues, salvo los jefes finales, son un auténtico despropósito tanto en diseño como en inteligencia.

Para rematar la faena, llega Square-Enix y termina de dar la puntilla a su propio juego distribuyéndolo con voces y subtítulos sólo en inglés; algo especialmente grave en un título en el que el argumento tiene un peso fundamental en la aventura. Además, las charlas entre Nier y Grimoire Weiss son constantes durante las peleas con lo que posiblemente, si no tienes un muy buen nivel en este idioma, se te escapen muchos diálogos y frases importantes para sacarle todo el partido a la historia.

Eso sí, lo que no se le puede negar a Nier es que es un juego largo. Sólo con las misiones de la trama principal, el juego puede durar ya más de 20 horas; tiempo que pude aumentar considerablemente si nos entretenemos con sus múltiples minijuegos (pescar, cosechar…) o misiones secundarias. Y como nos pongamos ya a desbloquear los 4 finales distintos que el título tiene, nos vamos a una duración que puede sobrepasar de largo las 35 horas.

Nier

En resumidas cuentas, estamos ante uno de los juegos que ha causado mayor diversidad de opiniones entre la comunidad gamer en estos últimos años. Para algunos estamos ante una obra maestra y uno de los mejores RPG’s de la generación. Para otros, se trata de un juego lineal, aburrido y técnicamente muy deficiente. Permitidme que yo me coloque en un punto medio reconociendo sus virtudes y sus defectos: Nier es un juego con un guión excelente y con una impresionante banda sonora cargada de temas vocales y melancólicos pero que, lamentablemente, flojea tanto en el resto de apartados técnicos y jugables que sólo podrá ser disfrutado y apreciado por los jugadores que cumplan un perfil muy concreto. Si eres un enamorado de RPG´s clásicos como Zelda, Alundra o Light Crusader; si para tí un buen argumento tiene mucha más importancia que los gráficos y si tienes un muy buen nivel de inglés, Nier te encantará. Si no cumples con estos requisitos pero te atrae el género del action RPG tienes alternativas mucho más interesantes como Dark Souls.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=qBk-u8nuFvY[/youtube]