Muy parecidos a los de Devil May Cry 4, vemos que los controles de Nero en Devil May Cry 5 tienen algunas diferencias y ausencias.

Hoy en Reddit se ha filtrado una imagen de los controles de Nero en Devil May Cry 5. Para el ojo no HECSPERTO, pueden parecer exactamente los mismos que los vistos en Devil May Cry 4. Pero no.

En el tráiler visto en el E3 2018 de Los Ángeles, vimos que los movimientos de Nero son los mismos que los que tiene en Devil May Cry 4. La postura al disparar, los combos con la espada Red Queen… Pero existen diferencias, pues nuestro cazador de demonios ahora tiene un brazo diferente.

Su brazo robótico le permite hacer nuevas locuras. Una de ellas, es la posibilidad de lanzar el brazo a lo Mazinger Z y golpear a todo demonio. Incluso puede montarse sobre él.

Otro “poder” que tiene Nero es la posibilidad de frenar los movimientos de un enemigo. Es algo que ya comenté en su día, pero en el tráiler se puede ver que un demonio está en una especie de burbuja que lo frena.

controles de Nero en Devil May Cry 5

Controles de Nero en Devil May Cry 5

Los controles de Nero en Devil May Cry 5 muestran lo típico. Ataque con espada, con el brazo, salto, disparo y el apuntado automático (¡NECESARIO EN TODO DEVIL MAY CRY!).

Pero lo que no vemos son dos cosas. Una es la posibilidad de cambiar de estilo de combate. Se rumoreó en un principio que en esta quinta parte Nero tendría estilos de combate a lo Dante Sparda. Pero la imagen no muestra nada de su existencia. De haberlos, lo más normal es que estos se cambien con la cruceta.

Otro cosa interesante es que no hay botón para el Devil Trigger. Parece que mientras Nero no recupere su brazo, no podrá transformarse en Demonio. Bueno, exactamente no se transformaba en demonio. En Devil May Cry 4 aparece un aura enorme de color azul muy poderosa.

Puede que todo lo que haya dicho exista más adelante en la historia. O puede también que hayan hecho la foto con tan mala leche que han cortado parte de los controles. Pero me extraña mucho, pues ahí me faltan cosas. ¿Tampoco hay botón para chulearse?