Cory Barlog ha hablado sobre uno de los ejes del nuevo God of War: la relación entre Kratos y Atreus. El chaval tendrá tanta importancia en la historia como en la batalla.

Cory Barlog, mente tras la nueva entrega de God of War, ha hablado sobre la relación entre Kratos y Atreus. “Mira, Kratos necesitaba un cambio” es la frase que introduce el plano familiar de la relación, pero también hay tiempo para hablar de cómo se parten cabezas en el juego.

Barlog explica, en palabras para el blog de Playstation (al que podéis echar un vistazo si queréis ver la entrevista completa, aunque está bastante mal escrita), que Kratos era un personaje diseñado para ser odiado. Sin embargo, ahora están “intentando hacer de él un personaje por el que te preocupas”. El eje de este cambio es, precisamente, su nueva familia; Atreus es el verdadero canalizador de la madurez del Fantasma de Esparta.

Para esto, insistió en que el chaval no podía andar por ahí tocando las narices. Por eso mismo, a la hora de jugar, el chico podrá valerse por sí mismo y, además, las interacciones con su padre serán lo suficientemente ágiles y fluidas como para que no hagan del combate uno muy lento. El niño, incluso, podrá hacer cosas que no están al alcance de Kratos, como magia o leer runas. El vídeo puesto más arriba sintetiza las opciones que ofrecerá Atreus al combate, que no son pocas.

En pocas palabras, Atreus es la prueba más directa del nuevo rumbo que quería darle Barlog a la saga. Su presencia permite más espacio para el drama, para explorar la profundidad de Kratos y, cómo no, para reventar a una buena cantidad de enemigos. Porque se evoluciona, pero hay cosas que nunca cambian.

[amazon_link asins=’B01H208XHW’ template=’ProductCarousel’ store=’guil0f-21′ marketplace=’ES’ link_id=’a3d3d69d-2ece-11e8-a1b4-111d5c1e18e0′]

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of