Si quieres dominar el mundo, además de Youtube, Android y Chrome necesitas algo más. Por eso, puede que la consola de videojuegos de Google sí que sea algo más que un rumor.

SI nos dijesen que Google quiere hacer una moto acuática capaz de surcar los cielos y llegar al espacio, sinceramente, nos lo creeríamos. No hay nada, o casi nada, que esa compañía no se atreva a hacer. Así que cuando aparecen los rumores de una consola de videojuegos de Google, la cosa parece aún más factible.

Estos chismes los extiende Kotaku. La web que suele filtrar varias cosas de este estilo (y pocas veces se equivoca) afirma que ha “escuchado” turbios misterios en los pasillos ocultos de la compañía. En verdad dice que tienen fuentes que les dan información sobre estos planes de futuro. Pero lo mío queda más poético y divertido.

¿En qué consistirían estos planes de Google? Pues bien, en hacerse con el dominio mundial del videojuego poco a poco. Sería un plan en tres fases. El primero de ellos sería desarrollar una plataforma en streaming (o algo similar). El segundo el del desarrollo de hardware (consola) propio. Y el tercero, el de atraer empresas desarrolladoras para que trabajasen como first parties bajo su logo. Simple, sencillo y, siendo Google, eficaz y plausible, desde luego.

Las primeras fases ya las hemos visto. La compañía ha ido pegando tumbos de aquí para allí con intentos de acceder al mercado del videojuego. Google Play fue uno de sus pasos más de bebé, pero también hemos visto muchos rumores acerca de sus plataformas y demás.

De dominar al streaming a hacerse con desarrolladores

Según Kotaku, el primer paso de la compañía sería hacer algo así como una plataforma de streaming en la que jugar a los juegos sin importar el software. Así, las fuentes de la web afirman que lo describen como “jugar a The Witcher III en una tablet usando Chrome”.

Una ida de olla. Lo sé. Pero vuelvo a repetirlo. Es Google.

Según parece, esta plataforma tendría por nombre clave Yeti y ya habría sido presentada a algunos desarrolladores. Los escenarios habrían sido la Games Developer Conference o este propio E3 2018.

También hemos visto cómo la compañía se ha hecho con los servicios de grandes desarrolladores de videojuegos. Pero ahora, nuevamente según Kotaku, parece que la cosa ha pegado un nuevo paso y ya no busca personas. Busca equipos completos.

Todo esto hace pensar que, en efecto, Google está detrás de algo grande en el mundo del videojuego. Y que su consola física llevaría por bandera el tema del streaming. Pero, cuidadín, culpables. No sería ni el primero ni el último proyecto que la compañía empieza y abandona.

Tratándose de Google… todo es posible.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of