Así que quieres una tele nueva y con todo lujo de detalles, ¿verdad? Acompáñanos, que te vamos a dar unos consejos para comprar tu televisión 4K HDR según tus necesidades.

Tras leer esta pequeña guía con consejos para comprar una televisión 4K HDR, seguro que se te pasan los sudores al ver que en la tienda hay más de cien modelos, e incluso puedes presumir de conocimientos ante el vendedor que te atienda.

Si vas a comprarla por internet en tiendas como Amazon, estos consejos también te ayudarán, porque, asumámoslo, muchas veces nos tiramos a la piscina de las especificaciones técnicas y acabamos pidiendo el salvavidas a gritos. Nosotros, por si acaso, ya hemos escogido por ti los mejores televisores 4K HDR de 2018, pero si no te convencen, te dejamos que adquieras conocimiento para seleccionar tu favorito.

No entraremos en temas de tamaño de la pantalla, pues es algo que depende del espacio que tengamos entre el lugar donde vamos a colocar el televisor y el sitio donde nos sentamos a verlo. La distancia recomendada varía, pero suele andar por los dos metros. Si tienes problemas para saber cuánto mide la pantalla que deseas comprar, puedes usar un conversor de medidas como Pulgadas a CM.

¿Qué resolución me conviene?

Comenzaré por lo primero que suele mirar todo el mundo cuando busca un nuevo televisor, la resolución. Primero hay que diferenciar entre 4K y UHD (Ultra High Definition). Hay que tenerlo en cuenta porque aún siendo parecido no es lo mismo y muchas veces intentan colárnosla.

La resolución del 4K real es 4096 x 2160 mientras que la de UHD es 3.840 x 2.160. Muchas marcas publicitan sus modelos como 4K/UHD cuando realmente sólo son lo segundo. Es cierto que la diferencia no es mucha pero no son lo mismo. Otro punto importante es si esa resolución es nativa o no. Por ejemplo una pantalla en UHD nativos también va a mostrar contenido en FullHD (1920 x 1080). La diferencia es que este es reescalado, de modo que no se verá igual de bien que en un televisor Con Full HD nativos. Aunque apenas lo notaremos.

Lo importante aquí es lo que vosotros necesitéis. Si poseéis la PS4 o la Xbox One básicas, los juegos no superarán los 1080p, por lo que no vais a notar mejoría en la imagen. Si por el contrario tenéis las versiones Pro de Sony o X de Microsoft si le sacaréis partido.

Algunos títulos pueden llegar al UHD nativo principalmente en la One X, y muchos llegan al 4K dinámico o al 2K. La resolución dinámica es como la nativa, pero dependiendo de la carga gráfica en ciertos momentos fluctuará bajando de calidad. Si bien al reescalarse apenas notaremos el cambio. Lo seguro es que ahora mismo ningún título llega al 4K nativo. Por ello ahora mismo mi recomendación sería coger una pantalla máximo con UHD, puesto que el 4K no lo vais a aprovechar.

consejos para comprar una televisión 4K HDR

¿Son importantes los hercios?

El segundo punto más importante para mí es la tasa de refresco o coloquialmente hablando, los hercios. Esto es el número de veces que una imagen se refresca cada segundo. En definitiva lo suaves o fluidas que podemos apreciar las imágenes en movimiento. Por ejemplo un televisor HD de 60Hz refresca una imagen 60 veces por segundo. Los hercios van de la mano con los Fps o Frames por segundo de los juegos, ya que estos son la cantidad de imágenes que se muestran por segundo.

Por norma general las pantallas FullHD suelen tener 60Hz, que es lo mínimo recomendable para los videojuegos. Eso sí, aseguraos que estos sean reales puesto que muchos fabricantes utilizan tecnología para “subir” la cantidad que tienen en realidad. Aquí lo importante es que si un juego llega a 60 Fps, vuestro televisor tenga mínimo 60Hz auténticos. Si por ejemplo tuvierais un monitor de sólo 50 Hz no estaríais viendo el título realmente a esos 60 Fps.

¿Qué es el HDR?

El HDR (High Dinamic Range) ofrece más contraste entre colores oscuros y brillantes, además de  un mayor número de colores. hace que los colores brillantes destaquen y que los colores oscuros sean realmente oscuros. En resumen, lo veremos todo de manera más viva o real.

Aunque hay alguno más los estándares ahora mismo son tres, el HDR10, HDR10+ y Dolvy Vision. Realmente el segundo es la versión actualizada del primero. No voy a ponerme a explicar las diferencias entre ambos, puesto que lo importante aquí es saber cual soporta nuestra consola. En ambos casos la respuesta es el HDR10 y su versión plus. Bien es cierto que en la consola de Microsoft algunas aplicaciones de vídeo soportan Dolby Vision. También en la mayoría de los casos los televisores con Dolby soportan el HDR10, pero no todos.

consejos para comprar una televisión 4K HDR

Los colores son más vivos con HDR

¿Qué tipo de panel me conviene?

Aquí tenemos tres tipos que son LED, OLED y QLED. tampoco voy a explayarme mucho en lo que ofrece cada uno más allá de lo básico.

Las pantallas LED (Light Emiting Diode) utilizan diodos blancos que iluminan desde atrás los píxeles de color. Los paneles QLED (Quantum Dot Light) son una evolución de los anteriores con la salvedad de que en estos, los píxeles pueden activarse de manera individual. Esto mejora el contraste y los acerca a la calidad de los OLED. Estos últimos producen su propia luz lo que permite controlar el brillo píxel por píxel. Son las mejores pero también las más caras.

Aquí ya es personal de cada uno si gastarse más en un televisor por una tecnología u otra. La verdad es cualquiera nos va a dar buena calidad de imagen. De todos modos la opinión de la mayoría es que las OLED son las que mejor se ven, aunque también son las de mayor precio.

consejos para comprar una televisión 4K HDR

Las pantallas OLED suelen ser las más finas y también las de mayor precio

¿Cómo influye el Input Lag?

Por último, algo que debemos tener muy en cuenta es el Input Lag nativo del televisor. Esto es el tiempo que pasa desde que la imagen es generada por la consola hasta que se ve en la pantalla. Esto es muy importante a la hora de jugar. El recorrido desde que pulsamos el botón en el mando hasta que lo vemos reflejado debe ser el menor posible. Más aún en los títulos multijugador, en los que una milésima de segundo puede decidir una jugada. Por lo tanto lo mejor es buscar un televisor con un input lag de 30 milisegundos o menos y mejor si el televisor tiene un modo juego.

Estos son los puntos más importantes a la hora de comprar un televisor 4K HDR. Por ejemplo el que sea Smart TV o no, es más cuestión personal de cada uno. También están las pantallas curvos, pero sólo son recomendables si vas a jugar cerca y centrado. De este modo son muy inmersivos, pero si no es el caso no sale a cuenta. En fin culpables, esperamos que esto os ayude a tomar una decisión para acompañar a vuestra PS4 o Xbox One.

Allons-y!

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of